Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Noticias » Venezuela

Desafíos comunes para una nueva política

Mujeres hablan de su militancia y la construcción de saberes desde el territorio

Venezuela | 31 de agosto de 2017

imprimir

En las instalaciones de Café Sur 21 en Parque Central tuvo lugar el foro “Construcción de Saberes en los Territorios, Una Mirada Militante desde las Mujeres” donde se conversó sobre: Qué aportes y roles ocupan las mujeres en la militancia territorial y en el desarrollo de una nueva forma de hacer política, las principales dificultades para desarrollar procesos sistemáticos de producción de conocimiento y los desafíos para la construcción de saberes desde la militancia territorial.

En el encuentro participaron Irma Pacheco, militante del Movimiento de pobladores y pobladoras y Martha Lía Grajales, activista de derechos humanos y coordinadora del Proyecto San Agustín Convive, quienes socializaron sus experiencias como sujetas del impulso del proceso revolucionario en sus comunidades. El Grupo de Investigación Feminista La Candanga publicó a través de su portal web lacandanga.wordpress.comuna síntesis del intercambio de saberes entre los que destacan la necesidad de impulsar un mayor número de procesos de militancia territorial, de manera horizontal, democrática, con una perspectiva crítica y transformadora.

Hacen una reflexión sobre lo que denominan “la vanguardia como conductora de las masas hacia la emancipación”, aseguran que hay una tensión en torno a esta perspectiva de como encaminar la lucha y que la misma puede deformarse en algo “autoritario” que limitaría los procesos de autogobierno. Así mismo, señalan que es indispensable promover un diálogo de saberes para ir construyendo conocimientos, bajo la concepción de la educación popular propuesta por Paulo Freire, que potencien la autogestión como base que garantice la viabilidad de dinámicas de autogobierno.

A continuación las conclusiones completas sistematizadas en el foro:

Los desafíos:

Impulsar un mayor número de procesos de militancia territorial. En los últimos años ha habido un fuerte debilitamiento de estas acciones de militancia territorializada.

Una vez que estos procesos de trabajo en el territorio están en marcha, es importante hacerlos de manera horizontal, democrática, con una perspectiva crítica y transformadora. Hay una tensión con el tema de la vanguardia, como conductora de las masas hacia la emancipación. Esta perspectiva puede terminar siendo muy autoritaria, limitando los procesos de autogobierno.

No caer en romanticismos. Se trata de construir un diálogo de saberes para ir construyendo conocimientos. Aquí la educación popular desde la perspectiva freireana es fundamental. Este enfoque implica la recreación crítica de la realidad, donde además nos constituimos como sujetos y sujetas política organizados para transformar el estado de cosas.

Para que estos procesos puedan alcanzar mayores niveles de autogobierno, es fundamental la autogestión, considerar en el marco del desarrollo de los procesos organizativos, una dimensión económica co-gestionada para garantizar procesos de autonomía y aprendizajes específicos.

Que las experiencias locales se articulen, se encadenen en otras dimensiones también de lo territorial, para que tengan la posibilidad de disputar los sentidos y las maneras de hacer política y de construir conocimiento.

Las dificultades

Fortalecer las capacidades de los actores protagonistas, que participan en los procesos organizativos de los territorios. Si esas capacidades no se desarrollan, corremos el riesgo que sean quienes vienen de afuera los que terminen reproduciendo la lógica de sujeto-objeto de estudio.

Importancia de los procesos de sistematización desde una lógica participativa. Lograr un equilibrio entre acompañar el proceso organizativo y generar el espacio necesario para el desarrollo de estas prácticas de sistematización, es una tensión que existe porque la dinámica organizativa consume mucho tiempo.

El cómo comunicar las experiencias de organización que han resuelto problemáticas concretas de manera exitosa, cómo socializamos estas experiencias para producir conocimiento, para avanzar en la transformación social. Esto nos permite evidenciar que es posible avanzar hacia prácticas con mayores niveles de autogestión en la organización, la autogestión como un hecho verdadero.

La formación y la conciencia van de la mano. El proceso organizativo es fundamental para fortalecer el avance concreto de la práctica política. Los procesos formativos son fundamentales en la revolución para re-construir los modos de hacer. Esto permitiría, entre otras cosas, transformar la lógica de mercancía que imprime todo lo que es un bien para la vida, como la comida, la vivienda, la educación. Generar una ruptura con la lógica del capital.

El rol de las mujeres en la militancia territorial

Su rol es fundamental, son el corazón y el músculo de los procesos de militancia territorial. Pero esa militancia supone para las mujeres una carga adicional, porque no solo se encargan de los procesos de organización en los territorios, sino que además asumen de todo el trabajo doméstico y de crianza. Aquí el reto consiste en poder distribuir los roles para equilibrar las cargas.

Es importante preguntarse porque son las mujeres las que impulsan el trabajo territorial. Centralmente, porque se identifica que este tipo de tareas de militancia territorial son una extensión de lo doméstico y, en este sentido, se asume que son las mujeres quienes deben desarrollarlo.

El reto aquí se encuentra precisamente en revalorizar, en re-politizar, visibilizar la importancia estratégica que tiene ese trabajo, que además es una fortaleza que tenemos como proceso político en la revolución bolivariana.

En los espacios de decisión, donde se manejan los recursos quienes toman las decisiones son los hombres, no se corresponde el equilibrio entre quienes hacemos el trabajo y luego quienes deciden. Esto se puede ver muy claramente en nuestra dirigencia política, cuando vemos la configuración de cuantas mujeres están en esta dirigencia, advertimos que no se corresponde con la cantidad de mujeres que asumen el trabajo cotidiano en el territorio.

Las mujeres vienen destacándose en todos los procesos, pero luego son los compañeros quienes toman la palabra en los espacios políticos. Esto ha sido un profundo debate en las organizaciones. Pese a todo el trabajo que asumen cotidianamente las mujeres, tanto dentro como fuera del hogar, todavía les queda tiempo para militar, porque justamente ese espacio privado se trasladó a la comunidad. Salgo a resolver cosas que antes solo veía dentro del hogar, con mis otras compañeras. Hemos agrandado la casa. Esto complejiza la dinámica de vida de las mujeres. Siguen existiendo estereotipos de género que criminalizan el accionar de las mujeres.

En el proceso de la Constituyente, de las personas postuladas y luego quienes fueron efectivamente candidatos candidatas, la mayoría eran mujeres. Sin embargo, la conformación final de la Asamblea Nacional Constituyente es mayoritariamente masculina. ¿Cómo entonces vamos a abordar las problemáticas específicas que afectan a las mujeres, si no están presentes en estos espacios? ¿Quién va a abrir esa discusión?

Cómo hacemos política las mujeres

Reflexionar sobre las maneras en que asumimos nuestras relaciones con nosotras mismas. Muchas veces nos relacionamos desde una lógica de competencia, de juzganos, nos cuesta reconocernos y articularnos. Es una paradoja si entendemos que dentro del sistema, somos quienes tenemos menos poder, el hecho de que estemos compitiendo entre nosotras, hace que la opción de romper esa condición desigual de poder sea más difícil. En lo territorial la posibilidad de conocernos, reconocernos y valorarnos es muy importante para poder empujar luchas juntas.

Es necesario desarrollar los espacios de disputa con la dirigencia política, para garantizar el debate de ciertos temas que están por fuera de la agenda, como por ejemplo la decisión sobre nuestros cuerpos. El movimiento feminista ha tenido que callar varias veces sus demandas estratégicas.

De cara al proceso constituyente, es muy importante que toda esa agenda de lucha trabajada desde el movimiento feminista se plantee como una discusión profunda y honesta. También es necesario generar espacios de articulación con las diferentes luchas. No se trata de un proceso fraccionado, sino más bien cada lucha asume una dimensión concreta del proyecto político, que nos articula como chavismo.

Las mujeres tenemos otra forma de hacer política, pero que muchas veces no se identifica como tal. Los procesos de acompañamiento que llevamos adelante son una forma de hacer política. Es fundamental reivindicarla. Uno de los grandes errores del chavismo tiene que ver con el gran distanciamiento de la política, con respecto a la vida cotidiana. Las mujeres hablamos y pensamos sobre los elementos concretos de la vida, esto también es un saber.

Es preciso pensarnos qué tipo de cotidianeidad estamos reproduciendo, muchas veces impuestas por el sistema, reproducimos un modelo que no es para la vida. Es ineludible transformar nuestras cotidianeidades, desde prácticas emancipadoras.
Hay un problema de fondo, cultural que tiene que ver con dos elementos, por un lado, con no reproducir las lógicas del machismo en nuestras prácticas cotidianas y, por el otro, con las dificultades que tenemos las mujeres para disputar el poder desde una lógica diferente.

Cómo pensarnos el trabajo con los compañeros. La pérdida de los privilegios en el caso de los hombres, implica una redistribución del poder que siempre implica resistencias. Los hombres deben asumir su tarea de cuestionar sus privilegios.


JC/AlbaTv/2017
Con Información de lacandanga.wordpress.com

Categorías: - -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS