Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por Geraldina Colotti

El silencio de los medios de Europa

Venezuela | 17 de octubre de 2017

imprimir
JPEG - 187.9 KB
Foto: Archivo.

El socialismo bolivariano no tiene buena prensa en Italia, y ni
siquiera en el resto de Europa. Por días es lanzado en primera página,
atacado con las más grandes mentiras, luego queda entregado al
silencio cuando demuestra en los hechos de ser un “experimento” vital,
a pesar de los inevitables errores. Ningún lector medio será informado
que, en un país llamado Venezuela, a pagar la crisis del capitalismo
no son las clases populares como en cambio sucede en Europa gobernada
por el neoliberalismo, donde las derechas xenófobas avanzan. En
España, en Francia y en Italia, si no pagas la hipoteca a los bancos,
le quitan la casa. Si ocupas las casas sin arrendar, un espacio, un
terreno incultivado, te mandan a la policía. Si protestas porque no
tienes trabajo o porque la pensión no basta para comer, hasta te
pueden meter a la cárcel. Los servicios – luz, gas, agua, recolección
de basura, impuestos escolares - se pagan muy caros. No hablemos de
los arriendos (dos habitaciones, el equivalente a un entero salario),
desde la gasolina (más de un euro y medio al litro) y del peaje en la
carretera. Y se podría continuar. Los grandes potentados económicos
quieren ciertamente meter la mano en los recursos de Venezuela, que
por más del 70% son destinados al bienestar del pueblo. Pero temen
también el “contagio”, tienen miedo del ejemplo que puede difundirse
también en Euripa, rescatar la dignidad de los pueblos que ha sido
pisoteada. “El socialismo ha fallado”, dicen tratando así de exorcizar
el miedo que han probado en el siglo de las revoluciones, a 100 años
de la Revolución de Octubre en Rusia y a cincuenta del asesinato del
Che en Bolivia. Y en cada nueva elección – a la que van siempre menos
personas- se afanan a chantajear al candidato que presenta un programa
anticapitalista para que tome distancia del “castro-madurismo”. Más
hablan de democracia, más toman las decisiones por decreto, ignorando
el mandato popular. Más hablan de paz, más preparan las guerras y las
llaman “guerras humanitarias”. Guerras clásicas o por poder o de un
nuevo tipo: guerras económicas, financieras, mediáticas. Contra
Venezuela, la marea parte desde los Estados Unidos, desde la OEA de
Almagro y desde Europa. La llegada de Trump ha envalentonado la vena
golpista de las derechas venezolanas, que aplauden a las sanciones
impuestas por el presidente de los Estados Unidos y hasta impulsan una
intervención armada. Los Estados Unidos – ha dicho Trump con la
ignorancia que lo caracteriza- mantendrán las sanciones contra Cuba y
Venezuela hasta que no vengan reestablecidas “la libertad política y
religiosa”. Y los países de la Unión Europea (UE) han logrado un
acuerdo unánime para preparar “sanciones selectivas” contra
personalidades venezolanas consideradas responsables de la
“represión”. Quién sancionará a Rajoy por la represión en España, o a
Renzi por aquella en Italia? Aquí en Italia, con el dinero de los
contribuyentes, han sido enviados los representantes de las derechas
venezolanas, invitados al Parlamento o acompañados a conferencias
internacionales, premiados y reverenciados mientras imponían violencia
y devastación al pueblo venezolano. Algunas parroquias de la periferia
se están volviendo centros de propaganda para las derechas
venezolanas, que tienen las puertas abiertas de par en par en las
academias y en los lugares de cultura internacionales. Las grandes
agencias de noticias dan voz a italianos que regresan para decir que
“el comunismo está hambreando a las personas”. Nadie explica cuanto
sea escandaloso que aquellos italianos, luego de haber hecho fortuna
den Venezuela, quisieran hacerse pagar las pensiones con el parámetro
de Dollar Today. Nadie cuenta el rol de muchos empresarios italianos,
españoles, portugueses en el acaparamiento y en la guerra económica.
Nadie explica cuánto han especulado las compañías aéreas con el
tráfico de los tickets falsos que servían a traer dinero del exterior
con el pretexto de los viajes, y que ahora quisieran ser pagadas según
el mercado del dólar paralelo.

La mentira que estos medios nos cuentan es aquella de un “estado en
quiebra”, de un narco-estado dirigido por dirigentes corruptos e
incapaces. Por esto, amplifican las denuncias de la ex Fiscal General
Luisa Ortega, que ha encontrado escucha en los más impresentables
jefes de Estado que han hecho de la corrupción y de la represión
moneda corriente de sus gobiernos neoliberales. Por esto,
descalificando a las instituciones bolivarianas, en pleno estilo
neocolonial, siendo Italia el país de Colón y de sus Carabelas. Por
esto, una cierta izquierda italiana da crédito a las voces
distorsionadas de algunos personajes que se definen “chavistas
críticos”, para proponer una mezcla entre indigenismo y
neoliberalismo, ignorando las decisiones soberanas de las poblaciones
indígenas, que han votado por la Asamblea nacional Constituyente y
ahora, por ejemplo, en Amazonas. En los días que han precedido a las
elecciones regionales, los medios mainstream se han ejercitado a
disparar encuestas, todas desfavorables al chavismo, pronosticando por
la enésima vez el fi. “Maduro tiene los días contados”, titulaban
cometiendo gruesos errores, datos alterados y una ignorancia suprema
sobre la historia del país. Traducimos aquí una de las tantas “perlas”
de la Ansa-Ap : “Venezuela está en el voto hoy en una elección
administrativa que podría entregar, luego de casi cien años desde
inicio de la era chavista, la mayoría de los 23 gobernadores del País
a la oposición, en la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática
(Mud) que ya tiene la mayoría en los curules del parlamento nacional.
El voto, que llama a 18 millones de los que tienen derecho, es
considerado por los observadores un banco de prueba para mantener el
poder chavista, que resbala siempre más hacia la dictadura. La
oposición lo considera viciado por las mismas irregularidades que
habrían distinguido el voto legislativo, aunque si las encuestas
indican que los candidatos de oposición tienen serias posibilidades de
imponerse en los 15 Estados de 23, con posibles victorias en 5.

Todo esto para desacreditar la legitimidad de las instituciones
bolivarianas y preparar la entrada en escena de un gobierno paralelo,
avalado por la grotesca investidura de otros magistrados del Tribunal
Supremo de Justicia, decidida por la OEA de Luis Almagro. El
“Ministerio de las Colonias”, como justamente lo ha definido en su
tiempo Fidel Castro, está organizando, de hecho, nuevos ataques contra
el socialismo bolivariano”. El falso TSJ -titulan los diarios
europeos- trabajará con la OEA, con Washington y con Colombia”. Y la
Europa – ha denunciado al diputado español Cuozo- se prepara a no
reconocer los resultados del 15 de octubre. A cuando a un referéndum
separatista en los estados fronterizos de Venezuela? De seguro, a
Maduro no se le habría permitido ni siquiera un gramo de la represión
desencadenada por Rajoy en España contra los independentistas
catalanos. La “democracia” que gusta a Washington es la del “perrito
simpático” que mueve la cola en el patio trasero de los Estados
Unidos. Pero no es la nuestra.

Traducción Gabriela Pereira

Categorías: - - -

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Ultimas de Venezuela

Más sobre Venezuela »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS