Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube
Portada » Noticias » América Latina y Caribe

Viceministro de Venezuela para América del Norte

Carlos Ron: "el Instituto Simón Bolívar es un espacio de encuentro y de articulación para la paz"

América Latina y Caribe | 8 de septiembre de 2020

imprimir

El pasado 6 de septiembre, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro anunció la creación del Instituto Simón Bolívar para la Paz y la Solidaridad entre los Pueblos. El Simón Bolívar tendrá como sede la cancillería venezolana y su objetivo será organizar la solidaridad con todas las luchas sociales.

Alba TV conversó con Carlos Ron, presidente del Instituto y Viceministro para América del Norte. Lxs invitamos a leer nuestro diálogo en pleno lanzamiento del Simón Bolívar para el mundo.

¿Cuál es el objetivo principal y urgente de crear el Instituto Simón Bolívar para la paz y la solidaridad? ¿Por qué en este momento de pandemia y asedio mayor?

El modelo de producción capitalista atraviesa por una profunda crisis que tiene repercusiones en lo económico, en lo social, en lo ambiental e inclusive en lo político. La pandemia del Covid-19 dejó claro que el modelo alcanzó sus límites y no es capaz de garantizar la vida de las personas ni del planeta. Necesitamos un nuevo paradigma. Uno que deje de poner en riesgo la vida humana, que deje de poner en riesgo a la vida del planeta. Necesitamos un paradigma construido sobre el valor de la solidaridad, que sea la base para la organización de los pueblos y para crear nuevos modelos de sociedad.

Creemos que esto es posible, enarbolando las banderas del pensamiento y la acción de Simón Bolívar quien es el referente histórico de Nuestra América para la lucha por la emancipación, por la unidad, y por la democracia popular. El modelo sabe que está en crisis, que está condenado a muerte, pero intenta no perder su hegemonía y para esto se vuelve más violento contra cualquier alternativa que pueda surgir. Se vuelve más violento buscando asegurar para sí todos los recursos económicos. Por esas dos razones se ensaña contra Venezuela y ha emprendido en el último año una campaña de “máxima presión” que busca imponer, como ellos mismos han dicho, una Doctrina Monroe 2.0.

Nosotros tenemos nuestra doctrina liberadora, el pensamiento de Simón Bolívar para el siglo XXI, que es la lucha contra el imperialismo y contra el colonialismo que esta crisis exacerba. Es la lucha emancipadora que se da desde los pueblos, a partir de la solidaridad, para construir la paz y el equilibrio del universo.

¿Cuáles causas acompañará el Instituto?

El Instituto tiene como propósito articular la solidaridad con Venezuela alrededor del mundo. Venezuela tiene muchas amistades, muchas personas que apoyan su lucha, el derecho a su autodeterminación, que rechazan las agresiones contra el país y nosotros estaremos ahí como vehículo de constante comunicación con ellos, mejorando la comunicación entre ellos también y entre las fuerzas populares de Venezuela que también acompañan las grandes causas de la humanidad. La solidaridad es recíproca y a veces solo escuchamos hablar de la solidaridad del mundo con Venezuela, pero desde Venezuela también hay solidaridad con otros pueblos en lucha: con el pueblo de Palestina que todos los días ve su existencia amenazada, con los pueblos bloqueados ilegalmente por Estados Unidos como lo son el pueblo de Cuba o el pueblo de Irán, con el propio pueblo de los Estados Unidos que sufre ante el racismo institucional, con el pueblo de Puerto Rico que vive de crisis en crisis producto de una colonización anacrónica, con el pueblo chino contra quien Estados Unidos pretende crear una nueva Guerra Fría, con la lucha de las mujeres alrededor del mundo por acabar con las estructuras del patriarcado, con la lucha por la soberanía alimentaria y por la defensa del planeta, en fin, con todas las causas populares y contra toda injusticia, está presente la solidaridad del pueblo de Bolívar.

Un instituto creado desde el Estado ¿cómo se articulará con los movimientos sociales latinoamericanos y venezolanos?

El Instituto es precisamente un espacio de encuentro y de articulación. Tiene cabida el Estado revolucionario que se refundó en 1999, tienen cabida los partidos que luchan por el socialismo bolivariano, tiene cabida la explosión del Poder Popular que se viene construyendo en los últimos años y tienen cabida las organizaciones que luchan por la unidad de Nuestra América. Es un espacio para compartir, para intercambiar, para trabajar en conjunto.

¿Cuando hablan de solidaridad internacionalista cuál es el mensaje que están trasmitiendo y quiénes están convocados?

El internacionalismo hace parte de la visión sobre las relaciones internacionales que está plasmada en nuestra Constitución en el Artículo 152 que menciona la solidaridad entre los pueblos. En tal sentido, el mensaje que deseamos transmitir es que esa solidaridad entre los pueblos del mundo está viva en Venezuela y que las luchas emancipatorias de todos y todas son también las nuestras.

Están convocados muchos de los pueblos que por años han defendido a Venezuela, que creen en estas banderas antiimperialistas que levantamos desde aquí. Hay personalidades, académicos, intelectuales, institutos como el Tricontinental para la Investigación Social o espacios del conocimiento como la Universidad Global para Sustentabilidad, hay organizaciones que luchan por la paz y que expresan su voz en foros multilaterales como la ONU, como el Consejo Mundial de la Paz; hay partidos políticos como el Partido de la Izquierda Europea o el Partido por el Socialismo y la Liberación en Estados Unidos, hay movimientos sociales de nuestra región y de todo el mundo que se han unido por distintas causas, la Marcha Mundial de Mujeres, la Vía Campesina, ALBA Movimientos, la Asamblea Internacional de los Pueblos, en fin, la convocatoria es muy amplia porque hay muchas luchas, muchas causas y también mucha solidaridad.

¿Dónde entra las luchas de las mujeres contra la violencia y el patriarcado en las causas que acompaña el Instituto? Tomando en cuenta el aumento de la violencia y los femicidios en la región. Han sido llamados como la otra pandemia

Es un área que pensamos abordar desde nuestros espacios. La mujer venezolana es una de las principales víctimas del bloqueo de los Estados Unidosy sabemos muy bien la importancia y la necesidad de luchar contra el patriarcado y la violencia, aún más en tiempos de pandemia donde las mujeres se han convertido en las principales víctimas, dada la incapacidad del modelo dominante de garantizar sus derechos. Es necesario un llamado a la acción para reconocer esta realidad y confrontarla. Nosotros acompañaremos, por ejemplo, este año a la Marcha Mundial de las Mujeres el próximo mes de octubre en sus 24 horas de solidaridad feminista.

¿Cuál es la paz que quiere promover el Instituto? ¿Cuál es la mirada? Tomando en cuenta que las acciones contundentes, organizadas, motorizadas y articuladas pueden rendir mejores frutos.

Ese gran bolivariano que fue el Comandante Hugo Chávez nos dijo muy claramente que “el futuro del mundo multipolar en paz reside en nosotros, en la articulación de los pueblos mayoritarios del planeta para defendernos del nuevo colonialismo y alcanzar el equilibrio del universo que neutralice al imperialismo y a la arrogancia”. Esa es la Paz que promueve el Instituto, una paz construida a través de la solidaridad entre los pueblos. Una paz que respete el derecho internacional, que respete los derechos fundamentales y que respete la vida, no puede ser invocada por un solo pueblo, por una sola organización, por una sola voz. Su fuerza está en que la paz es un patrimonio común y que aprendamos a emprender acciones para promoverla y defenderla en conjunto. América Latina y el Caribe es Zona de Paz como decretó la CELAC y esto se hizo sumando, en su momento, la voluntad de todas las naciones. Ahora los pueblos debemos defender esa paz.

Venezuela es un país asediado ¿Cuál cree usted es nuestra mirada sobre la paz y la solidaridad?

El bloqueo y el asedio contra Venezuela es unilateral e ilegal. Ante la arbitrariedad del unilateralismo y de la violencia, nosotros respondemos con el internacionalismo y la solidaridad. En medio de esta pandemia, el gobierno criminal de Estados Unidos bloquea el acceso a bienes necesarios para combatirla, pero la solidaridad de otros países como Cuba, quien ha estado presente con sus médicos, como China que nos envió a sus expertos, como Rusia, Irán, Turquía, la Organización Mundial de la Salud, entre otros, abrieron la posibilidad para que pudiéramos traer al país lo que necesitábamos. Es fundamental en estos momentos la solidaridad para Venezuela y sobre todo mantener la paz ante la violencia del modelo en crisis.

¿Cómo luchamos realmente contra todas las dominaciones y todas las discriminaciones? ¿Cómo nos seguimos despojando del colonialismo?

Es un trabajo constante que parte también de la formación, del conocimiento, de entender nuestra realidad, de dónde proviene la dominación y la discriminación. En Venezuela muy particularmente, nos despojamos del colonialismo cortando nuestros lazos de dependencia, construyendo el modelo comunal.

¿Puede haber paz mientras haya colonialismo, violencia, dominación, explotación, racismo, machismo, xenofobia, desigualdad y saqueo en nuestra región y en Venezuela?

La paz está bajo amenaza constante por parte de todas esas agresiones que mencionas. Nuestro desafío es trabajar en su construcción y en su defensa. No hay descanso en esta tarea y tenemos que ser muy creativos para tener éxito.


María Mercedes Cobo/Alba TV

Categorías: -

Ultimas Noticias

Más Noticias »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube

Alba TV 2007 - 2020
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con
software libre: SPIP