#ATV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por Milay Tovar

La política del cuidado en tiempos de violencia y despojo

Venezuela | 28 de mayo de 2017

imprimir

¿Mamá, por qué ese señor nos grita esas cosas? ¿Acaso hemos hecho algo malo? Preguntaba Eli a su madre, tras escuchar cómo aquel señor vomitaba, la funesta frase, imperdonable, en consecuencia al genuino gesto de quien no se esconde de lo que cree y de lo que siente. ¡Deberían quemarlos a todos y así se acabaría esta plaga de una vez por todas!

Salir a las calles de Caracas con nuestras crías, como sujetos políticos pensantes de una propuesta, se ha convertido en una aventura extraordinaria, que lejos de cumplir su desarrollo natural y cotidiano, impacta en la percepción subjetiva de bienestar y en la propia materialidad del día a día. Criar en tiempos de violencia, una suerte de viacrucis, en el cumplimiento de las labores cotidianas que nos convocan a continuar la vida.

El sostenimiento del cuidado en la crianza, es una labor cotidiana incesante, que jamás se detiene. Aborda no solo elementos biológicos de la propia condición humana, también requiere un esfuerzo afectivo con altos niveles de disposición.

Así entonces, hay quienes nos hemos ido comprometiendo en generar praxis políticas, que incluya en la formación de nuestros hijos, una visión comunitaria, que introduce el fortalecimiento de los vínculos, donde nos permitimos generar diálogos entre nuestros pensamientos y nuestro sentir. Encontramos en la Revolución Bolivariana una voz posible para juntarnos y enunciar lo que consideramos necesario e innegociable.

Aquí y ahora, olas de violencia desbordada de un sector de la sociedad, que actúa como defensores de la propia individualización neoliberal y de sus privilegios, se decide a negar el traspaso de las experiencias populares. Así, la capacidad de pensar no sería puesta en debate por innecesaria… El pensamiento imperante dirigiría los destinos del país, y su resultado inmediato sería garantía de progreso, ya que iríamos derechito a la mejoría de nuestra calidad de vida, siguiendo paso a paso las instrucciones de quienes históricamente se han propuesto pensar por nosotros.

En este contexto, la valorización del cuidado y la crianza se convierte en una empresa imposible. Excluyendo todo apoyo proveniente de la red social, imponiendo espacios públicos hostiles. ¿Acaso su propuesta hegemónica desgastada, incluye las mejores condiciones para las mujeres y hombres del futuro inmediato? ¿A quién quieren convencer si no a los ya convencidos de sus privilegios, por encima de otrxs? ¿Será que a través de la destrucción, se podrá lograr “un mejor futuro lleno de progreso?” Definitivamente no.

Va ganando adeptos a su paso, a medida que se instaura en la psiquis de quien encuentra una respuesta discursiva a lo que considera una realidad irrefutable. El fin justificaría los medios: ¡Acabemos con esto de una vez por todas! ¡Acabemos con ellos!

La guerra de lo subjetivo y lo simbólico. Las ideas, los pensamientos y las creencias. El despojo del ser y la zona de no existencia. Te despojo de tu identidad, tu razón, tu condición. Deslegitimo tus colores y sabores.


Publicado por Red de colectivos por el Cuidado de la Vida Tetas en Revolución. Escríbenos a tetasenrevolucion@gmail.com. Síguenos en Twitter e Instagram: @TetasEn y en Facebook: TetasEnRevolución en el portal web ciudad.ccs.info

Categorías: -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

#ATV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS