Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por @Orlenys07

La boda pendiente entre la juventud y la comunicación digital

Venezuela | 2 de febrero de 2017

imprimir

El proyecto revolucionario adoptado por diversos países latinoamericanos en el siglo XXI, se ha visto constantemente atacado por la reiterada Guerra No Convencional. Una estrategia mediática basada en operaciones psicológicas que buscan controlar las matrices de opinión con claros objetivos políticos: más poder y control.

Constantemente diagnosticamos nuestras debilidades en el campo comunicacional, reconocemos nuestras carencias, nuestras desventajas, nuestros desaciertos, pero muy poco avanzamos en función de superarlos con eficacia y hacerle frente con contundencia a ese bombardeo mediático incesante contra nosotros. Concentramos demasiado esfuerzo en campañas poco profundas y reseteamos ese mismo esfuerzo una y otra vez.

Al menos en Venezuela, irónicamente con la Revolución en el poder, se ejercen las políticas comunicacionales desde visiones muy ingenuas, arcaicas, con acciones insuficientes, nacidas generalmente desde la emotividad sin tratamiento científico y por ende, inefectivas. La falta de cientificidad en las estrategias comunicacionales, se traduce en acciones efímeras que no resultan contundentes y mucho menos trascendentales. En realidad, no se contrarresta semejante guerra más allá del sustento de una esperanza que te mantiene allí, batallando siguiendo lineamientos infértiles de vigencia fugaz y muchas veces insensatos.

Asumimos a diario el deber de “defender la revolución” desde un punto de vista literalmente defensivo, esperando y respondiendo al ataque, desatendiendo la ofensiva, desestimando la determinante importancia de la planificación, usando retóricamente eso de “la mejor defensa es el ataque”, sin aplicarlo.

Uno de los principales flancos débiles es el abordaje mediático enfocado en la Juventud, no sólo para que sea estudiada como público objetivo, sino para que esta sea partícipe de una política comunicacional pensada, trabajada científicamente.

No se trata de hacer que decenas de jóvenes consuman sus vidas frente a un escritorio, dilatando sus pupilas frente a un computador, sólo observando las redes. Se trata de capacitarlos dándoles herramientas que les permita construir un mensaje efectivo capaz de propiciar transformaciones sociales pertinentes que se traduzcan en un saldo político trascendental.

Se mantiene la imperante necesidad de concretar espacios que funcionen como un verdadero laboratorio, no solamente como un observatorio o una sala situacional. Sus funciones serían estudiar, experimentar, analizar, diagnosticar y pronosticar respuestas mediáticas favorables al proyecto revolucionario, basándose en la aplicación de métodos científicos utilizando semiótica, neuromarketing, psicología y todas las áreas de conocimiento competentes. Mientras sigamos con una línea comunicacional netamente informativa, sin generación de contenido, seguiremos anclados a merced de un trending topic de derecha y habituados a improvisar.

En redes sociales, donde se generan las matrices de opinión que tienen enorme incidencia política, no existe hasta el momento, una vanguardia netamente juvenil que actúe en consenso para hacer frente a la batalla mediática. Resulta entonces una tarea impostergable que debe asumirse como prioridad para contribuir sustancialmente al proyecto revolucionario, ejecutando una verdadera política comunicacional estratega.

Una comunicación digital basada en la estrategia con elementos científicos, no necesitará visibilizarse con pases en vivo, fotos y titulares. El saldo mediático político no se medirá por una nota de prensa, sino por la efectividad concreta del mensaje sin tanto ruido. La clara comprensión de este elemento, es minuciosamente determinante.

No es suficiente seguir precisando debilidades, debemos superarlas. No puede seguir ausente la rectificación tras ejercicios fallidos. Tenemos un profundo por qué y realmente tenemos cómo, la cuestión es para cuándo dejamos de soñarlo y lo vivimos.

Categorías: -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS