Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por: Círculo de Economía Crítica "Noel Rodríguez"

¿Es factible que EE.UU. establezca sanciones económicas sobre Venezuela?

Venezuela | 8 de agosto de 2017

imprimir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró el día 17 de Julio, un día después del llamado “plebiscito” simbólico realizado por la oposición, que su gobierno tomaría "rápidas y fuertes acciones económicas" contra Venezuela si el presidente Nicolás Maduro, insiste en realizar la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) prevista para el 30 de julio.

Mucho se ha hablado sobre cuáles serían estas sanciones, que esta vez no solo caerían sobre los funcionarios del Estado venezolano.

En este sentido, el caso más reciente de sanciones implantadas por Estados Unidos es el de Irán. Además de confiscación de bienes en el extranjero, bloqueo de cuentas internacionales y revocación de visas a los funcionarios del Estado iraní, se implementó un embargo petrolero y el bloqueo de cuentas de instituciones estadales y en general de la nación iraní.

Para el caso de Venezuela, la confiscación de bienes y el bloqueo de cuentas de funcionarios del Estado no es cosa nueva, tampoco sería el bloqueo de cuentas en el extranjero de las instituciones públicas. Lo que sí sería nuevo para nuestra nación es el embargo petróleo.

¿Cuáles serían las consecuencias de un embargo petrolero para Venezuela?

Según las cifras reportadas por la U.S. EIA (Administración de Información Energética de los Estados Unidos) en 2016, EE.UU. importó desde Venezuela unos 271 millones de barriles a un precio promedio para la cesta venezolana de 35,15 US$/b, lo que implica que los ingresos de Venezuela por concepto de exportaciones de crudo a EE.UU. se situaron aproximadamente en US$ 9.500 millones.

Tomando en cuenta que para el mismo año las exportaciones de crudo venezolano estuvieron por el orden de 20.494 millones de US$, significa que EE.UU. es el destino de casi el 48% de los barriles exportados por Venezuela.

Además de concretarse las sanciones, seguramente se sumarían otros países, por lo que la hecatombe económica llegaría a niveles históricos debido a los problemas de flujo de caja que enfrenta una economía que entre los años 2003-2012 funcionó con alrededor de US$ 22.000 millones.

En primer lugar, se desplomarían las ya maltrechas importaciones, lo que indica que si para este año se espera una contracción de la economía de aproximadamente 10%, de concretarse las sanciones, esta proyección se elevaría alrededor del 13% de contracción para este año y cercana al 19% para el próximo.

Por otro lado, si durante este año el promedio mensual de inflación se ha situado alrededor del 15% y para el segundo semestre del año la misma estará alrededor de 20% mensual, la inflación llegaría a niveles estratosféricos, ahora sí, sin duda alguna entraríamos en un proceso de hiperinflación.

Por último, Venezuela caería casi que inmediata e irremediablemente en default. Siendo este el factor clave para saber si este escenario es factible o no.

¿Es posible el escenario de las sanciones económicas sobre Venezuela?

Como se mencionó anteriormente el factor clave para saber si este escenario es posible o no es la deuda externa, tanto soberana como de PDVSA. El Estado venezolano hasta ahora ha cumplido y ha mostrado compromiso en seguir cumpliendo con todos y cada unos de los pagos programados de estos.

Sin embargo, en el caso que se concretaran las sanciones, el Estado venezolano dejaría de cancelar estos compromisos, cosa que no le gustaría a los tenedores de los bonos venezolanos, por lo que posiblemente estos estarían dispuestos a pujar para evitar estas sanciones.

Entonces la pregunta importante es: ¿Quiénes son los poseedores de estos títulos? ¿Quiénes son los que no estarían de acuerdo con la aplicación de las sanciones sobre Venezuela?

Aunque es difícil saber a ciencia cierta quienes son los poseedores de los bonos venezolanos, debido a que esta información no es pública. Con una muestra de información tomada de Bloomberg se puede tener una idea.

En el caso de los bonos de la República la mayoría se encuentran en manos de capitales estadounidenses, mientras los demás se encuentran en Reino Unido, Canadá, Alemania, Suiza, entre otros, como se expresa a continuación:

Para el caso de la deuda de PDVSA, aunque la tenencia se encuentra menos concentrada que en el caso de la República, la mayoría de la deuda se encuentra en manos de estadounidenses, seguido por Reino Unido, Canadá, Dinamarca, Luxemburgo, Suiza, Alemania, entro otros. Como se muestra en la siguiente imagen:

Entonces los principales interesados en que no se apliquen las sanciones económicas sobre Venezuela, son los mismos que en teoría asoman esa probabilidad. Sin embargo, el domicilio de los tenedores de bonos venezolanos no indica mucho sobre el poder de negociación que puedan tener para presionar en contra de las sanciones.

Según un informe publicado en Caracas Chronicles[1] la deuda venezolana se encuentra distribuida de la siguiente manera:

- De 20 a 25% de las tenencias en bonos, se encuentran concentradas en instituciones de inversión de gran escala como Allianz (PIMCO), Blackrock, T. Rowe Price, Franklin Templeton, Vanguard, Fidelity, entre otros.

- De 15 a 20% de las tenencias se encuentran en manos de Fondos de Cobertura, como: Elliott, Ashmore, Emso, Gramercy, Stone Harbor, Autonomy, Marathon, Brevan Howard.

- En torno al 10% de las tenencias reportadas se atribuye a bancos principalmente europeos como: Credit Suisse, BSI, Julius Baer, EFG, Credit Agricole.

- En torno al 5%, en manos de “traders”, entre otros.

- Finalmente alrededor del 20% de las tenencias, se encuentran en posesión del Estado venezolano, a través de las entidades financieras, tales como: BCV, Banco de Venezuela, Banco del Tesoro.

El resto es una mezcla de inversores privados/corporativos, bancos privados nacionales, y otro porcentaje de deuda titularizada, básicamente venezolanos, que adquirieron emisiones pagaderas en bolívares y denominadas en dólares, con el fin de obtener divisas.

En definitiva, los grandes lobbys financieros de EE.UU. y Europa son los principales interesados en que no se concreten las sanciones económicas sobre Venezuela, por lo que es difícil avizorar ese escenario, más aún cuando el gobierno venezolano ha optado por cumplir puntualmente con los compromisos de deuda. Estos lobbys que a la postre son los que aprueban las medidas en el senado estadounidense difícilmente se arriesguen a apoyar estas medidas, aún cuando puedan implicar un cambio de gobierno en un corto plazo.

Eso no quiere decir que no se apliquen sanciones más severas que en ocasiones anteriores, pero estas irán dirigidas al bloqueo de bienes y cuentas de altos funcionarios como medida de presión pero que no signifique perder su cuota de ganancia. Amanecerá y veremos.

Categorías: -

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS