Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Noticias » Venezuela

28 años del Caracazo

El pueblo no olvida la represión más sangrienta de nuestra historia

Venezuela | 27 de febrero de 2017

imprimir

“Aquel 27 de febrero sonaron las dianas del 4 de febrero de 1992, como soldados nos sentíamos tan adoloridos, después de aquella tragedia”, estas fueron las palabras del comandante Hugo Chávez, al recordar los angustiosos días del Caracazo.

El 27 de febrero de 1989, en la ciudad de Caracas se gestó lo que sería una de las masacres más impactantes de la historia venezolana, aquel día el pueblo decidió tomar las calles de la capital para demostrar su rechazo al aumento del pasaje de transporte público, que sin pensarlo fue la chispa que disparó la revuelta popular.

A esto se le sumó la situación de acaparamiento y especulación con los productos de primera necesidad, principal causante del desabastecimiento e inflación en el país. Por ello, luego de la reacción inicial contra los transportistas, la acción se amplió hacia los supermercados y pequeños abastos, en cuyos depósitos los venezolanos encontraron muchos de los productos que se encontraban en escasez, como leche, azúcar, café, harina, aceite, sardinas, entre otros.

Sin embargo, es importante señalar que entre líneas se observaba el descontento de un pueblo lastimado por una década de desaciertos financieros, al que además se sumó un programa de ajuste económico neoliberal, presentado por el entonces recién electo presidente de la República, Carlos Andrés Pérez.

“Venía calentándose la situación, una situación de caos moral y político, motivado a unas estructuras desgastadas, un pueblo sin rumbo, sin gobiernos y representantes”, explicó el comandante Chávez en su programa Aló Presidente, número 269, al tratar sobre el tema.

Asimismo, narró lo que vivió esa fecha, “entré a Fuerte Tiuna y me tocó verlo en guerra. Fui a buscar gasolina con un compadre que era Coronel. Me senté en su oficina y veo en el televisor aquel desastre. Salgo al patio, los soldados corriendo y unos oficiales mandando formación y a buscar los fusiles. Y le digo: ‘Mi Coronel, ¿qué van a hacer ustedes?’. ‘¡Ay, Chávez!, yo no sé qué va a pasar aquí. Pero la orden que llegó es que todas las tropas salgan a la calle a parar al pueblo’. ‘¿Pero cómo lo van a parar?’. ‘Con fusiles, con balas’, incluso dijo: ‘Que Dios nos acompañe, pero es la orden’. Vi los soldados salir, los soldados logísticos que no son soldados entrenados. Esos son los que hacen la comida, los que atienden los vehículos. Hasta a los mecánicos los sacaron y les dieron un fusil, un casco y bastante munición. Lo que venía era un desastre, como así fue”.

Explicando de este modo, la política represiva instaurada por el entonces Gobierno de la República, que no solo negaba beneficios y derechos constitucionales al pueblo, beneficiando a los grandes empresarios de la época, sino que también hundió en la pobreza y la desesperanza a uno de los países más ricos del mundo.

28 de febrero: La masacre

Testimonios relatan que en horas de la madrugada del 28 de febrero de 1989, se desató una ola de saqueos en los diversos sectores de la ciudad. Haciendo frente a estos hechos, el ministro de Defensa, Ítalo del Valle Alliegro, anunció la suspensión de las garantías constitucionales, medida ordenada por Pérez, con el fin de controlar la revuelta popular.

El derecho a la libertad y seguridad personal, la inviolabilidad del hogar doméstico, el libre tránsito, la libertad de expresión, las reuniones en público y el derecho a manifestar pacíficamente fueron suspendidos durante 10 días.

Al llegar la noche las Fuerzas Armadas Nacionales, la Guardia Nacional y la Policía Metropolitana, dieron inicio al toque de queda más sangriento de la historia de Venezuela, reprimiendo a los ciudadanos, que al no contar con una dirigencia, ni planes y objetivos precisos fueron reducidos en una semana, culminando así El Caracazo un 8 de marzo de 1989.

Pérdidas humanas y materiales

Según cifras oficiales, durante los acontecimientos del 27 y 28 de febrero hubo un promedio de 300 pérdidas humanas. Sin embargo, reportes extraoficiales alegan que este número asciende los 3.000 muertos. Aunado a esto muchas personas resultaron lesionadas y otros desaparecieron.

Esta afirmación fue fortalecida ya que posteriormente, fueron halladas en el Cementerio General del Sur, diversas fosas comunes, entre las que destacaba la fosa común “La Peste”, en la cual aparecieron 68 cuerpos sin identificar que no estaban incluidos en la lista oficial.

Fueron saqueados un promedio de 900 Bodegas, 131 Abastos, 95 Ferreterías, 62 Papelerías, 850 Negocios de Mercancía en General. Solo en Caracas se registraron 154 incendios, según datos ofrecidos por el portar Telesur, añadiendo a su vez que entre el 27 de febrero y el 6 de marzo de 1989, el Ejército y la policía usaron unas 4 millones de balas para reprimir al pueblo.

Detonante del Caracazo

Carlos Andrés Peréz a tan solo 14 días de su nombramiento, intentó provocar un cambio en la economía, implementando un programa de ajustes macroeconómicos promovidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el mismo fue llamado "Paquete Económico”. Las medidas serían de aplicación inmediata y otras de aplicación gradual.

Este contemplaba:

  • A través del programa del Fondo Monetario Internacional, el gobierno debía obtener 4.500 millones de dólares en 3 años.
  • Las tasas de interés activas y pasivas fueron liberadas con un tope temporal fijado en un 30%.
  • Eliminación de la tasa de cambio preferencial.
  • Liberación de los precios excepto en 18 renglones de la cesta básica.
  • Incremento gradual de las tarifas de servicios públicos como teléfono, agua potable, electricidad y gas doméstico.
  • Aumento anual durante 3 años de los precios de productos derivados del petróleo.
  • Aumento del precio de la gasolina en un 100%.
  • Aumento inicial de las tarifas del transporte público en un 30%.
  • Congelación de cargos en la administración pública, entre otros.

El resultado de este paquete económico finalizó en la caída en picada de la economía venezolana, aumento de los índices de inflación y desempleo, liberación de precios, lo que congeló el mercado de productos, cierre de muchas panaderías -quedando miles de venezolanos sin empleo-, aumento en un 200% del el precio, aumento en un 52% de la tarifa de gas doméstico, intensificación de la escasez y el acaparamiento, incremento de los precios de la gasolina en un 100% (Bs.2,75 para la de alto octanaje y 2,55 para la de medio octanaje).

Testimonios de un pueblo

"Llegaban muchos jóvenes heridos"

Francia Alfonzo de 67 años relata a YVKE Mundial, que desde su casa, ubicada en la parroquia El Valle, podía observar como las personas pasaban con neveras, comida, colchones…Añadió que en horas de la noche de ese 27 de febrero al llegar al Hospital Vargas donde laboraba comó enfermera en la emergencia encontró una unidad repleta de heridos, quienes denunciaban que la Guardia Nacional se encontraba disparando contra el pueblo, destacando que la mayor cantidad de heridos era gente joven “pura juventud”.

"Fue horrible para mi mis ojos que vieron caer a tanta gente joven"

Fueron las palabras de Tania Ordoñez que con la edad de 58 años recuerda aquel sangriento día, señalando que como habitante de la parroquia 23 de enero, observó como destruyeron los bloques de esa populoso sector y como las personas clamaban auxilio para levantar a sus familiares que fueron acribillados por las fuerzas policiales, "era la guardia echándole plomo al pueblo”, lamentó.

"Me tuve que ir a mi casa casi arrastrándome"

Por su parte, Xiomara Ordoñez de 56 años , narró para YVKE Mundial lo traumático que fue para ella esos días, detallando que ese 27 de febrero se encontraba en el Hospital Domingo Luciani con su esposo ya que debía asistir a una cita médica, cuando de repente le avisan que la misma había sido cancelada por una situación de saqueos que se estaba presentando en el centro de la ciudad.

Continua explicando que no pudieron llegar a su hogar, el cual se encontraba ubicado en la Av. Fuerzas Armadas, estando obligados a dejar el vehiculo en un estacionamiento en Parque Carabobo, de ahí en adelante observaron como personas sin control se encontraban saqueando y desde los edificios arremetían contra ellos con armas de fuego.

Justicia para los mártires

Un fallo de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos en 1998, ordenó al Estado venezolano indemnizar solamente a los familiares de 45 personas asesinadas durante la revuelta social.

Aunque todavía no se conoce el número exacto de muertos, heridos y desaparecidos en esos días de febrero y marzo de 1989. La Revolución Bolivariana bajo el mando del comandante Hugo Chávez reconoció la responsabilidad del Estado venezolano. Sin importar que los hechos ocurridos no suscitaron bajo su mandato, en el año 2006 a través del Ministerio de Interior y Justicia, fueron anunciados una serie de mecanismos para indemnizar también a las víctimas que no tuvieron acceso a la Corte Interamericana.

El 27 de febrero de 2013, la Asamblea Nacional juramentó una comisión para investigar la actuación de policías y militares en 1989. Ese mismo año Virgilio Ávila Vivas (Gobernador del Distrito Capital en 1989) fue acusado por la Fiscalía General de la República por su responsabilidad en la masacre, se conoce que en noviembre de 2014 inició el juicio en su contra.


Fuente: YVKE Mundial

Categorías: -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS