Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Noticias » Uruguay

Resoluciones del FELCO VII edición

La otra expresión, la más clara y viva, la rebelión

Uruguay | 14 de diciembre de 2009

imprimir

Resolución política

Reponemos una historia

La historia de este Festival que nació en 2004 ha tenido siempre como condimento la producción de declaraciones políticas de sus participantes.

Desde San Pablo en 2006 recuperamos siempre una caracterización política general que parte de la siguiente premisa: el agotamiento histórico de un régimen social, el capitalismo, que en la profundidad de su crisis arrastra al conjunto del planeta y la humanidad a la barbarie.

Es cierto que para sostener la premisa sin caer en una profesión de fe religiosa debemos acompañarla de los datos materiales que aporta la realidad para verificarla.

El derrumbe financiero -que en última instancia es el derrumbe del capital como relación social- originado en la especulación inmobiliaria es uno de esos datos.

El salvataje de los grandes capitales por los fiscos y bancos no garantizó el fin de la perspectiva de nuevos derrumbes.

La putrefacción del capital que se hacía principalmente visible en los países oprimidos por el imperialismo, ahora se manifiesta profundamente en los países “centrales”, los mismos que con la caída del muro pronunciaron su fe en “el fin de la historia”, en la expansión sin límites de la “globalización capitalista”, se derrumban por su propio peso. Basta ver cómo el sueño americano se ha convertido en la pesadilla de millones de trabajadores que han perdido casa y trabajo.

La desocupación y la subocupación han alcanzado porcentajes que parangonan la crisis en curso con las peores del pasado: 18 por ciento, por ejemplo, en Estados Unidos, o sea 23 millones de trabajadores; más del 20 por ciento en España; alrededor de ese porcentaje en Argentina: más de dos millones de personas. En América Latina, para impedir el desarrollo independiente de las organizaciones de desocupados, el Banco Mundial impulsa políticas de asistencia miserables con contraprestaciones laborales contribuyendo a una mayor flexibilidad laboral.

En Francia, los suicidios de los telefónicos presionados por la flexibilización laboral, la baja salarial y la presión de la posibilidad de la pérdida del trabajo son una de las expresiones más oscuras de la tendencia de los capitalistas a recargar las tintas de la crisis sobre los trabajadores.

La otra expresión, la más clara y viva, la rebelión.

El Felco no es un producto de la catástrofe capitalista sino de la rebelión, en particular latinoamericana, frente a esta tendencia a la barbarie.

“El Felco no nació de un repollo –dijimos- es la expresión de un conjunto de representaciones artísticas de las rebeliones populares que recorren América Latina. Desde el Argentinazo de 2001, las insurrecciones de masas en Bolivia, la formación de la comuna de Oaxaca y el levantamiento contra el fraude en México, las rebeliones en Ecuador y en Perú, que se agudizaron contra el régimen de Alan García y la implantación del TLC; la intervención histórica del pueblo venezolano contra el golpe pro imperialista de abril de 2002 y contra el lock-out (paro empresario) en febrero de 2003; de la lucha de los trabajadores rurales sin tierra, de los sin techo y del resurgir combativo en los sindicatos de Brasil; el gran salto que ha dado en la escena la clase obrera chilena y la rebelión estudiantil, ha significado un paso en la lucha sindical y un cuestionamiento a la educación de mercado, frente al gobierno de la concertación y a toda la burguesía chilena”; hasta la lucha de los campesinos y pueblos originarios permanentemente avasallados por las transnacionales que, levantándose contra los emprendimientos contaminantes (papeleras, mineras, petroleras, etc), marcan el camino para una lucha consecuente por la defensa de los recursos naturales contra las multinacionales del saqueo y la contaminación.

Hoy resulta inevitable agregar a esta corriente al heroico pueblo de Honduras y su resistencia al golpe, así como a los campesinos paraguayos que emprenden su combate contra el avance sojero. Al resurgir combativo en el movimiento obrero argentino con epicentro en Kraft y el Subte, pero con desarrollo de base en todo el movimiento sindical; a la reaparición del movimiento obrero mexicano con la enorme lucha de los trabajadores de Luz y Fuerza, y a las luchas de los trabajadores chilenos, entre otros. En Uruguay, la lucha por la anulación de la ley de impunidad volvió a colocar a las masas en la calle y aportó una nueva contradicción entre sus aspiraciones y las del gobierno del Frente Amplio al que apoyan. Mujica, ya advirtió que “la justicia tiene olor a venganza” y que “no juzgará a viejitos”. Su gobierno promete, además, rebajas salariales y privatizaciones de empresas públicas. Por lo tanto, precisa mantener intacto el aparato represivo de la dictadura para continuar criminalizando la protesta y la pobreza, procesando luchadores y manteniendo condiciones infrahumanas en las cárceles.

Sin embargo, aún señalamos el carácter inconcluso del proceso de rebelión popular que atraviesa nuestro continente, ya en 2007, decíamos:

“En Latinoamérica, la rebelión trata de ser canalizada mediante la emergencia de gobiernos nacionalistas y/o progresistas. Los gobiernos de Lula, Kirchner, Bachelet y Tabaré que, siendo correas de transmisión de las políticas imperialistas, intentan por todos los medios contener a las masas sin satisfacer sus necesidades son combatidos por los trabajadores y sus combates han sido ilustrados por este festival”

Y, “En los países donde el imperialismo no puede imponer sus propios candidatos emergen, producto de los procesos de rebelión, líderes nacionalistas o indigenistas que proponen un camino “antiimperialista” sin cuestionar al régimen capitalista. Son los casos de Bolivia, Venezuela y Ecuador”. Del documento aprobado en 2007

Hoy, la profundidad de la crisis mundial impone al imperialismo profundizar su tendencia guerrera. Del pantano de Irak y Afganistan una fuerte tendencia dentro del imperialismo ha concluido que, de avanzar en Irán debe hacerlo con una guerra nuclear y para sostenerla debe cuidar la retaguardia en su patio trasero, América Latina. Ese es el sentido de la instalación de las bases en Colombia, del golpe en Honduras y de la preparación de uno similar en Paraguay.

Desde la provocación de Uribe con el ataque al campamento de las FARC en Ecuador, los nacionalistas e indigenistas no han hecho más que retroceder.

La reciente reunión de la Unasur en Bariloche es el compendio de toda esta incapacidad histórica. No logró modificar ni un ápice de la política de Estados Unidos y Uribe en Colombia, ni reinstalar a Zelaya en Honduras. No están en condiciones de lograrlo quienes han aportado tropas de ocupación en Haití o El Congo. No lo están estados como el brasilero que se embarca en una carrera armamentista, ni todos los estados que refuerzan su aparato represivo para oponerlo a las tendencias de lucha de los puebles.

Ninguno de los regímenes políticos que han resultado de la emergencia de las rebeliones populares latinoamericanas se encuentra en condiciones de enfrentar los planes del imperialismo.

Por tanto la reafirmación de las conclusiones presentes en las últimas declaraciones del Felco cobran mayor relevancia que nunca, como dijimos antes y sostenemos ahora “la integración latinoamericana no será obra de los explotadores sino de la unión de todos los sectores explotados de nuestro continente para terminar con toda forma de explotación y sentar las bases de la unidad socialista de América Latina”.

El FELCO se compromete con este objetivo y pone a su disposición esta herramienta de lucha y formación política que son las exhibiciones y los debates de los films y de todas las obras artísticas realizados y puestos en escena en función de una perspectiva política independiente de la clase obrera.

Montevideo, diciembre de 2009.

Aprobado por mayoría, con una abstención y ningún voto en contra, en la Asamblea realizada el sábado 5 de diciembre en la Fac. de Ciencias Sociales.

Balance y resoluciones organizativas

Para definir un balance de esta VII edición del FELCO realizada en Uruguay, así como los métodos de funcionamiento y las propuestas de trabajo a futuro, partimos de retomar las explicaciones sobre qué es este festival de otra clase, cuál consideramos que es su función artística, política y cultural, y cuáles sus objetivos generales y particulares.

En términos generales, el FELCO es un medio, una herramienta que hemos creado para impulsar y aportar con nuestras prácticas específicas, a la lucha de la clase obrera por su emancipación social y política de cualquier tipo de explotación u opresión. Es con este norte que realizamos todas las actividades. Es con el fin de aportar a la colectivización de experiencias entre la clase, a la maduracion de conclusiones que permitan a la clase obrera emanciparse de cualquier tutela y actuar como clase para si, que realizamos las proyecciones, las exhibiciones, los debates, los recitales y movilizaciones. Es con esta conciencia y de forma militante que nos organizamos y pretendemos -y logramos- extendernos geográficamente. Remarcamos que en el marco de una crisis capitalista histórica, las luchas de la clase obrera se recrudecen y multiplican, y esta función social y política se ratifica y se hace cada vez más necesaria.

Un primer balance

Partiendo de estos principios fundacionales, cuando aún no ha concluído esta VII edición en Uruguay, ya podemos decir que la misma ha sido muy importante. Los compañeros de la organización uruguaya en primer lugar han destacado los pasos dados en la coordinación entre distintos colectivos y organizaciones sociales y políticas de los trabajadores.

La potencia de haber accionado conjuntamente en torno a esta idea rectora está a la vista. El Felco Uruguay logró instalarse en los medios (diarios, TV, radios); logró concentrar en un escenario al aire libre a importantes bandas y músicos tanto de Uruguay como de Argentina, con más de 1500 asistentes; logró superar las innumerables dificultades organizativas y sostener el 95% de las actividades planificadas; logró una gran participación e interés de público en general y principalmente de las organizaciones de lucha de los trabajadores y los estudiantes.

El Felco Uruguay, por nombrar los hechos más destacados, logró algo que es un enorme orgullo y que empalma perfectamente con los objetivos arriba citados. Fue un vehículo para la realización de un debate muy importante entre el movimiento estudiantil y educativo Uruguayo y argentino, que dejó planteada la tarea de trabajar conjuntamente por la realización de un encuentro latinoamericano de las juventudes anticapitalistas.

El Felco Uruguay también fue un factor para el reencuentro y debate franco entre la mayoría de los sectores clasistas y combativos del Uruguay, que agradecieron y se comprometieron a dar continuidad tanto a actividades del Festival, como instancias de debate y coordinación con fines de lograr una unidad en la acción. ¡Impresionante compañeros!

Estamos orgullosos de haber aportado en este sentido y somos nosotros los que agradecemos a todos los participantes de los debates y proyecciones y por supuesto, les planteamos la continuidad del trabajo común que lo entendemos como importantísimo marco para el desarrollo de un debate necesario, que permita en Uruguay plantar una perspectiva política frente a la inocultable vocación de conciliación de clases de “la izquierda” en el gobierno. Conciliación de clases que, huelga aclarar, sólo sirve a los fines de la burgesía y para impedir la organización y lucha frontal e independiente de los trabajadores para que la crisis la paguen los capitalistas.

Resoluciones organizativas

En base a una colectivización del recorrido y experiencias del felco en ediciones anteriores con los compañeros que se han sumado, así como del abordaje de algunas custiones polémicas que se fueron planteando; en términos generales hemos ratificado los principios basicos organizativos que nos hemos dado hasta el presente:

La unidad del Felco se construye y se expresa fundamentalmente en los documentos políticos y organizativos aprobados en las asambleas de las ediciones internacionales.

Dentro de los principios políticos expresados al comienzo de este documento, cada país o región tiene autonomía a la hora de impulsar iniciativas del festival.

La lucha por la conquista de recursos económicos debe ser para llevar adelante las actividades y profesionalizarlas y extenderlas cada vez más y nunca puede ser un condicionante de ningún tipo.

Combatimos por medio del debate franco y consecuente cualquier tendencia a utilizar al FELCO con otros fines y que lo desvirtúen en su características políticas y militantes.

Próxima edición internacional

Se propone Argentina 2010 para la realización de la VIII Edición del FELCO. La misma se realizaría en el mes de mayo en paralelo (y contrapuesta) con la “movida cultural” que está preparando la burguesía argentina en vistas de los festejos del bicentenario.

Propuestas de trabajo generales

Retomar y reforzar la coordinación internacional del Felco con la elección, en cada país, de un mínimo de dos compañeros para cumplir ese rol.

Respecto a la coordinación al interior de cada país se propone, como mínimo, la realización de un encuentro nacional por año, y el intercambio y debate permanente entre los distintos grupos o regiones que lo integren.

Abordar la tarea de unificar toda la información respecto al acervo histórico del Felco a lo largo de las 7 ediciones realizadas, que calculamos en más de 400 películas.

Analizar en detalle y poner en marcha gradualmente un sitio web donde podamos comenzar a subir –o vincular- los films del acervo felco, consultando a los realizadores sobre su acuerdo o no, para que desde el mismo se pueda tanto ver como bajar los films (jugando asi un importante rol en la distribución y ahorrando tiempos y recursos), como subtitular los mismos.

En relación a este punto, el subtitulado a español y portugués volvió a plantearse como una tarea clave para la integración real de Brasil al intercambio de films.

Al margen de este sitio que podría ser una especia de “web central de FELCO”, cada país o región puede desarrollar su propio sitio y publicitar allí todas las actividades que se realizan durante el año. Todos los sitios deben vincular a todos los demás y a la web central en un lugar destacado.

Impulsar en cada país y región la participación en el Felco de artistas de distintas disciplinas, sin ningún tipo de condicionamiento temático, que permita tanto multiplicar el impacto social político y cultural de las actividades, como impulsar el debate específico que permita la organización de cada rama artística para luchar por sus reivindicaciones particulares.

Promover, en los distintos países o regiones así como en las ediciones internacionales, el debate sobre la estética -las formas- que adquieren nuestras producciones, así como la realización de oficinas, talleres o seminarios de formación y/o análisis audiovisual.

Profundizar las convocatorias abiertas para promover la participación en la organización del FELCO de distintos individuos o colectivos que, aunque con diferencias políticas o estéticas, se enmarquen en la perspectiva clasista y anticapitalista que el Felco propone.

Impulsar en cada país o región la convocatoria a exhibidores que se comprometan a la realización cotidiana de ciclos de cine y actividades artísticas/políticas del felco en espacios políticos o culturales, como asi también al aire libre, en plazas, barrios y asentamientos. En particular se habló de hacer especialmente una convocatoria a los cineclubistas.

Centralizar a través de los compañeros del Felco Argentina, la inscripción del mismo cono asociación civil sin fines de lucro, a los fines de trabajar para la obtención de recursos permanentes –principalmente provenientes de los países centrales- que permitan un funcionamiento mas profesionalizado y llevar adelante en mayor número y perspectiva las tareas más arriba planteadas.

En relación a la continuidad del Felco en Uruguay

Realizar la web del Felco Uruguay donde se publique todo lo ya realizado, incluyendo fotos y videos.

Desarrollar, a través de los compañeros de Cine Veráz, actividades y convocatorias en la región Este (Maldonado, Rocha, Lavalleja, Treinta y tres)

Dar publicidad, y comprometer la participación de los distintos compañeros participantes de las actividades y debates del Felco Uruguay, al ciclo del Felco 09 que se exhibirá en la Cinemateca del 15 al 20 de diciembre del corriente.

Convocar para antes de navidad a una reunión abierta de la comisión organizadora que colectivice, corriga y/o complete el balance de la VII edición, y que reciba y comience a dar curso organizativo, a las distintas iniciativas de actividades que se fueron planteando a lo largo de estos intensos cinco días de Felco Uruguay.

Montevideo, diciembre de 2009

Aprobado por mayoría, con una abstención y ningún voto en contra, en la Asamblea realizada el sábado 5 de diciembre en la Fac. de Ciencias Sociales.

FELCO - Festival Latinoamericano de la Clase Obrera

Fuente: FELCO http://felcoargentina.com.ar/felco%2009/felco09.html

Categorías: -

Canal en movimiento

América Latina y Caribe |

EEUU ya no puede presumir

Vea más videos comunitarios »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2019
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS