Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por Pablo Siris

El pueblo de Venezuela quiere paz

Venezuela | 14 de julio de 2017

imprimir

Ante la violencia terrorista y el acoso al pueblo venezolano que han producido los sectores de la derecha fascista aliados a grandes empresarios parásitos de la renta del petróleo y al imperialismo norteamericano y sus aliados internacionales, que tienen como único y manifiesto objetivo destituir al presidente Nicolás Maduro y desmontar los avances sociales conquistados a través de la Revolución Bolivariana, el propio Gobierno y los sectores organizados del pueblo responden con llamados al diálogo y a la paz.

Que nadie se equivoque, el pueblo y el Gobierno bolivarianos no están dando muestras de debilidad, o de agotamiento, sino de una franca intención por conquistar la paz para la República Bolivariana de Venezuela y consolidar el proyecto político que ha nucleado a la inmensa mayoría de la población a lo largo de los últimos veinte años y que ha permitido sacar de la más abyecta miseria a millones de venezolanas y venezolanos y que permite soñar en la construcción sobre bases firmes de una sociedad cada vez más justa, libre y democrática.

Mientras tanto, sectores cada vez más radicales y violentos de la derecha fascista, en alianza con grandes empresarios que se han apropiado a lo largo de décadas de la renta petrolera y se han apropiado de las redes de distribución de los principales rubros de la economía, así como de los “halcones” de la Casa Blanca y sus adláteres, buscan provocar el caos en Venezuela para derrocar el Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro y recuperar los privilegios para quienes siempre han detentado el poder político y económico en la Venezuela de otrora, ahogada en la abundancia de unos pocos y la pobreza de las mayorías.

Gobierno Bolivariano bajo ataque permanente

La Comisión de la Verdad, la Justicia, la Atención a las Victimas y la Paz, creada a instancia de Nicolás Maduro y que estudia los casos de violencia política “ocasionadas por las acciones sistemáticas de desestabilización constitucional, acontecidas desde el primer momento que entró en vigencia la Constitución Bolivariana con su modelo de democracia participativa e inclusión social en 1999” y que con diversos grados de actividad no se han detenido hasta la fecha, entregó el pasado 8 de julio un informe en el que elaboró recomendaciones dirigidas al Poder Judicial, al Poder Ciudadano y al Poder Ejecutivo Nacional.

Estas recomendaciones (anunciadas en un comunicado que se puede leer en http://vtv.gob.ve/primera-etapa-comision-de-la-verdad-entrega-informe-al-presidente-maduro-sobre-delitos-graves-e-impunidad-generados-por-violencia-politica/) fueron realizadas “con el objeto de contribuir a la paz del país, al reconocimiento y atención de las víctimas, a la no repetición de tan lamentables episodios que enlutaron a cientos de familias en Venezuela, y a detectar los factores que han disparado niveles sumamente preocupantes de intolerancia y odio que impactan en el encuentro fraterno entre los venezolanos”.

La Comisión de la Verdad, que fue creada para “investigar los delitos graves que han pretendido provocar e instalar la violencia como medio ilícito para ocasionar un severo atentado contra el orden constitucional”, ha concluido una primera etapa de su trabajo en el que generó recomendaciones “no sólo son del más alto interés público sino que además, de ser apropiadamente oídas, permitan mejorar el funcionamiento del sistema penal y reforzar la garantía de los derechos de las víctimas y del debido proceso en general”.

Las propuestas fueron consultadas y respaldadas por las organizaciones de víctimas, quiene dieron muestras importantes de la voluntad de avanzar hacia la reconciliación nacional y la consolidación de la paz.

La Comisión, con el respaldo de las víctimas de los sucesos violentos ocasionados por la derecha fascista desde el inicio de la Revolución Bolivariana, “exhortó al sistema de justicia evaluar la aplicación de fórmulas alternativas a la privación de libertad de las personas que se encuentran detenidas o condenadas por su participación en los hechos incluidos dentro del mandato de la Comisión”.

Del mismo modo, propuso “dar celeridad a las investigaciones penales y los procesos judiciales destinados a sancionar los responsables de los hechos de violencia que causaron la muerte o lesiones de personas, a los fines de combatir la impunidad que caracteriza gran parte de esos acontecimientos”.

La Comisión agradeció al ex Presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, quien “incansablemente ha abonado el camino para el encuentro y la búsqueda de acuerdos entre las fuerzas políticas de Venezuela en aras del entendimiento pacífico que permita proscribir el ejercicio violento que ha sustituido la acción política de la oposición venezolana”.

Hacen falta gestos de grandeza para construir la paz

En un enorme gesto de grandeza, el Comité de Víctimas de la Guarimba y el Golpe Continuado publicó en su cuenta de la red social Twitter:

“1. Ratificamos que Leopoldo López es el culpable de las 43 muertes del 2014. Sin embargo como víctimas ponemos por delante la paz del país”

“2. Respaldamos cualquier medida que se tome para acabar con la violencia en Venezuela. El dolor que hemos sufrido no lo merece nadie más”

“3. No seremos las víctimas quienes le cerremos la puerta a la posibilidad de diálogo y reconciliación del país”

“4. Medida a López debe estar acompañada de sanción para responsables de violencia que continúan impunes por inacción de Ministerio Público”

“5. Reiteramos la necesidad de dar cumplimiento a las medidas de reparación y atención a las víctimas acordadas por @NicolasMaduro”

Como resultado de estas recomendaciones, fue otorgada la medida de “casa por cárcel” (arresto domiciliario) a Leopoldo López, condenado por la incitación a la violencia que se produjo entre febrero y junio de 2014 y que tuvieron como saldo la muerte de 43 personas y heridas a más de 800 ciudadanas y ciudadanos, además de enormes daños materiales.

López -ex miembro de Tradición, Familia y Propiedad, entre otras organizaciones de ultraderecha-, quien dirige al partido Voluntad Popular que ha encabezado las acciones terroristas de los últimos tres meses, desde este sábado 9 se encuentra en su domicilio en una de las zonas más exclusivas de Caracas.

Un diálogo por abajo que permita unir al pueblo

Ante las posturas que niegan la posibilidad de cualquier forma de diálogo político entre las fuerzas de izquierda que componen el Gran Polo Patriótico (PSUV y aliados, quienes respaldan la Revolución Bolivariana) y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD, derecha), el presidente Nicolás Maduro ha convocado a una Asamblea Nacional Constituyente con amplia integración sectorial y territorial que permita destrancar la situación.

El próximo domingo 30 de julio será electo un constituyente por cada uno de los 334 municipios que componen el territorio nacional (más dos por cada capital estadal y siete por el Distrito Capital, 364 en total) y 181 representantes de diversos sectores (trabajadores, campesinos y pescadores, estudiantes, personas con discapacidad, pensionados, empresarios, comunas y consejos comunales) a razón de un constituyente por cada cerca de 86.000 integrantes de ese sector; adicionalmente habrá ocho constituyentes indígenas electos de acuerdo a los usos y costumbres de esos pueblos.

A pesar de que la oposición manifiesta una y otra vez tener más del 80% del respaldo popular en todo el país y en todos los sectores sociales, no solamente se ha negado a participar de ese proceso, sino que ha manifestado que intentará impedir que se lleve a cabo, impidiendo el acceso a los centros de votación entre otras medidas de carácter violento.

Así mismo, la MUD ha convocado para este domingo 16 de julio una “consulta nacional”, organizada al margen de la Ley, sin garantías,sin la participación institucional de ningún tipo -especialmente del Consejo Nacional Electoral-, sin padrón, sin testigos y sin ningún viso de legitimidad, con el único objetivo de desestabilizar al Gobierno e intentar bloquear los intentos de paz y diálogo de los que hablábamos más arriba.

Al mismo tiempo, desde la Florida International University, el diputado ultraderechista Juan Requesens reveló un plan para promover intervención extranjera en Venezuela y generar el caos y la violencia en el país (http://vtv.gob.ve/desde-eeuu-diputado-opositor-juan-requesens-revela-plan-para-promover-intervencion-en-venezuela/).

Y por si fuera poco, los congresistas norteamericanos Marco Rubio, Ileana Ros-Lehtinen y algunos otros integrantes de la canalla “mayamera” comienzan a anunciar más sanciones contra Venezuela en caso de que se avance en el proceso constituyente. No extraña que cuando fracasan los payasos, salgan a hablar los dueños del circo.

Que nadie se equivoque, los gestos que buscan la paz, el diálogo y el acercamiento entre las partes nada tienen que ver con debilidad, sino que son una muestra más de la voluntad permanente de lograr que Venezuela logre con democracia y justicia subsanar los graves momentos por los que hoy está atravesando.


Publicado originalmente en CajaDeRespuestas

Categorías: -

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS