Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por Javier Veliz - Rompiendo La Norma

Como miserables seres de la nada

Venezuela | 5 de febrero de 2017

imprimir

Ir a un restaurante a comer costillas. Ir con tu pareja porque te sientes con ánimos para celebrar. Celebrar nada en particular, que se está viva, vivo, simplemente. Atiborrarse de papas fritas con salsa. Chuparse los dedos, ya saben, disfrutar los placeres sencillos de este mundo. Sentirte de pronto feliz, quizás por la sensación de plenitud después de la comida y por la grata compañía. Dar y pedir un abrazo… y es entonces cuando todo cambia. Cuando la paranoia, que hasta los momentos había estado a raya, se desata, y de pronto, el pedazo de cielo en que creías estar se reviste de hostilidad. De pronto te agreden, te increpan como si hubieses cometido un delito, a ti, que te sentías en tu paraíso, ocupándote de tus asuntos, sin fijarte en nadie. Y la sorpresa es tal que no te permite reaccionar. No estabas preparada/o para eso. En pocas palabras, te revientan el globo sin avisar.

Lo invalorable de las agresiones, particularmente de aquellas con base en prejuicios sexuales, es que son el germen ideal para que nazca la digna rabia. En el caso de la pareja de lesbianas, que en días pasados fueron víctimas de discriminación mientras comían en un local en La Castellana, la indignación dio paso a una protesta, tímida al comienzo, por twitter: “Acabamos de tener un episodio de homofobia… Nos pidieron a mi novia y a mí que no fuéramos tan afectuosas”. Protesta que creció hasta lograr la intervención de las autoridades del municipio así como el apoyo de parte de la comunidad sexo-diversa.

Pensando en este episodio, recuerdo un poema que escribió una amiga. Se titulaba El ser de la nada.

Se trataba de un ser desdichado, que vagaba por el mundo entregado a sentirse miserable. Un día, en que se sentía particularmente infeliz, decidió sentarse a descansar en un pedacito de suelo hasta que vino otro ser de la nada y le pidió que se levantara. Al principio se sintió regocijado pues pensó que el otro ser trataba de ayudarlo. Pero cuando se dio cuenta que era una trampa para despojarlo de su lugar, se sintió tan indignado que se negó rotundamente a cederle su espacio, aunque se tratase de un pedazo de roca sin valor.

En ese momento, el ser de la nada dejó de serlo, pues finalmente se convirtió en alguien.

Esta puede parecer una reflexión ingenua y hasta comeflor, y quizás lo sea, pero no por eso deja de ser acertada. Nos recuerda que vivimos en un mundo que nos desvaloriza como personas. Un mundo que está presto a censurarnos y arrebatarnos los pocos espacios de confort si se lo permitimos y que, por eso mismo, no debemos ceder. Menos aun cuando existen leyes que nos amparan y una comunidad, cada vez mas organizada, que quiere darse a respetar.

No cedamos nunca. No bajemos la cabeza. No guardemos silencio. No concedamos espacio a la discriminación y a la ignorancia. Confrontemos. No dejemos que nos conviertan en seres de la nada.

Categorías: - -

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Ultimas de Venezuela

Más sobre Venezuela »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS