Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Noticias » Colombia

Comunicado de la Organización Nacional Indígena de Colombia

Apuestan a la unidad del pueblo frente a violación de DD HH

Colombia | 30 de octubre de 2017

imprimir

La violencia sigue caminando por nuestros campos. Los Pueblos Indígenas de Colombia hemos acompañado y participado de manera directa en el proceso de Paz de La Habana, a pesar de haber sufrido directamente la violencia del Conflicto Armado. Le seguimos apostando a una paz completa, estable y con nosotros. Sin embargo, vemos con tristeza y preocupación que a pesar de los acuerdos de paz y el cese al fuego, la violencia no para. A los indígenas, campesinos, afros, y demás líderes populares nos siguen matando y la impunidad crece.

Frente a las sistemáticas violaciones a los DDHH, los Derechos de los Pueblos Indígenas y Étnicos, comunidades campesinas y la sociedad civil en general, convocamos al pueblo colombiano a que se unan a la Minga Nacional por la vida, el territorio, la paz y el cumplimiento de los acuerdos.

DENUNCIAMOS las masacres que se siguen presentando como la de Tumaco donde cayeron 2 indígenas del pueblo Awá y miembros de las comunidades campesinas; el asesinato sistemático de líderes indígenas, afros, campesinos y defensores de DDHH, las amenazas reiteradas, el desplazamiento forzado y el despojo territorial que persiste y en general las graves vulneraciones de nuestros derechos constitucionales a la vida, el territorio, la paz y los consagrados en los distintos acuerdos incumplidos por el gobierno del Nobel de Paz.

SEÑALAMOS, que estos graves hechos de violencia, no obedecen a situaciones aisladas como lo pretende mostrar el gobierno y algunos medios de comunicación, sino a una estrategia sistemática de exterminio basado en intereses socioeconómicos sobre nuestros territorios, en una lucha de poder por el control territorial y la apropiación de los recursos naturales y economías ilícitas como el narcotráfico, la minería legal e ilegal, la deforestación, el ecoturismo, la exploración y explotación de los recursos etc., para lo cual hay una disputa por controlar los territorios dejados por las FARC y los territorios colectivos de los pueblos étnicos a través del despojo, generando un daño social y ambiental irreparable que acrecienta los conflictos y no contribuyen a la construcción de una paz estable y duradera, incumpliendo claramente con el Acuerdo de La Habana y lo consagrado en el Capítulo Étnico del mismo.

RECHAZAMOS, esta estrategia basada en la muerte y la desolación, que además crea un escenario utilizado por quienes quieren acabar con el derecho fundamental a la Consulta y el Consentimiento Previo, Libre e Informado, la objeción cultural y las consultas populares. Estas son las escasas herramientas democráticas con las que contamos para defendernos de un modelo económico de despojo, muerte y destrucción de nuestros territorios y el medio ambiente que estamos llamados a proteger todos los colombianos.

DENUNCIAMOS, el balance del incumplimiento, donde el Movimiento Indígena ha pactado acuerdos en diferentes escenarios, que se desprenden de órdenes directas de la Corte Constitucional, como el Programa de Garantías y los Planes de Salvaguarda consagrados en el Auto 004 de 2009 y demás autos de cumplimiento, los concertados en los espacios de la Mesa Permanente de Concertación – MPC, como el Decreto Ley de Victimas 4633 de 2011, los acuerdos alcanzados en el Plan Nacional de Desarrollo 2014- 2018, etc., Los acuerdos de la Minga del 2013, de la Minga campesina étnica y popular del 2013 y 2016, lo pactado en el Capítulo Étnico del Acuerdo Final para la Terminación del conflicto, así como los distintos acuerdos realizados en los diferentes espacios regionales, que evidencia la falta de voluntad política y la clara violación a los derechos de los Pueblos Indígenas, afros y demás sectores de la población colombiana.

DENUNCIAMOS la incoherencia del Gobierno que afirma ante la comunidad internacional que los recursos naturales son una riqueza. Cuando en realidad utiliza este discurso como ansuelo para captar recursos económicos que son feriados con las instituciones que han sido corruptas, que se han dedicado a comercializar con nuestros recursos. Siendo las autoridades tradicionales y nuestras comunidades tradicionales los guardianes naturales de los bosques, de los yacimientos de agua y la biodiversidad; el Gobierno se ha negado expedir el Decreto que reconoce a nuestras Autoridades Indígenas competencias ambientales. Cuando hemos confiado que este sería un gesto de Paz, el Gobierno Nacional ha respondido con engaños, dilaciones y excusas. No entendemos como por un lado el gobierno estatal afirma que la propiedad privada es un principio fundante de la democracia y un bien innegociable, se niegue a expedir una norma ambiental que sólo aplica en nuestros territorios y resguardos que son una propiedad privada de carácter colectivo.

El Nobel le incumple a los colombianos, le incumple a la Paz, le incumple a la Comunidad Internacional y a todos los que le apostamos a la construcción y cultivar de una paz territorial, estable y duradera. Manifestar que las víctimas son el centro de dicho acuerdo y revictimizarlas, genera más violencia, profundiza la polarización de una sociedad fuertemente dividida y acaba con los anhelos de una paz verdadera con justicia social, donde la Verdad, la Justicia, la Reparación Integral, y las garantías de no repetición primen sobre los intereses de quienes le apuestan a la guerra como único medio para lograr sus objetivos.

No podemos permitir, que aquellos que se aprovecharon de los recursos de la guerra, hoy se aprovechen de los recursos de la Paz. Las comunidades están excluidas del presupuesto, que es utilizado por la clase política que acrecentan la corrupción, la convierten en mermelada, se derrochan en las campañas electorales que siguen acrecentando la brecha entre ricos y pobres.

Nos SOLIDARIZAMOS, con las justas luchas de los hermanos afrocolombianos, campesinos que exigen la sustitución voluntaria pactada en La Habana y la implementación de la Reforma Rural Integral, con los maestros, estudiantes.

HACEMOS UN LLAMADO, a la opinión pública nacional e internacional, a los organismos defensores de DDHH y a los distintos sectores sociales que acompañan la Minga Nacional, para que se solidaricen con nuestras luchas y las justas reclamaciones en beneficio del pueblo colombiano, en especial las poblaciones más excluidas y marginadas.

SOLICITAMOS el acompañamiento de las Naciones Unidas, de los países garantes y acompañantes, de la Iglesia Católica y la defensoría y procuraduría, para que acompañen el desarrollo de la Minga y ayuden a buscar medios alternativos de resolución de conflictos que permitan acordar una ruta de cumplimiento de los acuerdos.

¡NO MÁS ACUERDOS DE PAPEL, EXIGIMOS SU CUMPLIMIEMNTO!
¡CUENTEN CON NOSOTROS PARA LA PAZ, NUNCA PARA LA GUERRA!

#MingaPorLaVida / #MeIndigna


Tomado de: Colombia soberana

Categorías: - - - -

Ultimas de Colombia

Más sobre Colombia »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS