Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube
Portada » Noticias » Venezuela

En su cumpleaños n° 66

Chávez: Una política de amor que restituyó el poder al pueblo

Venezuela | 28 de julio de 2020

imprimir

Viene de maisanta, de una abuela amorosa y de sabanas infinitas. Él se parecía a nosotras y a nosotros. Cantaba y hacía la revolución del pueblo con amor correspondido. Ejerció la política de la ternura o la ternura en la política para convidarnos a sacudir el alma, elevar el pensamiento y hacer las transformaciones para una vida digna. ¡Hugo Chávez ejerció la política desde el amor!

El pensador argentino-mexicano, Enrique Dussel en su libro “20 Tesis de Política”, dice que “La política es sinónimo de lo público. Es decir, la política es una actividad que organiza y promueve la producción, reproducción y aumento de la vida de sus miembros”. El filósofo también señala que el poder político es la convergencia de las voluntades hacia un bien común.

Reflexionemos con Dussel, ¿Hacer política con amor y ternura sería potenciar el bien común? ¿Una política de amor impulsaría el poder popular?

Los investigadores argentinos Miguel Mazzeo y Fernando Stratta definen al poder popular como “un poder para desactivar las potencias que objetivan, manipulan y explotan, un poder que le permite al pueblo disfrutar de sus acuerdos, de su cohesión, de su realización, en fin, un poder que le permite “vivir””.

El Líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, construyó una política de amor desde el acompañamiento de la activación de todas las potencias creadoras del pueblo para dar con modos de vida más justos, y politizados de comunidad, correspondencia y reciprocidad.

La Ley Orgánica del Poder Popular en Venezuela expone en el artículo 2 que “El Poder Popular es el ejercicio pleno de la soberanía por parte del pueblo en lo político, económico, social, cultural, ambiental, internacional, y en todo ámbito del desenvolvimiento y desarrollo de la sociedad, a través de sus diversas y disímiles formas de organización, que edifican el estado comunal”. La política chavista del amor viene a soñar y hacer realidad la comunalidad para lograr gestión compartida, gobiernos horizontales y vida buena y cultivada.

Chávez afirmaba: “...Llevo en mi pecho un arma muy poderosa que cada día se hace más grande, regalo de los caminos y de los pueblos, de los hijos y los recuerdos: ¡el amor, el amor, el amor!”. Ese es el sentimiento macerado desde niño creciendo junto a su abuela y en el llano de Barinas, y puesto en práctica en su ejercicio de gobernante. Como dijo Dussel: “La política consiste en tener cada mañana un “oído de discípulo” para que los que “mandan, manden obedeciendo””.

La praxis chavista despunta en la construcción del pueblo-gobierno

Nos hicimos varias interrogantes y dialogamos con Morella Rojas, socióloga egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

¿Chávez ejerció la política desde el amor? Nos responde. “Chávez fue un poco más allá, conceptualizó y ejerció una forma de hacer política en el amor, y a su vez una forma de amar en la política... Este fenómeno se evidencia en su legado, observas cómo en las madres cocineras, lxs maestrxs pueblo y demás lideresas y líderes que recibieron la praxis de Chávez, se ha perdido la línea que divide el amor de la política. Ese cambio de paradigma es absoluto.

El presidente venezolano manifestaba que “El amor por la patria, si es verdadero, a uno lo lleva, incluso si es necesario, a dar la vida misma por ella, porque la vida nuestra es transitoria; la de la patria debe ser eterna y tiene que ser una patria grande, hermosa, libre, desarrollada”. La patria son los maestros pueblos y las madres cocineras que siguen construyendo país con el amor hecho política diaria y cotidiana, ahí sigue un legado vivo.

¿Gobernó un país y fue amado eternamente por un pueblo? Continuamos conversando. “Su existencia misma trascendió en el quehacer diario de mujeres, hombres e incluso jóvenes, niñas y niños que diariamente se enfrentan en cada batalla con su mirada de la vida: viendo las oportunidades en las crisis; comprensión del momento histórico, en fin, la praxis chavista”, explica Morella.

La praxis chavista despunta en la construcción del pueblo-gobierno, pueblo-gestor, pueblo protagonista del destino de su vida.

Sigo dialogando con Morella Rojas. ¿La política es un ejercicio de amor por pensar que una determinada idea, en este caso el socialismo bolivariano, haría más feliz la vida de un pueblo?

“Sí, una vez que comprendemos que no puede haber libertad, soberanía, justicia, buen vivir, mientras exista desigualdad y corrupción... El socialismo bolivariano viene a saldar deudas con las clases y sectores sociales históricamente explotados”.

Entonces una política desde el amor le restituye el poder al pueblo y crea un entramado para cristalizarlo, no en vano la promulgación de las leyes del poder popular y la creación de ministerios e instituciones para darle paso y vida a un gobierno compartido con las clases explotadas y desposeídas. Reflexiono a la luz de lo que dice Morella.

¿Y qué es lo que hace a Chávez inolvidable tanto para quienes lo amaron como para quienes lo odiaron?. Él hacía lo que decía que iba a hacer, nos recuerda nuestra entrevistada. “Esa transparencia le daba a toda la población de todas las tendencias la sensación de estar ante un hombre humilde que juega limpio. Eso lo hizo ser un gigante”.

“La política deshumanizante es la que condujo a nuestro país a la desfachatez, la corrupción. El tipo de ideal de "político" que no le debe nada a sus electoras y electores. Chávez mandó a parar eso, y reconfiguró los conceptos y las formas. Rediseñó la mirada de la Política con "P" mayúscula. Eso cambió las reglas del juego para la contrarrevolución, y sobre todo del pueblo pobre, de las mujeres de a pie, de las personas con discapacidad, de la juventud, de los pueblos indígenas... Nunca la historia será igual”, sentencia Morella.

¿La construcción del poder popular y la autonomía de gestión de un pueblo podría ser una de tantas demostraciones de esa política desde el amor?, continuamos.

“Qué más demostración de amor que devolverle el poder a quien ha sido despojado de todo. El pueblo de Chávez que proviene de distintas raíces e historias de vida diferentes, confluye en miradas de abordaje de la realidad. 1.- Tenemos derechos inalienables 2.- la lucha diaria por conseguirlos 3.- no dejarnos quitar el poder para Hacer, que se diferencia grandemente en ese "poder" para subyugar al otro y a la otra. Chávez nos enseñó a tener amor por: nuestro país (para defenderlo), por nuestras raíces históricas (para identificarnos), por las demás personas (para ejercer la solidaridad) por unx mismx (para sabernos defender cuando nos quieren joder)”, concluye la socióloga-mujer.

Todavía hay una historia para seguir relatando desde la construcción política-amor-ternura-ardimiento de un hombre que nació el 28 de julio de 1954.

En América, Venezuela y más lejos aún deliran su nombre.


María Mercedes Cobo/Alba TV

Categorías: -

Ultimas Noticias

Más Noticias »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube

Alba TV 2007 - 2020
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con
software libre: SPIP