Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por Pedro Rodríguez

Control o liberación cambiaria: dos caras de un falso dilema

Venezuela | 29 de marzo de 2017

imprimir

Las expectativas en torno a la estabilización de la situación cambiaria venezolana parecen agotarse entre la idea de regular el mercado y la de liberarlo, en un país donde la actividad importadora de bienes y servicios es central en la vida económica nacional.

Actualmente, se proponen revisiones a la política cambiaria que aplica el Estado venezolano, expresada en sus correspondientes tipos de cambio, entendido como la cotización de una moneda en términos de otra.

Venezuela tiene una amplia historia con respecto a la aplicación de regulaciones y liberaciones al mercado cambiario, desarrollando una política más o menos similar desde sus inicios hasta la actualidad. En 1941 el BCV lleva a la práctica una política de cambios diferenciales, para luego en 1960 establecer un control de cambio, que se ampliaría en el 61 a dos tipos de cambio, y que terminaría eliminándose en 1964.

Entre 1971-1973 se revalúa el Bolívar, manteniendo una estructura de cambios múltiples, y para 1973 se establece un sistema de tipos de cambios flexibles, que posteriormente es revisado con la celebración de un nuevo convenio cambiario para 1976. Pero no es sino a partir del 18 de febrero de 1983, que nuestro país implementa el primer régimen de restricciones cambiarias: el Régimen de Cambio Diferencial (RECADI).

En 1986 se apostó a una mayor descentralización de la actividad cambiaria, y a partir de 1998, devino la implementación de un tipo de cambio único, fluctuante y libre.* Ya en 2002, se implementa el control de cambio sin mercados paralelos (CADIVI), que derivó luego en el SICAD (2013), SICAD II (2014) y el SIMADI (2015).

Observamos que los últimos tres cuartos de siglo de historia económica cambiaria del país ha oscilado entre el libre mercado y los controles de cambio, siempre dando los mismos resultados: grandes períodos de abundancia, donde la burguesía financiera e importadora del país logran apropiarse de enormes cantidades de divisas, y luego, grandes caídas y períodos de crisis político–económicas, producto de que la gran mayoría de los ingresos terminan fugándose del país. Es así que los operadores de la economía, aplican - cual receta - estas medidas, para aliviar cierta enfermedad que parece no tener cura, repitiendo los diagnósticos cíclicamente, beneficiando a los mismos monopolios, a la burguesía y a los pillos de turno.

Uno de los rasgos característicos de nuestra economía es que se sustenta por las divisas que genera el ingreso petrolero, pero ¿cómo funciona este mecanismo de ingreso generado por la renta? ¿Cómo se relaciona con la política cambiaria?

Revisemos rápidamente:

PDVSA vende el crudo a otras naciones y éstas le pagan en dólares que luego transfiere al BCV y al Fondo Nacional para el Desarrollo. Posteriormente se transfiere el cambio en bolívares que se depositan en las cuentas de PDVSA en el BCV, en la banca pública y privada, y paga con ellos los impuestos por regalías y dividendos. Estas regalías se transfieren y mueven también a la banca.

Tanto el dinero destinado al sector privado como al público, que proviene de la renta petrolera, se transfiere al sistema financiero, es decir todas las divisas que entran al país, ingresan a la banca. Es así que la mayor proporción de captación de las divisas y su destino final, además, recae en la banca privada, dejando en manos de la burguesía financiera el poder económico de la nación.

Estas divisas posteriormente son transferidas al puñado de empresas importadoras y monopolios que terminan accediendo a divisa preferencial para luego revenderla mucho más cara, provocando la centrífuga que alimenta el dólar paralelo. Este marcador termina fungiendo como fijador de precios -solo al alza- para el resto de las mercancías que se intercambian en el mercado nacional, provocando la espiral inflacionaria que empieza a empobrecer a amplísimos sectores de la nación.

¿Qué podríamos considerar ahora para desarrollar una política cambiaria radicalmente diferente?

¿Cómo podríamos redirigir la captación y el destino final de nuestras divisas?

¿Cómo podemos tener un desarrollo económico verdadero en favor del pueblo venezolano?

Chávez y la Revolución Bolivariana lograron salvar a la industria petrolera de un inminente proceso de privatización que ponía en manos de las transnacionales el control de la renta en su origen. Sin embargo, todavía la renta es apropiada por la burguesía en su destino, con lo que no solo desestabilizan económicamente a la nación, sino que además sigue siendo la fuente de su enriquecimiento como clase.

Si el Estado es el actor económico principalísimo, por ser quien capta la casi totalidad de divisas, es una contrasentido drenarlas a quienes no solo están quebrando económicamente la nación, sino quebrando políticamente un proyecto que promete salir definitivamente de la lógica perversa el capitalismo rentista.

Por más páginas web que podamos bloquear -intentando evitar la manipulación del precio de nuestra divisa-, por más eficientes que podamos ser aplicando controles, por más tipos de cambio y modalidades que establezcamos, si no logramos garantizar que el destino de las divisas sea socializado a favor del pueblo, si no logramos nacionalizar los mecanismos de circulación de las divisas; las crisis provocadas por la burguesía las seguirán pagando los pobres, y el Socialismo será de nuevo desdibujado como una utopía de trasnochados.

* Toro, Luis. "El mercado cambiario en Venezuela". En Revista Economía, XV, 5.


Fuente: Periódico Politik

Categorías: -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS