Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube
Portada » Noticias » Venezuela

Voces de las Residencias Estudiantiles Livia Gouverneur

Gloria Duarte: “la lucha es por el desalojo y por las próximas generaciones que van a necesitar residencias”

Venezuela | 21 de agosto de 2020

imprimir

“Cuando llegué a la residencia me quedé sorprendida de la organización interna, cada piso tiene un sistema propio para hacer la convivencia y el mantenimiento eficiente del edificio. Apoyé en pequeñas cosas ese sistema, su fortalecimiento y ejecución. Yo diría que más que hacer política, es ser consciente de que cada acción cotidiana es también política y por lo mismo la política debe construirse más que predicarse”.

Esta es la voz de Gloria Duarte, una de las estudiantes que vivía en las Residencias Estudiantiles Livia Gouverneur (RELG). Ahora ella está con algunxs de sus compañerxs en las instalaciones de la Villa Deportiva del Instituto Nacional de Deporte en El Paraíso.

“Nos encontramos en espera de la materialización del compromiso de las autoridades con relación a las residencias estudiantiles, con la esperanza de que satisfagan la necesidad de reubicación de los estudiantes, que producto del desalojo se encuentran en Caracas, arrimados en casas de conocidos”.

Gloria tiene 24 años y está estudiando dos carreras: Estudios Internacionales en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y Administración, mención Mercadeo, en la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (UNESR). Es de El Junquito, una parroquia del municipio Libertador de Caracas que limita al norte con el estado La Guaira.

“Movilizarme diariamente entre dos lugares tan distantes, para trabajar y estudiar era muy complicado, salía de casa muy temprano en la madrugada, y regresaba agotada a las 11 de la noche. Además la mayor parte de lo que ganaba en el trabajo se iba en los pasajes, empecé a investigar alquileres o residencias estudiantiles en Caracas y fue así como encontré las Residencias Estudiantiles Livia Gouverneur”.

“Cuando fui por primera vez a la residencia para solicitar los requisitos de ingresos me quedé sorprendida de lo grande que era. Luego de entregar los requisitos académicos a la coordinación me llamaron para hacerme una entrevista socioeconómica y días después recibí la llamada donde me notificaban la adjudicación al espacio. Recuerdo que lo primero que pensé es que al fin podría trabajar y estudiar sin sentir que mi rutina me hacía daño físicamente, me sentí muy feliz ese día”.

Gloria extraña el clima frío, el despertar con el canto de los gallos y las guacharacas de su casa familiar. Es la última hija de una familia numerosa “cristiana y conservadora. Mis padres han trabajado durante toda su vida y desde que yo nací se esforzaron para darme la oportunidad de hacer algo que ellos no habían podido hacer: estudiar y profesionalizarse”.

Así vivió Gloria el desalojo

De los 335 estudiantes que habitan las RELG en condiciones regulares, solo 90 se encontraban habitando la residencia para el mes de julio. Por la pandemia, algunxs regresaron a sus hogares. Lxs que permanecieron en Caracas debían trabajar y no podían estudiar vía online desde sus lugares de origen por los problemas de electricidad y conexión a internet que padece el país.

Gloria relata que toda la semana previa al desalojo había sido muy movida.

“Desde el día lunes 20 de julio que se realizó la primera reunión de los voceros de la residencia con autoridades del Instituto Municipal de la Juventud de Caracas IMJC (ente de la Alcaldía con competencia sobre la residencia) y Rodbexa Poleo (dirigente de la JPSUV), en la que se exigía el desalojo de la residencia estudiantil para utilizar el espacio como ’Hospital para los pacientes asintomáticos de Covid’”.

“Todos se encontraban muy preocupados ante la posibilidad de tener que abandonar las residencias y por ende sus estudios (ante la perspectiva donde no se garantizaba el retorno a la residencia una vez finalizada la pandemia) y debido a que muchos ayudaban a sus familias en el interior del país con los ingresos de sus trabajos, se preguntaban ¿cómo harían para sustentarse económicamente de efectuarse el desalojo?”.

Continúa Gloria narrando su vivencia que aún no termina y Alba TV seguirá difundiendo la información actualizada de esta situación desde las voces y testimonios de lxs más afectadxs que son lxs estudiantes.

“La expectativa crecía día a día, nadie dormía en las noches y la mayor parte del día se realizaban reuniones entre los voceros y las autoridades en las que todos esperábamos se obtuvieran resultados que tomaran en cuenta las necesidades de nuestras familias y de nosotros. Las autoridades presentes planteaban únicamente el apoyo logístico para que cada estudiante se movilizara a su lugar de origen, mas no se tomaban en cuenta los factores que retenían a cada estudiante en Caracas”.

“A las 12 de la madrugada del 25 de julio ingresa a la residencia el Viceministro de educación y se reúne con los voceros de la residencia, se nos informa que en la entrada del edificio se encontraba un personal para realizar una jornada de desinfección, y personal médico que requería entrar para dar una información. Se les da acceso, entraron con ellos Rodbexa y parte de su equipo perteneciente a la JPSUV. Mientras se realizaba la desinfección, el personal médico informa que deben realizar pruebas rápidas a todos los residentes, ya que 4 estudiantes habían dado positivo a la PCR (de los 6 estudiantes que el día martes habían resultado positivos a la prueba rápida y se habían aislado en un hotel alrededor de Plaza Venezuela)”.

“Se procede a realizar las pruebas rápidas a todos los residentes donde resultaron ’positivos’ 13 personas, todos se encontraban muy alarmados ya que las pruebas eran realizadas en medio de la actitud hostil de los médicos. Estos no le permitían a los estudiantes ver el resultado de sus pruebas, y cuando se les solicitaba realizar una segunda prueba confirmatoria de los resultados positivos (tal como el procedimiento recomienda por la baja efectividad propia de la prueba rápida) se negaban groseramente”.

Esta situación de miedo, terror, incertidumbre también la han narrado otros residentes de la Livia. Sigue el testimonio de Gloria Duarte.

“Además los estudiantes que estaban aislados en los hoteles desde el martes, cuando los llamábamos para informarles lo que estaba pasando manifestaban no estar al tanto del resultado de sus pruebas PCR y al consultarles ellos mismos a sus médicos tratantes en el hotel, estos les decían no tener el resultado. Muchos estudiantes lloraban en los pasillos, ya que debido a la actitud de los médicos no sabían si realmente sus compañeros estaban enfermos o si era una estrategia para declararnos un ’foco de contagio’ y facilitar el desalojo”.

“Cuando se terminan de realizar las pruebas los estudiantes que habían resultado ’positivos’ bajan a la entrada del edificio y entran en autobuses desde donde serían conducidos a los hoteles en donde serían aislados para practicarles las pruebas PCR. Ya adentro del autobús, cuando se enteran de que los estudiantes aislados en los hoteles aún no tenían el resultado de las pruebas PCR empiezan a gritar: ’Falso Positivo’, y en ese momento el autobús arranca”.

“El equipo de desinfección ya había salido del edificio y los médicos que para el momento se encontraban en la entrada del mismo, decían que requerían llevarse también a todos los residentes que habían resultado negativos a la prueba rápida para realizarles la prueba PCR. La mayoría de los estudiantes bajó a la entrada a conversar con ellos, no tenía sentido que se le realizara esta prueba tan costosa y difícil de conseguir a personas sanas, sin ningún síntoma y que acababan de resultar negativo a una prueba rápida. Los estudiantes que recién habían partido en los autobuses para trasladarlos a los hoteles de aislamiento, al saber esta información se devolvieron a la residencia a exigir se les realizara la prueba PCR a ellos”.

“Chávez me lo dio, nadie me lo quita”. "Somos estudiantes, no somos terroristas”

“Cuando llegaron cerca del edificio algunos estudiantes salieron a conversar con ellos, con la finalidad de convencerlos de regresar a los hoteles, a un compañero lo esposaron para llevarlo preso, y a los estudiantes que como yo, estábamos grabando personas de la JPSUV, intentaron quitarnos el teléfono para que no lo hiciéramos, en mi caso me lo rompieron en el intento de impedir que continuara grabando”.

“Después de discutir esto con el equipo médico durante una hora y media se llegó al compromiso por parte de nosotros de esperar que regresaran a realizar las pruebas o se dialogara sobre el proceso a seguir durante el día siguiente, ya que para ese momento eran las 2:30 de la madrugada y todos nos estábamos cansados, por lo que el equipo médico se retiró y se cerró la puerta de entrada a la residencia”.

“Veinte minutos después empezaron a llegar a la entrada de la residencia efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), los estudiantes que permanecían adentro entraron en pánico; los grupos de Whatsapp reventaban de mensajes y nadie sabía a ciencia cierta que iba a pasar, muchos lloraban desde los pasillos por la incertidumbre, el cansancio y la impotencia”.

“Cuando empezaron a intentar romper la puerta de entrada del edificio todos nos pusimos muy nerviosos, pensamos que estábamos solos y nadie sería testigo de lo que pasaría con nosotros esa madrugada; por eso cuando después de un rato llegaron compañeros de diversos movimientos sociales a apoyarnos, dialogando con la policía para que no rompiera el portón de entrada del edificio y no entraran violentamente, nos sentimos profundamente agradecidos, no estábamos solos, esta no era solo la lucha de los estudiantes de las residencias estudiantiles”.

“Desde las ventanas y balcones los estudiantes gritaban consignas para apoyar sus argumentos: “Chávez me lo dio, nadie me lo quita”, “Somos estudiantes, no somos terroristas”. El diálogo de los compañeros representantes de los movimientos sociales con la policía se extendió más de una hora y concluyó en el momento en que la policía se los llevó preso. La policía volvió. Rompió el portón de la entrada de la residencia hasta que horas después, casi al amanecer, ingresaron”.

“Todos, llenos de pánico e impotencia, empezamos a recoger de prisa lo más necesario o preciado de las pertenecías, entre lágrimas empacábamos en bolsas negras, cajas, fundas de almohadas o sábanas anudadas. Muchos dejaron el cuarto con todas sus pertenencias, pudiendo rescatar apenas algunas mudas de ropa y sus documentos de identidad. Mientras tanto la policía ingresaba al edificio y escuchábamos como rompían todas las puertas cerradas de los compañeros que no se encontraban en la residencia, gritaban que nos apuráramos en salir”.

“La policía salió del edificio progresivamente, mientras ingresaban a su vez, personal de la JPSUV. Según iban saliendo los estudiantes se les indicaba que debían ingresar a perreras estacionadas afuera, que los llevarían a hoteles donde los aislarían con la finalidad de practicarles las pruebas PCR. Y para el momento de salir el último estudiante, ya era el personal de la JPSUV quien controlaba el acceso al edificio”.

“En los hoteles los estudiantes fueron aislados para “esperar se les realizara la prueba PCR”, al día siguiente se les repitió una prueba rápida después fueron colocados en rutas hacia sus lugares de origen, la mayoría se trasladó a casas de conocidos que los alojaran esa noche, mientras que otros fueron reubicados temporalmente en Caracas”.

“El desalojo de la residencia no se trataba solamente de 70 estudiantes que serían desalojados, ni de los 330 que en total nos veríamos en riesgo de abandonar nuestros estudios. La lucha era y es además por las generaciones de estudiantes que después de nosotros también van a necesitar de las residencias estudiantiles en Caracas”.


María Mercedes Cobo/Alba TV

Categorías: -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube

Alba TV 2007 - 2020
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con
software libre: SPIP