Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube
Portada » Noticias » Venezuela

Comunicado

Comunidad universitaria clama por el rescate de las instalaciones de la Universidad de Oriente

Venezuela | 30 de julio de 2020

imprimir

En la madrugada del 1 de junio, se recibió la noticia de que el edificio de la Biblioteca Central de la Universidad de Oriente (UDO), ubicado en el Núcleo Sucre de Cumaná, se incendió. O más bien, lo incendiaron. Este hecho no solo fue un daño material que acabó con más de 120.000 ejemplares de producción académica y científica sino que, también, significa un atentado simbólico en contra del conocimiento y el acervo cultural del pueblo oriental venezolano.

Sin intención de hacer comparaciones descontextualizadas, se hace referencia al año 2003 en Bagdad. El investigador venezolano Fernando Báez, en su libro “Destrucción cultural de Irak: un testimonio de posguerra” (2004), explica muy bien las consecuencias de cuando al pueblo iraquí en Bagdad le atentaron contra su memoria: más de un millón de libros fueron destruidos por bombas imperialistas durante ese año.

Asimismo, contrabandistas aprovecharon el momento para saquear museos arqueológicos, llevándose obras incuantificables que nos relatan la historia de la Humanidad. Todo ocurrió en medio de una ocupación extranjera estadounidense que costó (y cuesta aún) millones de vidas humanas.

Entonces, ¿qué significa para un pueblo o comunidad el incendio, bombardeo, hurto de sus libros y, por ende, de su memoria histórica? ¿Quiénes fueron responsables directos e indirectos de este genocidio cultural? Son algunas preguntas que nos surgen si presenciamos otro acontecimiento similar, de menor magnitud, pero en nuestro contexto venezolano.

Desatención por parte de autoridades universitarias

Aparte de sus ejemplares, la Biblioteca del Núcleo Sucre de la ODU contaba con varios salones para el estudio y encuentro de esta universidad que fue creada a finales de los 50 en Venezuela, permitiendo el acceso a la educación universitaria a las poblaciones que habitan en el interior del país.

Sobre el incendio suscitado en esta biblioteca, la rectora de la casa de estudios, Milena Bravo, expuso que este suceso no es aislado, es decir, representa la sistematicidad que existe entre los robos y la destrucción de bienes materiales en el campus universitario. Al respecto, acusa al hampa y a la inseguridad en el recinto. Inclusive, señala la responsabilidad del gobierno nacional al mismo tiempo que argumenta la defensa de la “intocable” autonomía por si el Estado pretende "violentarla".

Este discurso, utilizado reiteradas veces por autoridades universitarias, culpabiliza a factores externos como causas principales de las situaciones irregulares dentro de las autónomas. Además, con dicha idea, muchas veces, justifican la inacción por parte de las mismas autoridades frente a la problemática. Sin embargo, los entes rectores son responsables directos de este patrimonio educativo y nacional, según lo establecido en la Ley de Universidades.

En este sentido, profesores, egresadxs y personal administrativo de la UDO, publicaron dos manifiestos de la UDO Núcleo Sucre, dirigidos a estudiantes, obreros, profesionales y egresados de esta institución, en los que denuncian no solo el incendio de la Biblioteca sino además el saqueo y destrucción del auditorio de Cerro Colorado, un espacio de gran importancia cultural para la comunidad universitaria y el pueblo sucrense.

El “Manifiesto Universitario II UDO – Núcleo Sucre” expresa lo siguiente: “ese auditorio ha sido no solo saqueado, destruido, sino que cuando ya no podían llevarse nada más, le prendieron fuego. Su silletería chamuscada, su escenario ennegrecido por el fuego y el humo sirven ahora de evidencia de la saña delincuencial, pero también de la desidia, de la indiferencia, de la irresponsabilidad de quienes tienen, y esto será una eterna reiteración, la responsabilidad de velar por los bienes de la universidad”.

“De quienes ante la ley son los cuentadantes de la universidad y que deberían ser juzgados/as por tanta desidia y abandono. Con la destrucción del auditorio del Núcleo de Sucre, se anotan un punto los enemigos de la cultura popular, la “barbarie”, la anti-cultura”, reza el documento.

Por otro lado, en el texto exponen que “todas las acusaciones de lo que pasa puertas adentro de la universidad van dirigidas a los organismos públicos del Estado venezolano, pero ¿dónde queda entonces la excelencia de la gestión rectoral que tiene la responsabilidad de velar por los bienes de la universidad y de la comunidad que en ella hace vida y que ahora se da golpes de pecho, exculpándose?”

“La AUTONOMÍA (contemplada en el artículo 9 de la Ley de Universidades, cuyo rango constitucional le fue otorgado en la CRBV- año 1999) y que dicen defender, no puede estar por encima del bienestar de la comunidad universitaria y no se debe apelar a ella cuando está de por medio el resguardo patrimonial de nuestra universidad”, aseguran los firmantes en el segundo Manifiesto.

A su vez, “los órganos del Estado tienen el deber de atender de manera oportuna el llamado que los órganos de dirección universitaria hagan, cuando haya amenazas reales, como en efecto ocurre, contra el patrimonio de la universidad”, declaran en el texto íntegro.

Precisamente, en cuanto a los últimos hechos ocurridos en la UDO, se cuestionan: “¿fue denunciada esta situación? Sí ¿Qué hicieron las autoridades responsables de la salvaguarda de esas instalaciones? ¿Cuál es la responsabilidad ante la Comunidad Universitaria y la ciudadanía en general, de las autoridades de esta universidad? ¿Acaso la omisión ante hechos tan graves no es también un delito? ¿Cuál es la excelencia de una gestión rectoral que en lugar de atender estas cosas se dedica a hacer proselitismo político y a conspirar contra el gobierno democráticamente electo?”, expresa el Manifiesto II Universitario UDO – Núcleo Sucre.

También, pese a la desoladora situación que padece la Universidad de Oriente (UDO), este grupo de profesores, egresadxs y personal administrativo concuerda en seguir visibilizando un discurso optimista y “desarrollar acciones que permita recuperar lo perdido, renaciendo desde las cenizas con una universidad, eso sí, diferente, acorde con los nuevos tiempos que se viven para hacer del lema: “Del pueblo venimos/ Hacia el pueblo vamos”, una concreta y prometedora realidad”.

Por último, agregan que este Manifiesto continuará con la publicación de un cuerpo de peticiones y propuestas (III parte), que se atreverán a presentar a la Comunidad Universitaria, ciudadanía en general y por supuesto a los organismos competentes del Estado venezolano”, (p. 12. II Manifiesto Universitario UDO – Núcleo Sucre).

Así, profesores, egresadxs y personal administrativo realizan este llamado de atención a nivel nacional debido a que la UDO, como cualquier otra universidad autónoma de Venezuela, se desalma ante la desatención, abandono e indolencia de quienes se ocupan, desde el oficio, en no mantener vivo el espíritu transformador, académico y comunitario dentro de la Academia.


María Laura Cano/Alba TV

Categorías: - -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube

Alba TV 2007 - 2020
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con
software libre: SPIP