Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Noticias » Venezuela

Detalles del panorama económico venezolano

Ingerzon Freites: La economía venezolana necesita saneamiento con planificación, control y decisiones gubernamentales

Venezuela | 15 de junio de 2018

imprimir

Para el economista, profesor universitario e investigador del Observatorio Venezolano de la Realidad Económica (OVRE), Ingerzon Freites, la situación económica actual requiere más planificación y control por parte del Estado, además de replantearse con estrategias que permitan superar los embates de una guerra despiadada que afecta profundamente el bolsillo del venezolano y el aparato productivo del país.

En una entrevista concedida a Alba TV, ofreció detalles del panorama macroeconómico y microeconómico venezolano, vislumbrando diversas variables que influyen en la situación económica actual, la cual cataloga como sumamente compleja.

¿Inflación o hiperinflación?

“Muchísimos colegas economistas y el OVRE reconocemos que hay una hiperinflación en Venezuela desde el mes de diciembre de 2017 y eso viene afectando fuertemente el bolsillo de las y los venezolanos”, comentó Freites.

Señaló que esta semana el Ovre calculó el precio de la Canasta Alimentaria Normativa, “ni siquiera la canasta básica, sino solo la canasta alimentaria validada desde el año 2014, por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la cual cerró en el mes de mayo alrededor de los 115 millones de bolívares”.

Ingerzon Freites asegura que “la situación es grave porque ante un aumento tan acelerado de los precios no hay posibilidades de que un salario pueda cubrir todo esto. El presidente Maduro y el Gobierno Nacional hicieron un esfuerzo el 1 de mayo para ajustar el salario y ese aumento quedó prácticamente pulverizado a los 15 días. Otra variable más que se suma a la situación económica”, destaca.

Igualmente, explica que cuando hay una hiperinflación no solo se ve afectado el bolsillo de los trabajadores, sino que la gente deja de consumir, y esto a su vez afecta el aparato productivo del país, porque los productos se quedan en los anaqueles y los empresarios deben tomar decisiones, disminuyendo la producción que afecta los costos operativos y es cuando comienzan a rescindir de trabajadores incrementando el desempleo.

“La hiperinflación no solo afecta al empresariado; porque además como los salarios formales no alcanzan para nada, comienza también un proceso de pauperización en los empleos formales y la gente comienza a abandonar sus empleos. En el caso de la administración pública, por ser un espacio que depende directamente de los recursos del Estado y que los salarios se han quedado rezagados tiene un proceso ahorita de éxodo masivo de venezolanos que prefieren dejar sus puestos de trabajo y optan a la economía informal o lo que nosotros llamamos la economía subterránea, porque allí encuentran un recurso inmediato que les permite sustentar sobre todo lo más esencial que es la alimentación”.

El investigador de Ovre afirma que la hiperinflación no solo daña los salarios de los trabajadores “sino que comienza a hacer metástasis en el aparato económico venezolano y es por ello que el Gobierno tiene que tomar decisiones”.

Debe el Estado aplicar un "paquetazo"?

Freites asegura que para subsanar la situación económica actual se deben tomar una serie de medidas integrales sobre la base de políticas económicas.

“En los últimos 15 años nos han infundado miedo acerca de las políticas económicas, entonces nos hablan de los paquetazos, porque la gente tiene miedo que el Gobierno implemente un paquete de medidas, porque el referente del año ’89 en el gobierno de Carlos Andrés Pérez fue la causa principal del conocido “Caracazo”. Y en el año 86’ el paquetazo de Caldera con la Agenda Venezuela. Pero resulta que actualmente nosotros vivimos un shock, el proceso de hiperinflación y el debilitamiento del aparato productivo venezolano es similar a las consecuencias que traen los paquetazos”.

Destaca que a pesar que los paquetazos tienen un lado muy negativo, a su vez tienen también un proceso de saneamiento de las políticas macroeconómicas. “Sin embargo actualmente nosotros no estamos pasando por el saneamiento de las políticas macroeconómicas ni nada positivo del shock que estamos viviendo”, reflexiona.

El economista explica que para lograr el saneamiento de la economía nacional, las medidas deben pasar por un ajuste fiscal; “hay que revisar la recaudación de impuestos, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, en el mes de marzo publicó un informe donde indica que Venezuela está en los últimos países que recauda impuestos. Nuestra política tributaria es muy mala a la hora de recaudar impuestos, entonces hay que revisar”.

¿Los motores?

Para Freites, debe crearse una política de seguimiento de los 15 motores de la Agenda Económica Bolivariana creados en 2015.

Señala que actualmente la banca tiene una importante cantidad de bolívares guardados porque no tienen a quién prestárselo, y esto se debe a la carencia de una política productiva y de seguimiento que sea eficaz y eficiente. “Tenemos comuneros, comunas, campesinos que quieren producir y no les dan créditos y eso pasa por la falta de seguimiento. Por ello en la política fiscal, el gasto público tiene que ser redireccionado”.

A su juicio la inversión social no debe disminuirse, “yo creo que a pesar de la crisis debe haber una expansión del gasto público, pero eficiente”.

“Hubo una Agenda Económica Bolivariana; un Consejo Nacional de Economía, donde hubo una serie de planteamientos, de hecho del Ministerio de Planificación fue de donde salieron los primeros 9 motores y eso fue gracias a un estudio que se hizo para determinar los sectores que arrastran mayor crecimiento”.

Ingerzon Freites destaca que en el proceso de impulso y ejecución de los motores quizá hubo fallas que no permitieron su correcta implementación. No obstante, reconoce que “teóricamente esos motores si están bien conceptualizados,” y considera que deberían retomarse “por fases, no podemos lanzar los 15 motores porque no tenemos la capacidad financiera ni operativa, pero vamos a impulsar los que sean mayormente multiplicadores. Un motor que debería seguir impulsando pero mejorarlo e incluso industrializarlo es el motor de la Gran Misión Vivienda Venezuela, debemos dejar de importar e industrializar la producción a gran escala de insumos para la construcción de viviendas, entonces hay un sector que está demandando”.

Políticas tributarias ¿Impuestos para las empresas o ciudadano común?

“A las empresas, sobre todo el Impuesto Sobre la Renta (Islr), porque el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que es el que paga la gente representa en la torta tributaria 65%, mientras que el Islr no pasa del 15%, aquí la gente no paga impuestos”, aseveró el Economista, además de plantear la necesidad de una reforma de la política tributaria en el país.

“El impuesto sobre el patrimonio tiene que aplicarse, hay gente que tiene mucho dinero en Venezuela, tiene grandes patrimonios y no pagan ni medio por eso; un millonario no puede pagar lo mismo que un asalariado”, comentó.

Con relación a la política fiscal tiene que ser redireccionado a una política verdaderamente productiva “a los sectores productivos del país”.

Política monetaria: restricción en la emisión de dinero

Alerta que en la política monetaria debe restringirse la emisión de dinero. “Es brutal la creación de dinero que, aunque algunos compañeros economistas digan que no, si afecta el incremento de los precios.

“Actualmente hay una inyección brutal de masa monetaria sobre todo digital, porque aunque hay menos efectivo hay dinero electrónico, que es ese que no podemos tocar, pero que utilizamos para adquirir productos, pagar bienes y servicios (…) La inyección de dinero electrónico viene siendo más gasolina para el proceso hiperinflacionario, por ello considero que en la política monetaria hay que restringir la creación de dinero”.

“Eso es lo que llamamos reservas bancarias excedentarias, es decir, ese dinero electrónico que emiten los Bancos Centrales, a pesar de que nos e ve en físico, existe. El BCV entre mayo 2017 y mayo 2018 ha elevado a más del 1000% ese dinero digital”, dijo.

“Eso forma parte del dinero inorgánico, según la teoría económica el dinero tiene que ir a la par de la producción para que pueda existir un equilibrio en los precios, cuando eso no existe, entonces empieza a afectar la formación de los precios. Por ello es que esa creación de dinero tiene que detenerse, aplicando una política de esterilización, a través del cual el BCV emite bonos para disminuir la liquidez monetaria, y eso es necesaria”.

¿Cómo se concatenan estas políticas para atender la situación económica actual?

Freites propone la planificación como política que abarque todas las variables posibles a fin de robustecer la economía venezolana.

“El Ministerio de Planificación debe ser el encargado de coordinar e impulsar las políticas fiscal, tributaria, monetaria, cambiaria, porque un país que desea transitar hacia el socialismo y no planifique no es socialista, porque el principal argumento de los países socialistas sobre todo en la Unión Soviética era la planificación. Entonces todo ello debería llevarlo la Vicepresidencia Económica y de Planificación, una sola Vicepresidencia”.

Política cambiaria ¿Liberaración del Dólar?

“Los controles funcionan en un Estado ideal, es decir, luego que se establecen normas, parámetros, metas y objetivos claros en la economía y esa economía está en funcionamiento de acuerdo a los criterios de los controles, tu aplicas el control, pero actualmente el control de cambio tiene que revisarse, yo creo que si resulta difícil para el Gobierno levantar el control cambiario al menos tiene que flexibilizarlo y sincerarlo, un dólar a 80 mil bolívares es irreal porque ya el mercado te lo consumió, entonces hay que unificar los tipos de cambio, porque el dólar de 10 bolívares no existe, ni siquiera se refleja en los precios, si uno pudiese verlo reflejado cuando va a comprar un kilo de harina, de pasta en el supermercado, entonces vale la pena que esté a 10, pero ni siquiera eso, porque el dólar de a 10 es el que se otorga a los importadores para que traigan materias primas, pero eso no tiene ninguna incidencia en el precio final”.

Exalta que sincerarlo no se refiere a elevar su precio a millones, pero que sí a través de un estudio riguroso elaborado por especialistas en cada área. “Una de las fallas del Gobierno del presidente Maduro es que debe empaparse de gente que sepa el ámbito económico, con gente que sepa manejar la política tributaria, cambiara, fiscal, monetaria, la política sectorial”.

Un nuevo mandato, una nueva economía

Freites resalta que el presidente Nicolás Maduro, después de las elecciones del pasado 20 de mayo, “ha tenido una posición bien revolucionaria y bien esclarecedora, el Presidente ha hablado de la gerencia, de la eficiencia y de la eficacia. El propio Che Guevara en su libro sobre el burocratismo habla del conocimiento, y estamos hablando de eso, del conocimiento y de la práctica de la gerencia en la administración pública, del Estado, y es importante estar conscientes de la importancia del conocimiento a la hora de ejecutar una tarea, el conocimiento, la técnica y la gerencia es importante y por ello yo creo que la gran parte de las empresas expropiadas, de los fundos que se le dieron a los campesinos, hubo muy mal manejo en muchos casos por inexperiencia, porque no tenían la experticia necesaria, entonces eso hay que corregirlo urgentemente. Todo el mundo le teme a las expropiaciones, pero además de la inexperiencia no hay seguimiento (…) El Ministerio de Seguimiento habría que preguntarse qué hace ese Ministerio? ¿Quiénes son sus técnicos? ¿Cómo hacen el seguimiento? Porque toda gestión de Gobierno debe hacer seguimiento”.

Control de precios, mercados municipales y el bachaqueo

El economista señala que el Estado debe innovar y utilizar herramientas tecnológicas para hacer eficiente el control de los precios.

“Las tecnologías actualmente nos dan la oportunidad de generar controles espléndidos sin tener que utilizar un batallón de gente. La propia tecnología BlockChain y la Big Data permite controlar en tiempo real la producción; el almacenamiento; los inventarios; la distribución de productos, pero hay que hacerlo. El Estado tiene que innovar, los mercados mayoristas en este país son mercados marcadores, pero en 2016 y 2017 el Presidente con la Gran Misión Abastecimiento Soberano intervino los mercados y no pasó nada; porque hay muchas mafias y muchos incentivos y los seres humanos son vulnerables a esos incentivos y eso solo se soluciona con tecnología y con información, enmarcado en una política integral e integradora”, destacó.

“Hay muchos incentivos y no hay control, ni seguimiento (...) Hay algo que es un secreto a voces y que debemos denunciar, las alcabalas y nuestros amigos de la Fuerza Armada Nacional (Fanb), no todos pero si algunos compañeros, y eso es un costo adicional para la comercialización, eso hay que solucionarlo”.

Efectivo Vs. Punto de venta ¿Por qué la diferencia de precios?

“Eso es una tragedia que solo se vive en este país, eso jamás había pasado (…) ¿Quién es el encargado de hacer seguimiento al sistema financiero nacional? La Sudeban (Superintendencia de Bancos), es decir, existen las instituciones, existen los controles, el problema es que no se hacen, entonces actualmente necesitamos tecnología para corregir todos esos fenómenos que han surgido y que atentan contra el bolsillo del ciudadano de a pie, y que golpea la economía venezolana; porque los puntos de venta los otorgan los bancos pero los permisos los da la Sudeban. El Estado tiene el 40% de Credicard y ellos son los que importan todos los puntos de venta, y Credicard medianta su data y su tecnología sabe a qué banco se le ha otorgado y autorizado la utilización de los puntos de venta, por ello la necesidad de implementar normativas, controles, seguimiento”, insiste el economista e investigador del Observatorio Venezolano de la Realidad Económica.

¿Es necesaria la reconversión monetaria?

“Sí, es necesaria, pero con un plus, una política económica integrada, la reconversión no puede ser aislada, porque pierdes el esfuerzo que vas a hacer en ese plan de quitarle tres ceros al cono monetario lo vas a perder en poco tiempo y más en un proceso hiperinflacionario”.

Asegura que “la reconversión aislada es una acción cosmética, quitarle tres ceros a la economía, pero hace falta porque los sistemas financieros y comerciales están comenzando a tener problemas”.

¿Dolarizar, una posibilidad para salir de la crisis?

“Nunca he estado de acuerdo con la dolarización del país, por dos aspectos fundamentales: la primera es la pérdida de la autonomía en política económica y la política monetaria; y la segunda que es más preocupante es que con una dolarización estarías condenando al país a ser subdesarrollado durante el tiempo que exista la dolarización en el país que pueden ser décadas”, comentó.

Macroeconomía y microeconomía ¡Las cuentas no dan!

“A nivel macroeconómico estamos muy mal, tenemos deudas nacionales e internacionales, tenemos gran creación de dinero inorgánico, nuestras reservas internacionales están bajando, nuestra principal fuente de ingresos está disminuyendo también que es la producción de petróleo, tenemos inflación, hiperinflación, entonces todos nuestros indicadores macroeconómicos están en negativo. Y hay que tener cuidado con eso porque hay ilusionistas en el gobierno que ven todos esos indicadores malos y te dicen que la cosa está buena”.

El también profesor universitario, reflexiona acerca del desempleo y la pobreza, al tiempo que argumenta que “cuando el salario mínimo no alcanza para poder adquirir lo básico para la vida eso se considera pobreza, y actualmente quieran admitirlo o no en el Gobierno, nosotros tenemos el peor salario en Latinoamérica y tenemos el salario porque lamentándolo mucho con el salario mínimo no podemos adquirir ni siquiera el 10% de la cesta básica”.

Con relación a la microeconomía, señala que esa parte real, que es la parte de la producción y el consumo, los precios y en lo microeconómico también estamos mal y eso tiene que entenderlo el Vicepresidente del Área Económica; el Presidente del Banco Central y toda esa gente; la economía es una integralidad, como el cuerpo humano que está compuesto por varios órganos, si algo está mal, el cuerpo se afecta y la economía de nosotros está igual, nuestra economía está enferma y al estar enferma la macroeconomía, la microeconomía, los sectores reales están enfermos y hay que tomar medidas para eso”.

¿Qué se debe hacer?

Ingerzor Freites resaltó la importancia de hacer política económica, “no hacemos política económica, hay una inacción del Estado, pareciese que se hacen pequeños intentos de acciones puntuales pero que no están enmarcadas en un plan estratégico. (…) Es necesario un plan integral y eso es lo que pedimos muchos de los economistas de este país, un plan integral”.

“Se debe hacer política económica, hay que hacer política estratégica y comenzar a recuperar el país, abrir los mercados a otros inversionistas (…) Nosotros hemos propuesto la creación de la Superintendencia para la Inversión, Estímulo y Control del Mercado, que se fusionen la Superintendencia de Precios, la Superintendencia Antimonopolios y Sencamer en uno solo para que pueda existir un verdadero control, porque ahorita no lo hay”.

Para Freites, el Gobierno venezolano, más que nunca, debe ser edficiente y cristalino en la gestión económica. “Yo no niego el bloqueo económico, la guerra contra Venezuela, la posición que las calificadoras de riesgo le han dado a nuestro país es vulgar y descarada, pero nosotros a veces contribuimos a eso, nosotros tenemos que ser en este momento perfectos en nuestra gestión para que estos enemigos y oponentes en la geopolítica mundial que tenemos actualmente no tengan argumentos”.

“Si no se toman las medidas correctas el colapso del país está a la vuelta de la esquina, yo no quiero ser pesimista, por el contrario siempre soy optimista, pero debe hacerse lo pertinente, cuando hablo del colapso del país me refiero a que no va a haber producción, no va a haber comida, va a ser difícil importar, va a haber una profundización de la economía subterránea es decir todo va a ser mediante el mercado negro”, indicó.

También aseguró que ni el Estado, ni el Gobierno, son culpables de la situación económica actual de Venezuela "pero sí responsables".

"Los culpables son los monopolios, los banqueros, la empresa privada que especula, pero ahora pregunto: ¿Quién es el responsable de que eso no pase? Es el Estado, a bueno si hay culpables, pero el Estado es el responsable”, apuntó.

“Sería injusto echarle la culpa al presidente Maduro, pero no puedo decir lo mismo de su gabinete económico", finalizó.


BF/AlbaTV/2018

Categorías: -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2018
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS