Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por José Vicente Rangel

Entre el miedo y el valor

Venezuela | 26 de febrero de 2018

imprimir
JPEG - 286.3 KB
Opositor se incendia durante un ataque violento cerca de la plaza Altamira en Caracas, hecho ocurrido el 5/04/2017. El joven se incendió a causa de un cóctel molotov lanzado por un compañero contra una motocicleta de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) tras iniciar una marcha de oposición no autorizada. Foto: AFP

1.- No resulta exagerado decir que actualmente Venezuela oscila entre el miedo y el valor. Que las amenazas provenientes del gobierno norteamericano, y de sectores políticos del país que fungen de oposición, provocan explicables reacciones. Entre otras, los efectos que pudiera tener una invasión del territorio nacional por una fuerza militar extranjera o un golpe de unidades militares que se plieguen a un levantamiento popular, producto de la crisis económica.

2.- Estas probabilidades están en la línea de lo posible, en forma general, y con base en las duras experiencias vividas por otras naciones que tras constantes amenazas finalmente encararon la realidad de políticas depredadoras, violatorias de derechos fundamentales. La historia nos enseña que a la postre cualquier proceso de amenaza de los poderosos contra los débiles los primeros terminan aplastando a éstos. Aún cuando debo precisar que no siempre la agresión prospera exitosamente y que en más de una oportunidad hay sorpresas. Pero no creo que Venezuela sea objeto, por ahora, de una invasión por fuerzas extrajeras. No porque el poderoso vecino del norte no sea capaz de cualquier desproporción, de cualquier aventura, y ahora más cuando en la Casa Blanca habita un personaje siniestro, inescrupuloso, debido al funcionamiento impredecible de su lóbulo frontal –Jorge Rodríguez dixit.

3.- Tampoco creo en la posibilidad de un golpe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, o de un sector de la misma, en connivencia con un levantamiento popular. Esta hipótesis no tiene asidero alguno en la actual realidad del país. La Fanb está curada de espantos. Está indoctrinada en función de la alianza Pueblo-Fuerza Armada que ha calado profundamente, y de la prédica de la defensa de la nación por sobre cualquier otra consideración. Además, la experiencia golpista durante los gobiernos chavistas ha sido desoladora. ¿Cuántos oficiales no han perdido sus carreras profesionales por haber caído en la tramposa oferta de políticos aventureros que luego los abandonan?

4.- Conclusión: no hay que dejarse engatusar por el rumor, por la sistemática y alarmista campaña desestabilizadora de las redes. No hay que dejarse influir por la mentira mediática. Y, mucho menos, dejarse abrumar por el miedo. Hay que distinguir con exactitud lo que puede ser cierto, posible, y lo que definitivamente es falso. Una minoría no puede imponer a la mayoría sus perversas visiones de la política, sus métodos alevosos para acobardar a la colectividad. La mayoría de los venezolanos ha probado que no tienen miedo sino valor. Que poseen criterios propios, bien asentados. Que durante los 19 años de revolución bolivariana aprendieron mucho.

Que se han convertido en ciudadanos y saben responder a las dificultades. El fenómeno, que muchos no comprenden, acerca de cómo es posible que en el marco de una fuerte crisis económica, el pueblo no vacile, no se entregue a la fatalidad, resista con coraje a todo tipo de vicisitud, no se quiebre y rechace aventuras, cantos de sirenas y coacciones para que deserte, es toda una épica. Es la más pura expresión de dignidad, de culto a la democracia y a la libertad, y de respeto absoluto al Estado social y de derecho. En tanto, del otro lado del tablero, persiste la convicción de que la salida es la violencia, es decir, la invasión de los gringos, el terrorismo o el golpe de los militares para apoyar la ficción de un levantamiento popular. Todo ello orientado a sembrar miedo, olvidando que si llegase a dar la hipótesis del terror, el pueblo venezolano –que es un pueblo cuatriboleado– la encararía con el histórico valor que siempre ha demostrado ante situaciones críticas.

Laberinto

No podía ser de otra manera: un cadáver insepulto como la MUD decidió abstenerse en la elección presidencial del 22 de abril (¿y qué de las otras?). Pero hay factores de la oposición que sí participarán. ¿Qué harán los abstencionistas? No tienen otra salida que el atajo. Como siempre están entrampados…

Luis Almagro, el inefable secretario general de la OEA, clama por más sanciones contra Venezuela. Es la misma línea que sigue la oposición venezolana de la cual él se ha convertido en su líder. En tal sentido funciona el trío Tillerson, Santos, Almagro, y quien recibe las instrucciones: Julio Borges…

Poco a poco, lo que va quedando de la oposición, de un movimiento que llegó a contar con fuerte apoyo popular, es la expresión dura del golpismo y de la quinta columna enquistada en la institucionalidad. Es el sector encargado de efectuar el trabajo sucio, los actos de terrorismo, los atentados contra el sistema eléctrico. Sobre este sector recaerá el peso de las acciones que son planificadas y que se acentuarán a medida que se acerque el 22 de abril. El propósito consiste en caotizar el país para afectar el proceso comicial…

Ante semejante perspectiva surge esta pregunta: ¿se dan cuenta los que alientan la violencia, y, según parece, estarían decididos a impedir por la fuerza la realización de las elecciones presidenciales, de los riesgos que corren? Pareciera que no. Lo cual no tiene nada de extraño. Hasta ahora ese ha sido su comportamiento. No escuchan consejos, subestiman la capacidad del chavismo y del gobierno para frustrar sus planes. El apoyo descarado e hipócrita del gobierno norteamericano –por un lado condena el terrorismo y por otro lo apoya–, que los estimula y los subsidia, es determinante. Cuando se indague la historia con seriedad de esta etapa de la política nacional, destacará la inmensa responsabilidad que han tenido en el desastre de la oposición, en la violencia, en los graves daños a la democracia venezolana, los Estados Unidos, la Unión Europea –particularmente la España de Rajoy– y el Grupo Perú. También destacará la infamia de naciones de la región que invocan a cada momento la “hermandad” y al mismo tiempo la traicionan…

Dos niveles tiene el funcionamiento de Venezuela: Uno es el pesimismo, inducido a través de una agresiva campaña encaminada a minar en el venezolano la esperanza. A proyectar una imagen de quiebra del país, que nada sirve, que nos hundimos sin remedio y que la única alternativa es escapar, así sea para afrontar dificultades, iguales o peores, de las que existen aquí. Otro el del optimismo, el de millones de venezolanos que no se van, que trabajan aquí, que inventan, que consideran que Venezuela saldrá adelante y superará la actual crisis. Son los que persisten, porque tienen un arraigado sentimiento de patria. Es cierto que hay jóvenes que se marchan al exterior, pero no es menos cierto que una mayoría opta por quedarse. Que no los seduce escapar. La noche en que el presidente Maduro hizo la presentación del petro, destacó la presencia de la juventud. De empresarios jóvenes. De gerentes jóvenes. De investigadores jóvenes. De un equipo de jóvenes que hace un aporte clave en la creación y desarrollo de la moneda virtual venezolana que arrancó con inusitado éxito…

La esperanza neoliberal, el gobierno de Mauricio Macri, se desmorona: crece la inflación, el costo de vida, el desempleo, la inseguridad, y algo que es importante que se conozca: la corrupción. Pero no cualquier corrupción, sino la de la cúpula del gobierno. Nada menos que la de la familia presidencial. Por delitos de lavado de dinero mediante sociedades offshore en paraísos fiscales, del propio presidente Macri, del padre de éste y de dos de sus hermanos…

La ultra derecha considera que están dadas las condiciones para actuar. Se lanzará a una nueva aventura.


Tomado de: ÚN

Categorías: - - - -

Ultimas de Venezuela

Más sobre Venezuela »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2018
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS