Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Noticias » Venezuela

Consejos de trabajadores debaten sobre la Ley Orgánica del Trabajo

Venezuela | 31 de agosto de 2009

imprimir Enviar la referencia de este documento por email

EL 18 de Agosto del 2.009, reunidos los Voceros y Voceras de 70 Consejos de Trabajadores y Trabajadoras de los estados Bolívar, Zulia, Carabobo, Táchira, Mérida, Miranda, Vargas, Trujillo, Falcón y el Distrito Capital, en las instalaciones de Instituto de Estudios Avanzados (IDEA), municipio Baruta del estado Miranda, donde se genero una extensa discusión sobre el contexto político nacional e internacional en atención al mandato emanado de las asambleas de Trabajadores y Trabajadoras de cada uno de estos estados.

Del mismo modo, se debatió sobre la Ley Orgánica del Trabajo existente y sobre los cambios necesarios que debe llevar la nueva Ley para que se adecue al momento histórico que estamos viviendo. De igual manera, se expreso la necesidad que la Asamblea Nacional inicie la discusión sobre la Propuesta de Ley de los Consejos Socialistas de Trabajadores, que fue presentado por el Partido Comunista de Venezuela el 19de Junio de 2007, para poder darle fuerza de ley a esta nueva forma organizativa de los Trabajadores que forma parte del Poder Popular.

En este sentido, el presente documento contentivo de los siguientes puntos que de manera individual y en su conjunto, persiguen no solo el mejoramiento de todos los Trabajadores y Trabajadoras, sino fortalecimiento de la estructura y las relaciones laborales apegadas siempre a la conciencia Socialista, que debe ser el sur de todos quienes conformamos este proceso revolucionario.

Vocero Galvarino Riveros 04241573036

www.papelsocialista.net La Voz de los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras

PROPUESTA A LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS.

Algunas consideraciones sobre el momento político actual.

La edificación de una sociedad realmente alternativa al capitalismo supone, ineludiblemente, la identificación y la organización de las clases y fuerzas sociales transformadoras capaces de dar al traste con el orden actual.

En el caso de la Venezuela del siglo XXI, dicha tarea no se abordado suficientemente a pesar de su importancia a los fines de consolidar y profundizar la Revolución Bolivariana. Su realización implica una justa caracterización de la formación económico-social venezolana, especialmente, de aquellos rasgos que hacen de nuestro país una sociedad con singularidades que obligan a desbordar los ya clásicos patrones de análisis de clases de la sociedad capitalista. Esto conlleva a una sensata valoración del potencial transformador inherente a todos los sectores que sufren la dominación propia del modelo en boga.

En otras palabras, se impone sopesar la enorme influencia del carácter rentista petrolero de la economía venezolana sobre todos los ámbitos de la sociedad venezolana, a fin de identificar sus particularidades y precisar las formulas más adecuadas para su transformación.

Sin embargo, partiendo de la premisa de que la contradicción más universal del paradigma societal vigente está encarnada en la contradicción capital-trabajo, se puede afirmar que los trabajadores en general, están llamados a jugar un papel fundamental en los cambios requeridos para la materialización del socialismo.

En el caso concreto de nuestro país, aunque la construcción del socialismo está en plena realización, se trata de un proceso que se debe trazar la transformación profunda del Estado, la edificación del poder popular, la satisfacción plena de las necesidades del ser humano y replanteamiento de la organización de la producción, a partir de una nueva economía donde los medios de producción sean propiedad de los trabajadores.

En consecuencia, la organización de los trabajadores es una prioridad innegable como garantía para preservar los logros ya alcanzados, obtener nuevas conquistas y establecer una sociedad diferente a la existente. Más aún lo es en el marco del proceso socio-político venezolano donde la construcción de un insurgente modelo de convivencia humana es el horizonte de las mayorías. Pero la organización de los trabajadores no es una tarea teorética sino una labor práctico-teórica encaminadas hacia objetivos predefinidos (por lo menos tentativos) y luchas cotidianas a favor de los más humildes.

Puntualmente, la participación de los trabajadores en el debate sobre las leyes elaboradas en el poder legislativo es de fundamental importancia en el orden de ideas planteado. Toda vez que bregar por lograr la concreción legal de las demandas de los explotados, en virtud de la correlación de fuerzas actuales, junto a un sólido movimiento de trabajadores permitiría cambios sustantivos en las relaciones laborales y en la organización de la producción, apropiación, circulación, distribución y consumo de las riquezas generadas.

Reflexiones en torno a la nueva “Ley Orgánica del Trabajo”.

Avanzar hacia la materialización del socialismo no es otra cosa que andar un camino hacia la emancipación de la existencia del hombre y la mujer, esto es redimensionar la existencia en sociedad y por ende, el sentido de la vida humana. En otras palabras, rescatar la condición humana es lo que le imprime carácter trascendente a la propuesta de cambio histórico contenida en el socialismo. En consecuencia, hoy toda acción transformadora debe tener como finalidad mediata o inmediata la libertad plena del ser humano, lo cual tiene como supuesto imprescindible la liberación del trabajo del género humano.

Por lo tanto, no se trata simplemente de abolir la explotación del trabajo ajeno sino de crear las condiciones para el despliegue pleno de las capacidades humanas y ello pasa por suprimir las relaciones de poder y de propiedad prevalecientes en la sociedad actual. Esto significa liberar al trabajo de los imperativos del capital para que en la emergencia de nuevas condiciones de vida se produzca una explosión de la creatividad del ser humano capaz de superar la supeditación de lo humano a necesidades inhumanas. En otras palabras, trascender la mercantilización de todas las esferas de lo social, colocar al hombre y a la mujer como centro y fin del quehacer cotidiano, es el camino hacia la nueva sociedad.

Una nueva “Ley Orgánica del Trabajo” inevitablemente debe enmarcarse en los criterios generales enunciados, si realmente quiere ponerse a tono con la construcción del socialismo en el marco del capitalismo del siglo XXI. En este sentido, se impone transformar a fondo las actuales relaciones laborales, lo cual tiene como requisito sine qua non procurar la abolición de las relaciones humanas propias del capitalismo. A tales fines, proponemos junto a las consideraciones expuestas, los siguientes puntos como elementos que deben atravesar transversalmente el instrumento legal mencionado:

Reducción de la Jornada de Trabajo. Se trata de liberar al trabajador de los extenuantes horarios laborales que obedecen a la necesidad de maximizar la explotación para aumentar los márgenes de ganancias. Esto conlleva a un mayor tiempo libre para un desarrollo emancipado y emancipador del ser humano, donde el ocio creador redunde en la transformación de las relaciones interpersonales a fin mejorar la vida comunitaria y por ende, de la familia humana en general.

Redimensionamiento de las Relaciones de Propiedad. Diversificación de los Tipos de Propiedad. Este planteamiento es de cardinal importancia, ya que el mismo constituye la piedra fundacional sobre la que se erige el conjunto de la sociedad. De cara hacia la superación del capitalismo, se impone avanzar hacia nuevos tipos de propiedad que desborden la “propiedad privada”. En el plano estratégico todos los esfuerzos deben centrarse en materializar la propiedad social directa como prerrequisito de la liberación de los explotados, excluidos y marginados. Sin embargo, en lo táctico es necesario constituir la propiedad social indirecta, encarnada en el Estado, en áreas vitales de la economía nacional.

Reconocimiento jurídico de los Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras (CSTT) por parte del Estado y las Empresas Privadas. La creación de los CST hoy se convierte en una necesidad imperiosa para la existencia de un combativo movimiento de los trabajadores que esté a la altura de los retos implicados en la construcción del socialismo. Por ello, se hace necesario una normativa legal que los proteja y los fortalezca, para así tener el respaldo jurídico que sirva de herramientas para las luchas de los CSTT. En tal sentido, es importante que por mandato expreso de ley, las empresas privadas y el Estado reconozcan los CSTT como instrumentos político-organizativos para avanzar hacia el socialismo.

Creación de Organismos Deliberantes y Decisorios en Todos los Centros de Trabajo con Participación Directa de los CST. Con el objetivo de transformar las actuales relaciones de poder y de propiedad es un imperativo que los trabajadores asuman un papel protagónico en la economía. Por consiguiente, en la fase de transición hacia el socialismo, es imprescindible la constitución de organismos decisorios y deliberantes con participación equitativa y efectiva de los trabajadores con respecto a los demás sectores que lo integren. No obstante, los asuntos más trascendentales deben ser sometidos a referéndum consultivo de carácter vinculante, siempre que lo decidido no afecte negativamente los intereses de las mayorías ni obstaculicen el avance hacia el socialismo. Discusiones periódicas en Asambleas en los Centros de Trabajo a fin de debatir sobre asuntos de importancia. La democracia directa es el camino ideal para crear nuevas relaciones sociales. En consecuencia, el debate profundo en asambleas periódicas debe ser una constante en la transformación de las relaciones laborales. Sus decisiones deben ser de obligatorio cumplimiento, siempre que las mismas no atenten contra los intereses más altos de la Nación, las conquistas de los trabajadores y las trabajadoras y no menoscaben el esfuerzo por superar el capitalismo.

Inamovilidad Laboral para responsables económicos de familias de escasos recursos, salvo supuestos taxativos enunciados en la Ley. Se trata de garantizar a los trabajadores y a las trabajadoras más pobres el derecho a una relación laboral exenta del terror que significa un despido que afecte negativamente su calidad de vida y la de su grupo familiar.

Carácter retroactivo de las Prestaciones Sociales de los Trabajadores.

Sistema integral de Seguridad Social para los trabajadores y las trabajadoras. Para la consecución de una mejor calidad de vida como expresión de una mayor justicia social es una tarea primordial crear un eficiente, humanista e integral sistema de seguridad social que cubra las demandas más sensibles de los trabajadores.

Establecimiento de Sanciones Penales Severas para Violaciones Graves de los Derechos de los Trabajadores y las Trabajadoras. La nueva institucionalidad debe estar al servicio de los trabajadores y los sectores más pobres del país, razón por la cual deben crearse dispositivos legales a fin de evitar la violación de sus derechos. Específicamente, se propone con el objeto de preservar los intereses de los trabajadores y las trabajadoras, sancionar penalmente las violaciones más graves a sus derechos laborales.

Inclusión de toda la remuneración, beneficio, bonos, etc., en el salario normal a los fines del cálculo de las prestaciones sociales. A los fines de que el trabajador reciba una proporción mayor de la riqueza por ellos creada, es oportuno crear un nuevo mecanismo para el cálculo de sus prestaciones sociales que redunde en la socialización real de las riquezas. En la etapa de transición hacia el socialismo se propone calcular las prestaciones sociales bajo un nuevo concepto de “salario normal” que incluya toda la remuneración, beneficio, bonos, etc., percibida por el trabajador.

Inviolabilidad de la libertad Sindical y de organización de los CSTT en Todos los Centros de Trabajo. La nueva Ley que regule las relaciones laborales debe garantizar mediante norma expresa la libertad sindical y de los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras en todo el territorio nacional en cualquier centro de trabajo.

Categorías:

Ultimas Noticias

Más Noticias »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2014
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS