Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por: Juan Carlos Valdez

Necesitamos una Comisión de la Verdad Económica

Venezuela | 25 de agosto de 2017

imprimir

El presidente Nicolás Maduro propuso, a la Asamblea Nacional Constituyente, la creación de una Comisión de la Verdad para definir hechos, responsabilidades, sanciones, e incluso justas indemnizaciones, a propósito de los hechos violentos que se han venido suscitando como consecuencia del desbordamiento del odio. Este fenómeno tiene que ser estudiado profunda y seriamente por dos razones fundamentales: ha causado un impacto negativo muy fuerte en toda la sociedad venezolana, y se señalan responsabilidades desde todos los sectores políticos, lo que produce un maremágnum que pudiera servir para que los verdaderos culpables de esos hechos se escabullan de la justicia. En ese orden de ideas, el presidente, de manera acertada propone ese mecanismo que determinará con sindéresis, las causas y responsables, de modo que nunca más ocurran tales hechos en nuestra patria.

Otro aspecto que ha causado un gran impacto negativo en la sociedad venezolana, y donde también hay múltiples señalamientos acerca de sus causas, y responsables, es lo relativo a las dificultades económicas que estamos sufriendo los venezolanos, y que se ha caracterizado por la escasez y los altos precios.

Desde el sector que adversa al gobierno, todas las dificultades económicas no tienen otra explicación que malas políticas que, en esa materia, ha implementado el gobierno. Mientras quienes apoyamos al gobierno, avalamos la tesis de la “Guerra Económica”.

Somos muchos los que hemos dedicado numerosas horas diarias a la investigación, estudio y análisis del hecho económico y, fundamentalmente, al fenómeno que actualmente vivimos los venezolanos. Y somos muchos los que estamos convencidos de que la economía venezolana sufre una fuerte intervención interna y foránea, con la única intención de deteriorar al máximo posible la calidad de vida del venezolano.

Investigadores serios, con una posición crítica-científica, han podido desmontar varias de las tesis opositoras sobre los fenómenos de la inflación y la escasez en Venezuela; desnudando así la mencionada Guerra Económica. En este sentido, Pasqualina Curcio demostró, entre otras cosas, que la producción de alimentos en Venezuela no ha caído, demostró también que el gobierno nacional incrementó la asignación de divisas para las importaciones necesarias, con lo que desmontó la prédica de que el gobierno no entregaba divisas a los importadores; y demostró que la escasez es inducida. También Luis Salas Rodríguez y José Gregorio Piña destrozaron la tesis de que la inflación obedecía a la tan cacareada emisión de dinero inorgánico por parte del Banco Central de Venezuela, y Piña, en particular, hizo un estudio donde demostró que los llamados costos de reposición, con lo cual productores y comerciantes justificaban calcular sus precios con el precio del dólar paralelo, no es más que una burda argucia para incrementar sustancialmente los márgenes de ganancia a la vez que contribuyen con la subida exponencial de los precios.

Luis Enrique Gavazut, realizó un pormenorizado estudio acerca de la asignación de divisas donde demostró que no existía razón alguna para que las grandes transnacionales que laboran en el mercado venezolano redujeran su producción o abandonaran el mercado, ya que recibieron suficientes cantidades de divisas para mantener sus operaciones en el país. Gavazut también ha realizado estudios importantes sobre cómo combatir el dólar paralelo.

Tony Boza, en su libro: La guerra contra el Pueblo desnudó buena parte del tinglado conspirativo nacional e internacional; y finamente yo he realizado algunos aportes en lo relativo al análisis del dólar paralelo y el papel clave de la banca comercial privada en la desestabilización financiera.

Todos esos estudios y análisis son realizados con mucha dificultad, ya que cuesta obtener datos confiables. Esa es una de las cosas que debemos corregir. El oscurantismo solo beneficia la corrupción y la ineficiencia.

Lo cierto es que después de casi un lustro describiendo el escenario y los elementos que lo determinan, la situación de dificultad económica se mantiene, e incluso existe la percepción de que, en materia de precios, empeora. Esto nos obliga a preguntarnos: ¿Qué es lo que no sabemos sobre los fenómenos de la inflación y la escasez en Venezuela, que imposibilita revertirlos? Porque a todas luces, en el mejor de los casos, los antídotos han sido insuficientes.

Hay cosas que cuesta comprender, como por ejemplo, cómo es posible que en Colombia se siga depreciando nuestra moneda legalmente, conforme al ordenamiento jurídico colombiano; con consecuencias nefastas para nuestra economía, y que no se le exija a la autoridad cambiaria colombiana que deje de cotizar el bolívar, de manera que nadie pueda “legalmente” en el vecino país, depreciar nuestra moneda. ¿Es que acaso se desconoce que las monedas forman parte de la soberanía de los países, en consecuencia la autoridad cambiaria colombiana no podría negarse a cumplir con nuestro petitorio, sin que se considere un ataque a la soberanía venezolana?

En un estudio reciente de la firma Econométrica, aseguran que la inflación, hasta el año pasado, superaba diez veces al alza que experimentó el dólar paralelo. Lo que nos lleva a la conclusión de que tampoco el dólar paralelo está explicando el alza de los precios. Esa misma firma de tanques del pensamiento económico liberal en Venezuela, afirmó que desde 2014 hasta 2016, la expansión monetaria atribuible al BCV se ha contraído en casi un 70% y que la velocidad con la que suben los precios supera abiertamente la velocidad con la que se emite dinero. O sea, tampoco la liquidez explica la subida de precios. ¿Será que estos ultraderechistas están mintiendo para exculpar a nuestro gobierno de la subida de precios? No lo creo. Lo que pasa es que lo que es tan evidente no se puede ocultar ni con las expresiones encriptadas de los tecnócratas liberales (y de muchos economistas de “izquierda” también). El pueblo lo deduce de los hechos: ven que el dólar paralelo sube y que los precios de todo sube, luego ven que el dólar paralelo baja y ningún otro precio baja. Eso no se puede disfrazar. ¿Entonces, qué está pasando?

En un país donde la producción nacional, la distribución y la importación están, básicamente oligopolizados y monopolizados, no debe ser necesario buscar mucho para encontrar al que sube los precios, a menos que creamos que son los bachaqueros los que dominan el mercado nacional.

Hoy, más que la escasez física de bienes y servicios, es la escasez generada por los altos precios la que está angustiando al venezolano. Es ver el producto y no poder comprarlo: es el tipo de “escasez” más humillante.

Nosotros, y me atrevo a hablar por mis compañeros de 15 y Último, creemos que este es el momento para crear un mecanismo metabólico de formación de precios que se autorregule, para lo cual es necesario colocar todas las piezas sobre el tablero; y teniendo toda la información disponible, será seguro que podremos diseñar un modelo económico sustentable que se aparte de la lógica especulativa, propia del capitalismo liberal.

Por lo antes dicho, y por muchas cosas más, debe crearse, urgentemente, una Comisión de la Verdad Económica para evaluar lo que tenemos, lo que hemos hecho y diseñar lo que haremos. Proponer soluciones sin evaluar los tres aspectos que acabamos de mencionar, es como lanzar flechas con los ojos tapados.

Camaradas de la Asamblea Nacional Constituyente, hagamos la Comisión de la Verdad Económica lo más pronto posible.


Publicado originalmente 15 y Último

Categorías: -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2017
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS