Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Argentina

EL PARTIDO MAYORITARIO CIERRA UN CICLO ABIERTO EN 2001

Kirchnerismo: lo mejor que el PJ podía dar

Argentina | 12 de julio de 2009

imprimir

Dos momentos simbolizan lo mejor del capital progresista que supo acumular el oficialismo en estos años: el acto de entrega de la ESMA a los organismos de Derechos Humanos para la construcción de un museo de la Memoria y la derrota de George Bush en Mar del Plata, que marcó el retroceso del proyecto ALCA en la región. En las dos actividades fue absolutamente nula la presencia del PJ de los gobernadores e intendentes - quienes en el acto de la ESMA inclusive fueron abiertamente repudiados - y la CGT. Ambos hechos ocurrieron entre marzo de 2004 y noviembre de 2005. En el medio, los Kirchner derrotaron a los Duhalde en la provincia de Buenos Aires y el partido comenzaba a rendirse al influjo de los resultados.

Más allá de la sostenida disputa por el aparato electoral, el proceso que se inició en 2005 no tuvo en quienes lo encabezan la decisión de apostar a la movilización y la participación popular a la hora de definir los lineamientos. La política con las organizaciones populares que habían protagonizado la lucha contra el modelo neoliberal, etapa en la que dicho sea, la estructura PJ no estuvo precisamente del lado de los que luchaban, fue sumar lo posible, partir lo dificultoso y ningunear lo insumable. Casi no hubo estructura política y social, más allá de algunas versiones de la izquierda más dogmática, que no entrara en fuerte crisis interna durante el gobierno de los Kirchner. Inclusive algunas de las organizaciones que se sumaron al oficialismo fueron deshilachando su convocatoria, como el propio Luis D´elía y su casi desaparecida Federación de Tierra y Vivienda.

D´elía casualmente arrancó su adhesión al kirchnerismo en los tiempos en que portaba una bandera en la que Kirchner aparecía junto a Hugo Chávez, Evo Morales, Lula y Tabaré. A pesar de que las políticas para la región tuvieron aspectos positivos, los pingüinos no dejaron de apostar allí por lo seguro, dejando de lado propuestas como la ALBA y convirtiéndose en laderos del líder regional Brasil, como garantes de la gobernabilidad posible en una región en la que los procesos abiertos en Venezuela y Bolivia exigen una política de equilibrios tendientes al neutralizar las posturas más radicalizadas, en la cual el gobierno estadounidense de Barack Obama parece hacer sintonía.

En los países latinoamericanos donde se dan proyectos políticos que nacieron quebrando a los partidos tradicionales neoliberales, como resultado de un proceso de alzas en las luchas populares, es impensado que una módica derrota legislativa ponga todo fatalmente en riesgo. Las patas que sostienen esos gobiernos, por supuesto que no exentos de contradicciones y no infalibles, distan de ser aquellas a las que vinieron a derrotar.

El ciclo kirchnerista se cierra hoy con Cristina Fernández reaccionando correctamente ante el golpe de estado en Honduras. La interrupción del gobierno de Zelaya a manos del ejército y las elites hondureñas, de salir triunfante, sentará un precedente no menor en una región acostumbrada al efecto dominó. Las movilizaciones en Buenos Aires y Rosario en solidaridad con las organizaciones sociales hondureñas y repudio al golpe no tuvieron como protagonista a ningún sector del PJ.

Las decisión del kirchnerismo fue no alentar la organización social y política de una base acorde a los desafíos de la etapa, aún no fuera exactamente encuadrable. El conflicto con las patronales del campo por las retenciones a las exportaciones, terminó plasmando el insuficiente respaldo para avanzar en políticas realmente distributivas, a pesar de que aquella medida, la 125, no había tenido ese espíritu originalmente. Allí se desató la recomposición de los espacios políticos de la oposición por derecha, aquellos que acaban de derrotar al kirchnerismo en las urnas.

La negativa a la personería de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y la ausencia de políticas sociales universalizadas para el espectro de la pobreza y la indigencia son solo dos ejemplos de las limitantes que el PJ y su pata sindical le impusieron tácitamente al proyecto kirchnerista. El partido, cuyos dirigentes políticos y sindicales son bastante menos efectos a la lucha que a los actos electorales y sobre todo a la negociación, es y debe ser siempre una locomotora a la hora de las urnas. Una locomotora flexible y apta para aceptar todos los matices, excepto perder aunque sea por poquito.

Ese dato marca el fin del kirchnerismo tal cual lo conocimos hasta aquí. El PJ inicia el camino de revitalización y necesita en dos años juntar los votos que perdió. Con el PRO peronismo de Mauricio Macri y Francisco De Narváez, más Daniel Scioli, Carlos Reutemann o Mario Das Neves, los candidatos posibles juntos o separados, no suponen en ningún caso una mejoría para el pueblo trabajador. Entre la opción que encabece alguno de ellos y el radicalismo con Julio Cobos y la esquizofrenia mística de derecha de Elisa Carrió se dirimirá seguramente el recambio de lo mismo pero peor en Argentina 2011. Todos los nombrados profundizarán sin ataduras el modelo saqueador y desigual.

A menos que las organizaciones populares, el conjunto de aquellas que protagonizaron la derrota al neoliberalismo y por tanto tienen responsabilidades ineludibles, logren articular un proyecto lo suficientemente robusto, poniendo sus luchas y construcciones al servicio de impulsar localmente un cambio de rumbo con horizonte socialista, que nos ponga a la altura de los desafíos que ya enfrentan los pueblos de America Látina y el Caribe en no pocos rincones de la Patria Grande.

Fuente: Prensa de Frente http://www.prensadefrente.org/

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2018
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS