Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por Gerardo Rojas

15 de Octubre: Del triunfo electoral al avance político Revolucionario

Venezuela | 17 de octubre de 2017

imprimir
JPEG - 101.2 KB
Foto: Archivo.

El pueblo de Venezuela una vez más da una lección política al mundo, a propios y extraños, rearma vías para el avance, despeja caminos para el triunfo de la paz y del ejercicio de la política, por lo menos en teoría. En cualquier país del “mundo democrático”, luego de un triunfo contundente en el campo electoral, se avanzaría en un ciclo de estabilidad política, pero estamos en la Bolivariana Venezuela, en el marco de una disputa global por un nuevo reacomodo de lxs poderosos.

La vergonzosa, confusa y desorientadas declaraciones de parte del comando de campaña de la MUD, luego del anuncio del CNE de los resultados, evidencia una vez más su crisis interna, consecuencia de la disputa por definir entre los diversos factores quien asume el papel de interlocutor del imperio y quien capitaliza internamente la actual crisis asumiendo la conducción de un hipotético gobierno, y del fracaso de sus acciones para tratar de lograr ambos objetivos. Su desarme es evidente, al punto que el cipayo a cargo del ministerio de colonias, la OEA, les increpo públicamente como nunca antes, en una clara muestra de que sus amos no están a gusto con sus lacayos y tendrán que asumir directamente la tarea.

La fortaleza interna de la Revolución, consecuencia lógica del nuevo mapa político, acelera lo ya evidente, el ataque internacional pasa a una nueva fase. Las infames declaraciones de Shannon, Santos, la Unión Europea y sobre todo Almagro, quien pone en la mesa una ruta que respalda directamente a lxs representantes del fascismo en el país y devela acciones ya usadas en otras latitudes, el gobierno en el exilio, como una de ellas. Sin lugar a dudas, la media luna que se concreta el domingo con el triunfo opositor en los estados Zulia, Táchira y Mérida de seguro tendrán su papel en función de dichos planes.

Sin ánimos de minimizar los peligros del avance territorial de la oposición en la frontera con Colombia, toca enunciar algunos elementos a favor: no es la primera vez que la revolución tiene esas gobernaciones en contra (sin duda en otras circunstancias pero igual se tiene ya experiencia en ese sentido), ya existe un despliegue militar reforzado en la zona en el marco de la coyuntura de la ofensiva fascista reciente, además el gobierno y la Asamblea Nacional Constituyente tienen mecanismos institucionales para neutralizar parte de las posibles acciones contrarias a la paz y a la constitución. Eso si, toca estar atentos no sólo a los peligros de escala regional, toca diseñar mecanismos de protección a la militancia chavista de esos territorios, que incluso permitan el encuentro y la unidad para afrontar el escenario que se presenta. Repito, sin minimizar los peligros, se toma nota a la guerra avisada.

*Maduro artífice del triunfo de la Paz*

Luego del 15-O el Presidente Nicolás Maduro reafirma su liderazgo y el carácter de conductor de la Revolución Bolivariana, en contra de todo pronóstico (incluso de las mismas fuerzas revolucionarias) ha sorteado la más dura crisis política que ha sufrido la revolución. La muestra evidente del triunfo de su fórmula para ir despejando los obstáculos, es que la paz reina en el país. Ha sido su principal triunfo y el nuestro como pueblo, uno que no será dimensionado a cabalidad sino en años próximos, son los logros que se valoran mejor en perspectiva porque definen la viabilidad de un posible plan para el avance. Por ello es fundamental que la paz sea resguardada en todo escenario, por ello los planes que ejecuta el adversario atentan directamente contra ella.

Además, en palabras luego del anuncio de los resultados, deja claro que es un proceso que trata de impulsar desde una “dirección colectiva de la revolución”, así que es un triunfo que asume compartido, es un gesto necesario que debe ser profundizado, ampliar esa instancia a otras fuerzas y sectores políticos es fundamental.

Es evidente que la crisis política que se viene sorteando no es la única, la económica tiene un gran peso en nuestro pueblo. El Presidente Maduro lo sabe, todo el gobierno también. Toca asumir lo expuesto por el Comandante Chávez como una posible explicación de la falta de acción decidida en ese campo: primero la revolución política, luego la económica. Ya tiene el gobierno, en términos políticos, las herramientas para el avance. La celebración del triunfo debe conectarse con la acción decidida para revertir la dura situación económica que vivimos, ya no hay más tiempo, es la tarea revolucionaria que debe honrar el triunfo de la democracia bolivariana.

*Se avanza en la reconfiguración de la maquinaria electoral*

El triunfo del 15 de octubre también consolida el avance de una evidente reconfiguración de la maquinaria electoral, puesta a prueba para la Asamblea Nacional Constituyente y afinada en esta ocasión. Una maquinaria que teje una estructura desde sectores que vienen siendo atendidos por diversas necesidades y son conectados con la base previa existente en los territorios, en parte esta tracción política/social define, por lo menos en teoría, la movilización.

Aquí se debe tomar nota clara del ciclo culminado con la derrota electoral de las elecciones a la Asamblea Nacional del 2015. Las fórmulas de maquinaria electoral, por muy eficiente que sean, deben ser fortalecidas desde dinámicas conectadas con las ideas fuerzas que motorizan las tareas estratégicas de la revolución, caso contrario son estructuras que tienden a estar al servicio del clientelismo, expresión concreta del rentismo que debe ser superado como cultura política.

Es evidente que el triunfo no sólo se explica desde allí, desde la acción de la maquinaria, hay varios factores a tomar en cuenta, la desmovilización de parte del voto duro opositor una de las más evidentes pero de seguro no la única, toca con números en mano, por territorios específicos, analizar para asumir los aprendizajes y corregir los errores, que tienden en momentos de triunfo ser invisibilizados.

Así que en el marco de la celebración de merecidos triunfos, toca avanzar en dos planos de forma simultánea, consolidar la reconfiguración de la maquinaria (nuevos retos electorales están en el horizonte, las presidenciales uno fundamental) y avanzar en la reconstrucción de una hegemonía efectiva para el reimpulso revolucionario. Convertir triunfos tácticos en estratégicos, allí una tarea clave.

*Retomar el sendero de la ofensiva con ensayos constituyentes*

Retomar la ruta del triunfo electoral exige retomar la ruta del triunfo político en sentido amplio. Toca asumir que la dinámica en esos dos planos, por decirlo de alguna forma, fue permanente en el Comandante Chávez, evidencia que lo demuestre sobran. Es comprensible que en el marco de la crisis política se priorizo el avance en términos tácticos pero toca aprovechar cada espacio conquistado en función de reposicionar las tareas que definen el proceso venezolano como Revolución más allá del avance en términos sociales.

Las gobernaciones y los Municipios en manos de la revolución, pero también los territorios con administraciones de oposición (en los cuales toca diseñar formulas específicas para retomar la mayoría), deben ser territorios para el ensayo de lo nuevo, la ANC puede y debe en ese sentido legislar, asumiendo lo mejor de lo ya contemplado en el marco jurídico vigente (como les leyes del poder popular) y lo presentado en la reforma constitucional por el Comandante Chávez para reconfigurar territorios desde las lógicas de la nueva geometría del poder, la nueva institucionalidad, los espacios de cogobierno y sobre todo del autogobierno popular.

Así construir laboratorios políticos que generen insumos concretos a la ANC para su tarea de construcción de la constitución, y a su vez, potenciar y/o desarrollar un acumulado político cualificado para avanzar, sumado a una necesaria actualización de las claves del Polo Patriótico, no visto como espacio burocrático, fichas para un tarjetón electoral, sino como entramado que impulsa la unidad desde un plan político revolucionario, conectado con las demandas históricas del poder popular, con el pueblo que se organiza para defender la revolución construyendo el socialismo (en los consejos comunales, comunas, por lxs trabajadores(as), por el campesinado, por sólo nombrar algunos casos), siendo parte del mismo.

Estos días deberían asumirse no sólo para iniciar nuevas “gestiones” en gobernaciones, sino para iniciar un nuevo ciclo que apunte a consolidar la unidad de las fuerzas para la batalla que se avecina, el imperio y sus lacayos ya la vienen anunciando. Consolidar victoria política convirtiendo triunfos tácticos en estratégicos, avanzar en victorias económicas que den respuestas al día a día pero también a correcciones estructurales, acordes con los postulados de la revolución bolivariana: allí una fórmula para conjurar el plan del enemigo que no cesara nunca en sus embestidas.

Sepan bien que aquí tendrán, los que hoy pretenden dar órdenes desde la prepotencia imperial, al pueblo de Bolívar y Chávez en lucha y victoria.

@GeRojasP

Categorías: - -

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Ultimas de Venezuela

Más sobre Venezuela »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS