Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por Eduardo Viloria Daboín

Inicia fase violenta de plan insurreccional de la derecha en Venezuela

Venezuela | 22 de enero de 2019

imprimir

Por Eduardo Viloria Daboín

I

La arremetida contra la democracia y la paz de Venezuela continúa en desarrollo. Se inicia fase violenta a escasos días del 23 de enero, fecha para la cual la derecha venezolana viene convocando movilizaciones de calle en apoyo a la usurpación del poder ejecutivo que ha declarado la ilegal Asamblea Nacional en desacato, a través del diputado Juan Guaidó. Las acciones vienen precedidas por declaraciones en apoyo a Guaidó, a la Asamblea Nacional e incitaciones a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, por parte de altas autoridades estadounidenses como Mike Pompeo, Mike Pence y John Bolton. En declaraciones de ayer por parte del asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, desconocía toda la institucionalidad democrática, legal y legítima del país: “Los Estados Unidos apoyan resueltamente a la Asamblea Nacional, la única institución democrática legítima de Venezuela, y su valiente esfuerzo para restaurar la democracia”. Hoy se ha hecho público un video oficial del gobierno de EEUU en la persona del vicepresidente Mike Pence que ratifica y profundiza lo que han venido señalando. Los hechos de violentos de ayer 21 de enero, las declaraciones de Juan Guaidó como vocero de la Asamblea Nacional en desacato y el respalda “resuelto” expresado por EEUU, dan luces sobre los intereses a los que responde la oposición venezolana, de dónde proviene el diseño de sus acciones y cuáles son sus fines.

II

Aún no había amanecido cuando ayer 21 de enero circuló la información de un ataque armado al comando de la Guardia Nacional Bolivariana ubicado en Cotiza, zona popular caraqueña ubicada al norte de la ciudad, cercana al parque nacional Guaraira Repano. El ataque fue cometido por funcionarios de la GNB adscritos al Comando de Zona Nro 43 de la Guardia Nacional Bolivariana, quienes antes del ataque en Cotiza “sometieron al cap. Gerson Soto Martínez, comandante del puesto de coordinación policial Macarao, desde donde se desplazaron en dos (02) vehículos militares, irrumpieron contra la sede del Destacamento de Seguridad Urbana ubicado en Petare, municipio Sucre, sustrayendo de allí un lote de armas de guerra y secuestrando bajo amenaza de muerte, a dos (02) oficiales y dos (02) guardias nacionales del referido destacamento”. Así lo indica el comunicado oficial del Ministerio del Poder Popular para la Defensa. Aproximadamente a las 5 de la mañana la situación había sido controlada y los asaltantes rendidos y capturados. El comunicado no informa cuantos sujetos estuvieron implicados ni registra heridos ni bajas.

A las 4:17 de la madrugada, Juan Guaidó, quien pretende usurpar el poder ejecutivo nacional y encabeza la vocería política de la oposición venezolana embarcada en el nuevo plan golpista, dijo en su cuenta de twitter: “Lo que sucede en el comando de la GN en Cotiza es una muestra del sentimiento generalizado que impera dentro de la FAN. Nuestros militares saben que la cadena de mando está rota por la usurpación del cargo presidencial. La AN se compromete a brindar todas las garantías necesarias a los miembros de la FAN que contribuyan activamente con la restitución de la Constitución. No queremos que la FAN se divida ni se enfrente, queremos que se ponga como un sólo hombre del lado del pueblo, la constitución y en contra de la usurpación”. Este mensaje a tan pocas horas de los hechos permite sospechar articulación del diputado con la planificación de los hechos violentos contra el cuartel de la GNB. Claramente articulado con la acción, el contenido del texto evidencia, además, un claro llamado a la FANB a sublevarse contra el presidente legítimo y legal Nicolás Maduro y contra toda la institucionalidad democrática del país. Fue escrito mientras el enfrentamiento en el cuartel transcurría, de modo que constituye un respaldo a los asaltantes y una incitación a que en otros espacios de la FANB se generan situaciones similares.

III

Luego de controlado el ataque armado, se generó un foco de violencia en las inmediaciones del comando de la GNB en el barrio de Cotiza. A escasos 30 metros de la entrada del comando, un grupo de jóvenes encapuchados trancó la vía a la altura de un puente que conecta la vía que viene del barrio con la vía que va hacia la zona de San Bernardino, e inició un ataque con bombas molotov, piedras y botellas en contra del comando de la GNB, desde donde se respondió al ataque con bombas lacrimógenas y perdigones. El enfrentamiento se mantuvo, con distintos niveles de intensidad, durante varias horas. Durante el desarrollo del mismo, personas de la comunidad se agolparon en los alrededores a observar, sin participar en los hechos, mientras los jóvenes involucrados en la acción violenta incitaban con gritos a que la gente se sumara. Ante la pregunta de si los jóvenes eran de la zona, una jovencita encapuchada respondió que sí, que eran “los guerreros de la comunidad”. Sin embargo, poco después circularon en redes sociales fotografías de estos hechos en las que se veían jóvenes militantes de organizaciones políticas de la derecha que habían participado en los hechos violentos del 2017, participando en esta acción. Independientemente de esas imágenes que circularon en redes sociales, es un hecho que la derecha venezolana aplicó en 2017 el método de reclutar jóvenes pagados de las zonas populares para que participaran en los hechos violentos. Hoy pudiéramos estar ante el mismo método, aplicado ahora a lo interno de las propias comunidades populares históricamente identificadas con el chavismo. Un dato a favor de este análisis es la ausencia de apoyo y participación de la gente de la comunidad en esa acción violenta.

A las 9:51 de la noche, Juan Guaidó publicó en su cuenta de twitter lo siguiente: “Al bravo pueblo de Cotiza nuestra solidaridad y reconocimiento. ¡Venezuela entera los acompaña! Todos nos reencontraremos en las calles este ‪#23Ene”. Dos cosas están claras en esas palabras: felicita una acción violenta contra una sede de la FANB y felicita el supuesto respaldo que los violentos expresaron a los militares que asaltaron el comando. ¿Alguna duda de las pretensiones de Guaidó? Su discurso previo y el de la dirigencia opositora llamando a la gente y a la FANB a desconocer el régimen democrático venezolano con acciones concretas y este nuevo mensaje en apoyo a la violencia generada por un pequeño grupo en Cotiza apuntan a la misma dirección y revelan que su agenda es la misma del 2017, del 2014: generar focos de violencia, sólo que ahora está presente una variante: la generación de violencia para capitalizarla políticamente es iniciada en zonas populares. Los objetivos son cuatro:

1) causar terror en la población e inmovilizar las fuerzas populares organizadas chavistas
2) generar reacciones en cadena acicateando el descontento social generado por la crisis económica y de servicios públicos, con el objetivo de que se generalice la violencia y poder construir un discurso que favorezca, por un lado, la narrativa del Estado venezolano como fallido, y por otro, el relato de que el pueblo masivamente protesta y se rebela contra “la dictadura” y la “crisis humanitaria”,
3) forzar la actuación disuasiva y/o represiva de los cuerpos de seguridad del Estado, quienes están obligados a mantener el orden público y la paz, para sumar al discurso según el cual el gobierno de Maduro es un régimen represor,
4) desde la construcción de una épica de resistencia generalizada, movilizar la solidaridad de su base social opositora para favorecer la convocatoria de cara a las movilizaciones del 23 de enero.

IV

En el sector de Mecedores, parroquia La Pastora, se mantuvo un foco violento a lo largo del día. Vecinos del sector enviaron mensajes por distintas vías informando que se encontraban cercados por los violentos. Circuló también una fotografía de los protagonistas de la violencia, acompañada de un mensaje que los caracterizaba como delincuentes habituales de la zona: “Si aquí la gente quisiera manifestar lo haría por el gas o por el agua. Son problemas graves de la comunidad y hasta ahora no ha habido violencia. Estos que hoy prenden fuego lo hacen por otras razones”, decía el mensaje.

Llegó la noche y trajo más violencia, con el mismo esquema y en la misma zona. Vecinos y vecinas de la comunidad de La Pastora se reunieron en la Avenida Baralt, a la altura de la salida hacia la Avenida Boyacá, dos cuadras al norte de la sede del Tribunal Supremo de Justicia, para mantenerse vigilantes ante la violencia que sucedía unos trescientos metros más al norte. Organizada y en alerta máxima, la gente estaba allí, en actitud pacífica pero dispuesta a defender su territorio y garantizar la paz. Un importante contingente de la Policía Nacional Bolivariana se mantenía igualmente en el sitio, mientras otro mantenía a raya a los violentos en el sector Villas del Sol.

En dos oportunidades llegó la información de que se había encendido fuego en el sector Puerta Caracas, muy cerca de la Casa Robert Serra. El fuego fue apagado por la gente organizada. Finalmente, la vigilancia popular culminó, a eso de las 10 pm. A media noche fue incendiada la Casa Robert Serra y fue atacado el Pdval.

También se supo de grupos de jóvenes que salieron en Catia a quemar basura y otros objetos en la calle, mientras llamaban a la gente a sumarse a sus acciones y coreaban “Este gobierno va a caer”. Circularon videos de estos hechos en redes sociales. En todos los casos, los mensajes magnificaban la acción, la cantidad de gente que se podría apreciar e incitaban a seguir ese ejemplo.

Un detalle importante es que todas las acciones violentas, además de generarse en zonas populares, se dieron en zonas muy cercanas al Palacio de Gobierno de Miraflores, sede de la presidencia de la república. En 2017 comenzaron en el este de la ciudad y en estados fronterizos. Ahora comienzan por el centro de la ciudad capital y cerca del centro del poder político.

V


Hoy 22 de enero circula la información de una iniciativa en la Unión Europea para abrir cauce al dialogo político entre oposición y gobierno en Venezuela. El gobierno manifiesta, por su parte, intención de dialogar incluso con Estados Unidos. La derecha venezolana, por su parte, por un lado arrecia la agresividad del mensaje (“si Maduro quiere preservar su vida, debe reconocer que se les acabó el tiempo”, dice María Corina Machado) y por otro, convoca a la movilización de mañana 23 de enero con base en una supuesta legitimidad en las zonas populares expresada por los hechos violentos de ayer (“Las protestas en el Oeste de Caracas demostraron que no hay talanqueras que saltar. Aquí todos quedamos en el mismo corral”, dijo Guaidó).

Mientras tanto, comienza a llegar información de inicio de un nuevo foco de violencia en Cotiza. Asimismo, en una Casa de Alimentación en el sector Los Hornitos, de La Pastora, fue lanzada hace pocas horas una bomba lacrimógena. Hay indicios suficientes para pensar que puede estar preparada para hoy en la noche y mañana alguna acción violenta de mayor envergadura. Habrá movilizaciones de calle por parte del chavismo y de la derecha, y eso siempre implica el riesgo de que se infiltre la violencia.

Un video oficial del gobierno de Estados Unidos publicado hoy por el vicepresidente Mike Pence, reafirma el apoyo resuelto a la derecha venezolana, insiste en el carácter dictatorial de Maduro, desconoce las elecciones que lo mantuvieron en el poder como presidente reelecto, insiste en el reconocimiento de la Asamblea Nacional ilegal y en el apoyo a Guaidó para conducir el derrocamiento de Maduro y la instalación de un gobierno de transición. Finalmente, envía un mensaje a quienes acompañen mañana la movilización que convoca la derecha: “Estamos con ustedes. Vayan con Dios”. De forma coordinada, la Asamblea Nacional ilegal -pero reconocida hoy más que nunca por Estados Unidos-, nombra embajador para Venezuela en la OEA, lo que constituye el primer paso para usurpar y sustituir la representación del Estado venezolano y su pueblo ante la comunidad internacional..

No hay nada que agregar. Está claro que Estados Unidos y la derecha venezolana están fuera del marco de la política y del derecho internacional. La pretensión de tomar el poder por la fuerza no tiene ya máscaras de ningún tipo. Está por verse si podrán.

Publicado en la página de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora.

Categorías:

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Ultimas de Venezuela

Más sobre Venezuela »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2019
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS