Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por César Trómpiz

"La banderas de lo nuevo" Carta para otro militante

Venezuela | 4 de enero de 2017

imprimir
“No hay amor más grande que el que uno siente aquí
en el pecho por una causa, por una patria, por una gente,
por un pueblo, por la causa humana”

Hugo Chávez Frías

Adolfo me preguntó algunas cosas en una singular conversación. Pensé que debía responderle por escrito. Así hice y el resultado fue una carta que le envié hace varias semanas y que ha dado pié a otras que estamos intercambiando. Luego hice que otros amigos leyeran esta carta para Adolfo y me invitaron a que la publicara, así hago para celebrar el inicio de 2017.

Amigo Adolfo, escribo a ti por la razón de nuestra conversación ¡Las banderas nuevas son el Socialismo Bolivariano!

Reflexionamos en cada segundo de la tarde sobre tu pregunta ¿Cómo renovar las banderas de la juventud? y vinieron a mi cabeza tantas cosas que aún busco ordenarlas lógicamente evitar un disparate tirado al aire. Sin embargo creo que este espacio-tiempo que estamos viviendo nos da suficientes luces sobre ese particular.

Nietzsche, presente por estos días, dice que el hombre no es puerto, que es paso. La terminación de la vida física demuestra la certidumbre de ese fatalismo nietzscheano. Es una especie de asunto obvio convertido en una imagen filosófica. La muerte de los comandantes en jefe Hugo Chávez y más recientemente Fidel Castro nos demuestran que no somos el puerto de nuestras causas y vidas propias. Sencillamente somos el paso de las causas, de las ideas, los proyectos. La vida del ser humano es una construcción de un puente hacia la humanidad plena. Por ello cada momento o etapa del ser humano es también un paso hacia otra etapa. Jules Michelet asegura que “cada época sueña la siguiente” ¡Las banderas de la humanidad hoy, vienen de ayer y van hacia mañana!

Estamos en el continente más joven y cristiano del mundo, formamos parte de una vasta extensión donde se ha encendido la llama de la Revolución Socialista y Bolivariana en el corazón de los pueblos, venimos de una historia reciente de libertad y democracia y una larga lucha contra el esclavismo y la sumisión que desembocó en la reivindicación de la independencia nacional y regional como un destino inexorable para la unidad de Nuestra América. Bien nos ha llevado el comandante Chávez a la consolidación de la CELAC perfilando el continentalismo en el sentido político sobre el que insistía el general Perón desde los años cuarenta del siglo pasado. Nuestra fronteras aparentes son más el formalismo de la traición a Bolívar que una determinación cultural o de orígenes nacionales disímiles o irreconciliables. Bien nos leyó y expresó Bolívar en Angostura y en Jamaica y nos trazó el destino que aún está pendiente por recorrer, con la ventaja de lo ya alcanzado por el comandante Chávez en su gesta heroíca y la sabia y leal continuación del presidente Nicolás Maduro Moros en este minuto.

En la táctica podríamos confundirnos, podríamos ocultar el bosque al que nos enfrentamos por quedarnos determinando el color de las hojas de un árbol o a veces de un helecho. Adolfo, mira a tu alrededor y ve realmente lo que sucede, estamos en la mitad de una guerra, no convencional, por la independencia nacional y hay muertos y heridos por todas partes ¿Es un muerto el que emigra por razones del capital? ¿Es un herido quién vota en contra del pueblo, siendo del pueblo mismo? ¿Será un desplazado quién limita sus estudios por falta de ingresos? ¿Acaso es una pérdida de terreno que alguna persona deje de comer por la mañana o la tarde cuando habíamos logrado la plena alimentación del pueblo? ¡Son víctimas de la guerra imperialista contra nuestro pueblo!

¡Decía el general Müller Rojas que la juventud y los estudiantes son movimientos artificiales nacidos al calor de la necesidad del capital por la segmentación de la sociedad y la división de los movimientos estructurales! ¡Oh! ¡Que perspectiva tan útil para organizar una población en la que hay estudios y que más de la mitad de su población está en la llamada juventud! El mismo general socialista, desde la primera vicepresidencia del PSUV, nos aseguraba que sólo si hay banderas patrióticas y de clase en los movimientos de la juventud y los estudiantes podrán ser útiles para la revolución y la sociedad independiente y bolivariana que estamos construyendo. Doctrinariamente estoy de acuerdo con el general. El Che Guevara, por su parte, en la universidad de Villa Clara hizo una crítica amplia a la reforma universitaria de Córdoba y señaló el lugar en donde fueron a parar cada uno de los dirigentes de ese movimiento reformista de las universidades públicas. ¡Los traidores del pueblo! Fueron esos dirigentes que, despojados de banderas de clase en su lucha, simplemente “reivindicaron al estudiantado” igual hace el imperialismo con las juventudes convertidas en masas en el mundo árabe, vuelcan a los jóvenes contra su pueblo en nombre de la libertad y cuando menos vienen a ver se han quedado sin banderas, ni patria, ni vida. Es preciso afirmar que al estudiantado el capitalismo lo ha cargado con un aspiracionismo que conspira contra su potencia emancipadora en tanto juventud.

¿Cómo renovar las banderas Adolfo? ¡Debemos tomar nuestro rol en la lucha patriótica revolucionaria! La última vez que se reunió la Sociedad Patriótica de Caracas, compuesta por jóvenes en su gran mayoría, fue para enarbolar la bandera patria y salir a defender la libertad contra los borbones y el imperio decadente de España. Llevamos en el corazón un fuego que se enciende a cada segundo cuando sabemos ser venezolanos. En este momento te hablo desde lo más interno y te aseguro que llevo en mi corazón una luz encendida por Chávez a favor del pueblo ¿Cómo paso esa llama a mis hermanos? ¿Cómo enciendo el amor por la humanidad en la humanidad? ¿Qué debo hacer hoy para la revolución? ¿Cómo enamoro a más jóvenes de esta idea, proyecto, causa? ¡Cuando la patria inspira todo es posible! Y la patria es humanidad decía Martí.

La humanidad sigue en peligro a diario, el imperialismo ataca las economías globales con la expansión de los capitales especulativos, destruyen pueblos enteros con bombas y con creación de fuerzas mercenarias al servicio de los intereses de las transnacionales, la globalización ha localizado la miseria y generalizado la guerra y la miseria, la “democratización” de la humanidad es la imposición a bombas del modelo exportado por el departamento de estado gringo. La humanidad tiene un enemigo gigante en el norte de Nuestra América y en los gobiernos del antiguo continente. Los imperialistas amenazan con armas y con sus malévolas inteligencias a los liderazgos y modelos alternativos como el nuestro. Seguimos en Bolívar “los Estados Unidos de América parecen destinados, por la providencia, a plagar a la América de miseria en nombre de la libertad”

Sólo basta observar nuestra política, inmadura y hostil a las ideas, para comprender que el atraso nos ha llevado a la disminución de los argumentos y la elevación de los maquillajes. Maravilla la inteligencia y el argumento de nuestro presidente Nicolás Maduro y de algunos dirigentes del país porque la mayoría han cambiado sus ideas por consignas “chic” que puedan “calar” en la multitud, “convertirse en tendencia” de una red digital o que agraden a los que tienen más poder del que las pronuncia ¿Es esto Roma? ¿Volvimos a la colonia? –Para nada- sino que el mismo Bolívar dice que de nada servirá hacer libre al carezca de luces para la libertad.

Y el pan debe salir del trabajo. La sociedad que consume rentas sin conocer el origen de la riqueza social es profundamente frágil, sobre todo si espera pasiva la realización de salarios sin ningún esfuerzo o tarea productiva. Por eso la revolución productiva que conduce el presidente Nicolás Maduro Moros es una transformación esencialmente cultural. Debemos pasar de la sociedad petrodolarizada, hacia la sociedad del trabajo que es la sociedad socialista y bolivariana por excelencia. Pero es sólo a través de la conciencia y la educación patriótica que vamos a entender esto. Las ingentes masas de jóvenes que migran internamente en Nuestra América y que van hacia Europa y Norteamérica son captadoras de la renta del capital sin importar el destino que éste les depare. Así es que el capital genera hombres y mujeres sin patria, así es que les manipula y quiebra el espíritu nacional, les convierte en simples perseguidores del dios dinero. Nos señalaba de muchas maneras el maestro Simón Rodríguez que la voluntad de trabajo se adquiere trabajando y estudiando y debería impedirse el acceso a las bondades de la vida en sociedad a quien carezca de un mínimo de voluntad de trabajo. Debe decirse que esta voluntad se inculca en la familia y la escuela. Es obligado decir que la familia es hoy responsabilidad por excelencia de parejas muy jóvenes que traen al mundo niños en ambientes hostiles económica, política y culturalmente bombardeadas por la industria cultural del capitalismo. Hoy se dificulta la realización de la función social de la familia por la hostilidad del entorno de guerra no convencional. En ese núcleo débil está también la patria, las banderas nuestras deben ir a fortalecer el hogar.

Por ello desde la Juventud debemos tomar la Revolución y sus programas como una prioridad de vida para su correcta realización al servicio de nuestro pueblo. Debemos tomar cada dirección del presidente Nicolás Maduro y lograrla hasta su concreción. Cada misión revolucionaria, cada iniciativa del gobierno de la revolución, cada idea de nuestro movimiento socialista bolivariano es causa elemental de los jóvenes. En cada cosa que hace la Revolución Bolivariana debe estar la juventud al frente.

¡Adolfo! Voy a remitirme a las palabras de Jacinto Pérez Arcay, sabio maestro de cuyas enseñanzas me he servido para comenzar a contestarte el día de hoy, él insiste cotidianamente que los escritos bolivarianos y particularmente el discurso ante el Congreso Constituyente de Angostura del Libertador Simón Bolívar es un libro de las revelaciones pero “que no le revela nada a nadie, porque nadie lo lee” Volvamos a Bolívar y encontraremos las banderas aún vivas de nuestra causa en nuestro espacio de tiempo de vida. Seamos el paso necesario hacia las nuevas generaciones, agotemos nuestra vida construyendo un mundo mejor para los demás, demos a la juventud causas hermosas para luchar por sus nietos, emprendamos la hermosa tarea de construir la patria con sus ideas originales. Bolívar, Rodríguez, Zamora y Chávez son la estructura de nuestra lucha, la conducción estratégica del presidente Nicolás Maduro en la consolidación de la patria productiva debe ser nuestra prioridad de este minuto.

¡Gracias a nuestros Libertadores y Comandantes por enseñarnos amar la causa socialista de la humanidad!

Vivan Bolívar, Chávez y Maduro

Con afecto bolivariano

César Trómpiz

@CesarTrompiz


Artículo publicado en el blog del autor: https://cesartrompiz.blogspot.com/

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS