Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » América Latina y Caribe

Por Geraldina Colotti

Colombia, solución política y pregoneros de paz fraudulenta

América Latina y Caribe | 7 de septiembre de 2017

imprimir
JPEG - 412 KB
Foto: AlbaTv.

Desde el 6 al 10 de septiembre, todos los reflectores serán para el Papa Bergoglio, que va a Colombia “como pelegrino de esperanza y de paz” en su veintésimo viaje al exterior. “Bienvenido, Francisco, nuestro compromiso es por la paz”, responde el Comando Central del ELN. La guerrilla guevarista, la segunda por importancia luego de las FARC (marxistas-leninistas), ha concluido en Quito (Ecuador) una tregua temporánea bilateral y manifiesta así la intención de acceder al mismo camino que ha llevado a las FARC a firmar un acuerdo con el gobierno y concluir con una solución política el ultra cincuentenario conflicto armado en Colombia.

En las negociaciones entre las FARC y el gobierno de Santos han participado sobretodo Venezuela y Cuba, también si Bergoglio ha puesto su peso en el final. En aquellas con el ELN, la iglesia será determinante, teniendo en cuenta el empeño del socialismo bolivariano y de los movimientos. El ELN ha concluido el año pasado en Caracas una primera fase de negociaciones. Y Maduro -cuyo país preside importantes comisiones internacionales, desde la presidencia del Movimiento de los No Alineados a la Comisión para la descolonización en la ONU – continúa el empeño de Chávez por la autodeterminación de los pueblos y por la “diplomacia de paz” en los conflictos.

Pero de qué paz se puede hablar en una Colombia repleta de bases militares estadunidenses y cuyo rol de gendarme en la región es igual a aquel jugado por Israel en Medio oriente? De qué paz se puede hablar en un país de antiguos males y profundas desigualdades?

Para que la paz no se convierta en lápida puesta por las clases dominantes sobre sectores populares como sucede por estos lares, es necesario resolver las causas que producen la guerra, organizarse para hacerlo en la modalidad más acorde al contexto histórico. Escoger, y continuar a pagar el precio, desgarrando el velo de ficción que oculta la naturaleza de las relaciones de clase. En 14 meses, mientras las armas de la guerrilla se han silenciado, han sido asesinados 156 líderes comunitarios, entre ellos exguerrilleros desmovilizados y sus familiares.

Enseguida de haber recibido el Nobel por la Paz, Santos ha pedido la adhesión a la OTAN y resalta en el campo de los presidentes neoliberales que piden el fin del socialismo en Venezuela. El “laboratorio bolivariano” es una trinchera, de prácticas y símbolos que se quiere eliminar y desvirtuar. La propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente, actualmente activa en Caracas, puede ser deflagrante para un sistema colombiano, donde los espacios políticos en democracia se han cerrado desde el 1948, con el asesinato del líder liberal Eliécer Gaitán.

Dar voz a las instancias populares organizadas, interesadas en un cambio estructural y a un nuevo modelo de país, es la verdadera partida en esta fase. También la iglesia está jugando la suya.

En su comunicado, el Comando ELN muestra los términos de la cuestión partiendo de la fuerte relación mantenida con aquella iglesia de base que, en el grande siglo XX, ha caminado al lado del marxismo. El sacerdote Camilo Torres, muerto combatiendo ha sido un fundador del ELN. En el siglo de las revoluciones, que ha impuesto coherencia entre las palabras y los hechos, el mensaje evangélico ha sido puesto a la prueba por la lucha de clases.

El ELN retoma las frases de Bergoglio según el cual: “Cristo habló de una sociedad en la que los pobres, los débiles, y los marginados sean los que decidan”. Palabras que, en una “Colombia dividida, divide también la iglesia”, escriben los guevarista y prosiguen: “Las décadas de conflicto que enseñan nuestra historia están marcadas dramáticamente por esta división. La guerra ha sido el escenario en el que estos enfrentamientos se han profundizado, sin ahorrarse situaciones trágicas que hoy como colombianas y colombianos debemos superar. Como comprender, de otra manera, las masacres, el genocidio, la persecución, la desaparición forzada, prácticas sistemáticas que el mismo régimen ha alimentado. Las beatificaciones anunciadas durante la presencia de Francisco en el país reflejan esta tragedia...”.

El Comunicado cita también las palabras de Bergoglio, pronunciadas durante un encuentro mundial con la juventud: “Una Colombia en paz debe tener memoria, coraje y esperanza para construir un futuro de justicia y de igualdad”. Una visión profética y pastoral” diversa sea de aquella de Woytjla - el Papa guerrero sepulturero del comunismo – se de aquella de Ratzinger (el “pastor alemán”...)

Aspectos que Bergoglio quiere relanzar en América Latina, donde el viento del socialismo ha retornado a disputar el camino a la iglesia, pero también a nivel global. Tanto que, sea en los discursos que en la Encíclica Laudato Sí”, su crítica al poder del dinero que desvía “al hombre” del camino justo y a las multinacionales que devastan “el ambiente como creación de Dios que estamos explotando en modo salvaje” supera los balbuceos de una izquierda que al máximo busca servir a dios y también al dinero. Pero la práctica de los comunistas no se aprende en el Vaticano.

Dice Bergoglio en el video-mensaje enviado a los colombianos antes del viaje: “El mundo de hoy tiene necesidad de consejeros de paz y de diálogo. También la Iglesia está llamada a esta tarea, para promover la reconciliación con el Señor y con los hermanos, pero también la reconciliación con el ambiente que es una creación de Dios y que estamos explotando en modo salvaje”.

Conciliación o plena asunción de la contradicción? El enemigo no es mi hermano, mientras mantenga el cuchillo por la parte del mango. Se puede y se debe discutir sobre el modo más eficaz y más acorde de quitárselo, pero el problema queda. Y conviene no darle las espaldas. Y se tratará de abolir los cuchillos, el aparato que los produce, los símbolos que le sostienen sin hacerse englobar... Pero esta es otra historia, de la que también se discute en Venezuela.

Mientras tanto, se tratará de entender que espacios reales se abren para una verdadera alternativa en lo que es necesario llamar “post-acuerdo”, y no ciertamente “post-conflicto”. A los pregoneros de “paz” fraudulenta, en cambio les gusta deleitarse con el “justo” medio, listos a contrastar sobre el cadáver de quien ha intentado “ensuciarse las manos” intentando tomar el poder y de mantenerlo.

Bergoglio -dice la crónica- no encontrará ni a representantes de la oposición Venezolana – que tienen sólidos padrinos en Bogotá -, ni a los representantes de las FARC. Los exguerrilleros verán al Papa “en un cuadro litúrgico y de oración”. Aunque (si parece) a duras penas, Bergoglio no ha avalado la Asamblea Constituyente en Venezuela: más allá de un cierto límite, su “opción por los pobres” no puede andar.

La FARC ha concluido en estos días su transformación en partido político, manteniendo el mismo acrónimo pero con dos palabras diversas. Hoy se llaman Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

Cambia la táctica, pero la estrategia y los ideales permanecen los mismos. El símbolo es una rosa roja con una estrella a cinco puntas en el centro. Todavía pocas mujeres en la nueva dirección, sólo 4 de 15. Rodrigo Londoño es el nuevo presidente del partido, Iván Márquez es el consejero político. La próxima etapa, las elecciones presidenciales del 2018.

Según la encuestadora Gallup Colombia, el 12% de los colombianos tiene una imagen positiva de las FARC. El 10% ve positivamente los otros partidos. Las FARC han invitado al arquero de la nacional colombiana, René Higuita, a candidatearse por ellos a senador o a presidente de Colombia. Higuita había asistido a la Décima conferencia nacional guerrillera en la que la base de las FARC ha aprobado el acuerdo de paz y el paso a la lucha política.

Por su parte, el ELN, durante la conferencia de prensa que ha anunciado la tregua bilateral ha lanzado un apelo a los jóvenes: “Participen -ha dicho- busquen su camino hacia una humanidad mejor de aquella que nos da el capitalismo”.

Traducción Gabriela Pereira

Categorías: - - -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS