Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Noticias » Colombia

Abandono del Estado y corrupción de los gobernantes

Afros e indígenas en el Chocó: “Vamos a reclamar lo que nos merecemos, vida digna”

Colombia | 30 de octubre de 2015

imprimir

Por Colombia Informa, especial para Periferia*.

Representantes de los Consejos Comunitarios de la población afro y de los Cabildos indígenas de toda la región del Alto Baudó, en el Chocó, realizaron los pasados días una asamblea interétnica; tomaron la decisión de movilizarse hacia la cabecera municipal y realizar un Minga que haga visible los reclamos de las comunidades. Abandono del Estado y corrupción de los gobernantes son los principales señalamientos que hacen los pobladores. Piden que el gobierno cumpla, detenga las fumigaciones con glifosato y se aprueben proyectos para incentivar la soberanía alimentaria.

Las canoas fueron llegando al corregimiento de Puerto Martínez, donde se haría la asamblea, desde la primera hora del jueves. La región del Alto Baudó se extiende a lo largo del río Baudó pero también abarca los afluentes de los ríos Dubasa, Nauca, Amporá y Apartadó, por eso algunos representantes debieron viajar hasta 12 horas para llegar. Las instalaciones de la escuela brindaron el lugar adecuado para la asamblea; los niños estaban por esos días sin clases ya que el único maestro destinado a Puerto Martínez no andaba llegando al pueblo. La expectativa por la reunión era grande: hay que remontarse más de diez años atrás para recordar otra ocasión en la que se haya convocado a una misma reunión municipal a los representantes afro e indígenas por igual para movilizar por sus derechos. Por lo general cada etnia tiene su estructura organizativa, pero esta vez la convocatoria fue para todos.

Tanta expectativa se generó durante los días previos que no faltaron quienes, vinculados a los sectores políticos en el gobierno, quisieron confundir a la población. "Han dicho que convocaba la guerrilla, que quienes vinieran a la asamblea se iban a encontrar con gente armada dando órdenes, pero ya saben, aquí todo lo que se mueve a favor de la comunidad lo tildan de guerrillero", explica una mujer indígena al presentar la asamblea.

La noticia reciente de más repercusión sobre la presencia de la guerrilla en el Chocó fue el secuestro, el año pasado, de un general del ejército por parte de las FARC, a quien la malicia popular dio el apodo de ’General Papaya’, por andar muy fresco recorriendo zona de control guerrillero. Las especulaciones no se hicieron esperar, y se dijo que el hombre andaba supervisando proyectos mineros de los que sería accionista cuando fue sorprendido por la insurgencia. Pero ese caso fue más al norte, por el río Atrato. En el Baudó no están las FARC sino el ELN, quienes también han hecho lo suyo: en diciembre pasado secuestraron al alcalde del municipio, lo acusaron de corrupto y le exigieron que devuelva lo robado a las comunidades.

Esta vez el rumor que vinculaba la realización de la asamblea a la iniciativa de la guerrilla no desactivó la convocatoria, aunque los organizadores sí creen que asustó a algunos que no vinieron.

Una iniciativa propia de las comunidades

"Llegaron representantes de 69 Consejos y Cabildos de la región, eso es más del 60%; de todas formas ahora iremos a convocar a los que faltan, queremos que para la Minga estén todos" explica Patrón, líder del corregimiento de Santa Rita, uno de los referentes más jóvenes y activos de la asamblea. "Esta es una iniciativa propia de las comunidades", agrega.

Son tantas las necesidades y las injusticias que, tras horas de debate, resolvieron hacer un censo comunal para dar un orden al pliego de reclamos. Por un lado, la encuesta expondrá con crudeza estadística el abandono al que están sometidos: es una constante la falta de atención médica y sanitaria en los corregimientos, lo que varía es la cantidad de horas de viaje en canoa que los separa de la cabecera municipal donde recibir las atenciones básicas; faltan escuelas y maestros, que son designados como favor político por las autoridades y después no cumplen; las denuncias ante casos probados de corrupción con fondos públicos de parte de las autoridades no tienen dónde hacerse salvo en Quibdó, la capital departamental, para lo cual deberían viajar todo un día y sobre todo, gastar en pasajes y combustible más de lo que una familia necesita para vivir una semana entera.

Además del abandono estructural las comunidades padecen la pobreza cotidiana. Si en las últimas décadas el cultivo de coca había permitido cierta mejora económica a los pobladores del Alto Baudó que se ofrecían como mano de obra en los sembradíos, hoy día poco queda de eso. Las fumigaciones intensivas con glifosato lograron en gran medida eliminar esos cultivos en la región, sumando a la pérdida de esa posibilidad de ingresos las trágicas consecuencias del envenenamiento de alimentos, disminución de la pesca por contaminación de los ríos y enfermedades y muertes por motivos antes desconocidos.

"El cáncer no existía en las poblaciones de esta zona, los casos comenzaron con las fumigaciones" explica Milton, representante legal del Consejo Comunal de Apartadó. "Fumigan con la excusa de los cultivos ilícitos, pero el objetivo es desplazar población. Vea que los cultivos nunca están cerca de las comunidades, pero fumigan sobre las casas, en los pueblos. Hacen desplazamiento por pobreza, por enfermedades, por falta de oportunidades para los jóvenes... Porque estas tierras son muy ricas, y quieren meter a las multinacionales", explica un joven del lugar. "En mi Consejo, desde que erradicaron los cultivos perdimos hasta la electricidad. Se dañó el generador comunitario y ya nadie tiene el dinero necesario para repararlo. Entonces casi la mitad de la comunidad, los jóvenes, se fueron para la ciudad" describe el líder del Consejo de Peña Azul. Hasta allí viajamos, al sur de la cabecera municipal, donde una asamblea local ratificará los acuerdos de la asamblea interétnica regional. "Tome fotos a la iglesia, está abandonada hace años, ni siquiera el sacerdote viene por acá", se lamentan.

Los proyectos de la Cumbre Agraria

A la asamblea regional fueron invitados representantes de Asoquinchas, una asociación chocoana dedicada al fomento de procesos étnicos y pluriculturales, y del Coordinador Nacional Agrario -CNA-, la organización campesina del Congreso de los Pueblos. Ana, una indígena de la etnia wounaan, vino en representación de Asoquinchas y explica en la asamblea: "Estamos en relación con el CNA y ahora con la Cumbre Agraria, que reúne al conjunto de las organizaciones sociales, étnicas y campesinas; después de los paros de 2013 y 2014 estamos gestionando ante el gobierno proyectos de fomento a la soberanía alimentaria para el Chocó". Su intervención motiva a los líderes de la región, quienes a su turno replican con preguntas y pedidos de precisiones: qué proyectos, a qué comunidades beneficiarán, en qué plazos. "Si el gobierno no cumple para fin de año, en 2016 volverá el paro", explica la mujer. "Para erradicar los cultivos ilícitos dañaron los alimentos, entonces ahora el Estado tiene que reparar eso; vamos a presentar proyectos de seguridad alimentaria, poner nuestra expectativa en eso", razona Milton, del Consejo de Apartadó.

Si el gobierno cumple con los compromisos asumidos ante la Cumbre Agraria, a las comunidades del Alto Baudó deberá llegar ayuda económica para reimpulsar la siembra de plátano, maíz, arroz, árboles frutales y madereros. Esos proyectos también proponen mejorar la infraestructura comunitaria, a través de la construcción de casas culturales; y productiva, por medio del montaje de trapiches para el proceso de la caña de azúcar y procesadoras para el arroz. A partir de eso, Asoquinchas pretende impulsar microempresas arroceras y paneleras en la región. " Nunca hubo aquí ese tipo de experiencias productivas", agrega la mujer.

Es viernes, pasado el mediodía, y tras dos jornadas de debate la asamblea interétnica llega a su fin. Los líderes regionales, presidentes de consejos comunales y gobernadores de cabildos indígenas organizan el regreso a sus corregimientos y resguardos. En cada comunidad deberán socializar los debates, realizar el censo comunal y alentar la organización de la Minga para el mes de noviembre. Las últimas palabras de la asamblea reflejaron conciencia, entusiasmo. "En el Chocó no somos pobres, nos hacen pobres los gobernantes" reflexionó un líder afro. "Por eso, preparémonos para reclamar lo que nos merecemos, una vida digna", replicó una mujer.

- - -

* Publicado en la edición impresa de Periferia - Prensa alternativa n° 111

Categorías: - - - -

Ultimas Noticias

Más Noticias »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2016
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS