Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube
Portada » Noticias » Venezuela

Ocupación, Control, Regulación y Comunalización, para ganar la batalla económica

Venezuela | 29 de abril de 2020

imprimir

Hemos entrado ya en la séptima semana de cuarentena contra la pandemia de COVID-19, una amenaza que hemos afrontado con altura como pueblo y como Estado.

En este contexto, recientemente el Gobierno Nacional ha anunciado un conjunto de medidas como respuesta a la guerra de precios que le declaró la burguesía nacional -y sus cómplices- al pueblo venezolano:

1. Ocupación de una de las mayores fábricas de aceite vegetal comestible (COPOSA);

2. Supervisión y seguimiento riguroso de los procesos de venta y distribución de alimentos de tres de las principales plantas del país (Polar, Plumrose, Matadero Turmero);

3. Regulación de los precios en 27 rubros básicos.

4. Aumento del salario mínimo, bonos y pensiones.

Desde la diversidad de las organizaciones populares y movimientos sociales revolucionarios de Venezuela, reconocemos la necesidad de estas medidas y manifestamos nuestro total respaldo al Presidente Nicolás Maduro Moros, ratificando nuestra disposición para defender estas y próximas medidas aún más radicales que deberán ser tomadas, siempre en favor de la clase trabajadora. Al respecto, nos parece importante exponer una serie de consideraciones y propuestas:

Sobre la economía especulativa:

Sabemos que la burguesía rapaz y mafiosa luchará por sostener sus privilegios y por evadir cualquier regulación, al igual que lo harán algunos eslabones de las cadenas comerciales que están aprovechando el valor ficticio del dólar para enriquecerse desproporcionadamente, bajo la llamada “lógica del mercado”, que no es más que el aprovechamiento de la ausencia de controles para imponer la lógica de la máxima ganancia capitalista a pequeña y gran escala.

Por ello, comprendemos que las condiciones objetivas, considerando factores internos y externos que impactan nuestra economía, nos exigen desarrollar un fuerte aparato productivo emergente de unidad nacional pero a la vez, un marco regulatorio que contenga el efecto corrosivo de la guerra especulativa, y frene la impunidad económica.

Sobre el Salario:

En el mundo, una de las propuestas que se posiciona con fuerza es la asignación de un estipendio universal a cada habitante para paliar la crisis. En Venezuela, el salario, las pensiones y los bonos son mecanismos masificados de asignación de renta dónde la mayoría de la población es beneficiada, el problema es que no son suficientes para garantizar el acceso pleno a los bienes básicos en una economía especulativa y manipulada como la que tenemos.

Todo esto nos pone en un necesario debate nacional:

- ¿Cómo se garantizan los bienes y servicios necesarios para la vida de la mayoría del pueblo venezolano en este contexto?

- ¿Equiparar el salario a los precios del mercado especulativo? ¿Es viable un aumento así en medio de merma del ingreso nacional petrolero y el bloqueo? ¿Basta regular los precios en función del ingreso familiar?

- ¿Se puede por la vía formal condicionar a la burguesía al estricto interés nacional y de las mayorías? ¿Qué acciones supone?

- ¿Tenemos otras formas de distribución que no sea el mercado especulativo?

En este último sentido, es notable el mecanismo de distribución directa CLAP, que responde a la lógica correcta de hacer llegar de manera directa rubros básicos necesarios para cada familia. Es un mecanismo en esencia revolucionario, que a partir de su expansión ha logrado abarcar casi 6 millones de hogares, impactando positivamente en el gasto familiar (aún cuando existen muchas zonas de silencio que ante la arremetida especulativa, quedan en una grave situación de vulnerabilidad y deben convertirse en zonas priorizadas a atender en estas particulares circunstancias)

Sobre la transición:

Entonces, nos movemos entre un Estado que impulsa métodos alternativos para dar beneficios reales al pueblo, que mantiene una política de aumento salarial sostenido aunque insuficiente, y una economía que con una mermada producción nacional y altamente dependiente del mercado petrolero, no logra torcer completamente el brazo al ataque especulativo y las carencias producto del bloqueo.

No existen respuestas fáciles ante este tema, ni podrán darse desde el puro deseo; solo podrán cristalizarse soluciones desde el análisis de las fuerzas concretas en disputa y desde nuestra capacidad para luchar por los medios necesarios para la reproducción de la vida.

Confiamos en la voluntad y determinación del Presidente Nicolás Maduro, para superar un agotado modelo basado en la importación y renta petrolera, para avanzar hacia la diversificación la economía y elevar nuestras capacidades productivas, públicas, privadas y comunales.

No podemos perder de vista que la pandemia que azota a los pueblos del mundo, ha reafirmado también el carácter inhumano y peligroso del imperialismo, y por tanto,también nuestro más profundo rechazo a esa amenaza latente a la paz nacional y mundial.

Sobre la amenaza imperialista:

Queda demostrado que quienes administran el gobierno de EEUU son incapaces de proteger a su población, siendo los EEUU ahora el país con más de la mitad de los contagios y más de la cuarta parte de los muertos por COVID-19 del total mundial; cientos de miles de nuevos desempleados que entrarán en las ya abultadas estadísticas de pobreza; y además, una amenaza permanente contra China y Cuba, siendo estos los países que más han apoyado a otros pueblos en medio de esta crisis, y contra Venezuela, que se ubica como el país que mejor ha contenido la pandemia en todo el continente.

Es por esto, que resulta una tarea fundamental de todas nuestras fuerzas orgánicas e institucionales, detener esta situación que pone en riesgo nuestro proyecto nacional.

Así, le tomamos la palabra al Presidente y nos sumamos a la necesaria cruzada contra los hambreadores del pueblo.

Sobre la Contraofensiva:

A partir de las medidas anunciadas, proponemos cuatro (4) Líneas de contraofensiva anti- especulativa, y a favor del pueblo, que a nuestro parecer deben guiar los planes a ejecutarse por un largo período en perfecta unidad popular-militar-policial:

Ocupar todas las fábricas y plantas que: a) paralicen, sin ninguna razón real, la producción de alimentos básicos o distorsionen su ciclo productivo en detrimento del abastecimiento óptimo para el pueblo; b) que no recurran a los mecanismos expeditos para solicitar ayuda al Gobierno Nacional y por tanto afecten su producción; c) que violen los derechos laborales de sus trabajadores aprovechando la cuarentena social y colectiva.

Controlar todas las operaciones de distribución y comercialización de alimentos y bienes básicos de las principales empresas, con un seguimiento riguroso a la movilización de mercancías, garantizando condiciones para el abastecimiento en todo el territorio, evitando “operaciones morrocoy” como reacción de ciertas empresas ante las regulaciones y evitando la corrupción.

Regular los precios de venta al público. Reforzando los mecanismos institucionales para la verificación de los sistemas de costos de las empresas en cuestión, como paso fundamental para lograr estabilidad de estas medidas en el tiempo (no sirve de nada tener precios justos que duren solo una semana). De igual forma, publicar y hacer cumplir los precios acordados en los rubros consensuados entre el Gobierno Nacional, las empresas productoras y los supermercados privados;

Comunalizar cada vez más todas las esferas de la economía, implementando un plan especial que reorganice las fuerzas productivas y apoye iniciativas de producción y distribución no especulativas como la “P” de los CLAP, Consejos Comunales, Plan Pueblo a Pueblo, Plan de Distribución de Comunas Productivas, Plataforma de Lucha Campesina, Plan de Siembra Venezuela Cultiva 2020, Alianza Nacional Productiva, redes de pequeños productores, cooperativas rurales y agrourbanas, y otras experiencias que están frenteando en esta coyuntura y que han demostrado ser más eficientes con menos recursos. Garantizar el apoyo político y logístico para que estas instancias puedan continuar con la labor de abastecer de alimentos a todo el país, dando especial atención al acceso a la gasolina para los y las productores del campo. Abrir un canal de diálogo de estos sectores directamente con el Presidente de la República, para discutir soluciones y ser incorporados en planes de los motores económicos actualmente existentes.

El pueblo organizado y las nuevas formas de organización comunal, han sido un factor vital para la efectividad de las medidas contra el COVID-19. Creemos que pueden y deben jugar este mismo rol en la transición hacia otra economía. La lealtad del pueblo al legado de Chávez y al liderazgo de nuestro Presidente, debe traducirse también en la confianza para delegar en él tareas de orden estratégico, como ya se ha hecho, por ejemplo, con la Milicia Nacional Bolivariana.

Seguros estamos que con lealtad, unidad, compromiso y máxima moral combativa, alcanzaremos la victoria en esta dura pero hermosa gesta, que es la Revolución Bolivariana.

¡Vamos Nicolás!
¡Ocupar para resistir, Controlar y Regular para Proteger!
¡Comunalizar para Avanzar!

FIRMAN:
ALBA Movimientos Venezuela
Chavismo Bravío
Base Lésbica Venezuela
Bloque Panafricano de Venezuela
Colectivo 7 de Octubre
Colectivo Guillermo Ribas
Colectivo Hijos de Guaicaipuro
Colectivo La Otra Escuela
Colectivo Las Burras y Burriquitas Tradicionales del Mariano
Colectivo Radiofónico Petare CRP 91.5 FM
Comuna Robert Serra
Consejo Comunal Loma Alta
Consejo de Medios Comunitarios de Miranda
Ejército Productivo Obrero (EPO)
Frente Amplio de los Consejos Socialistas de Trabajadoras y Trabajadores (FACSTT)
Frente Bolivariano Ezequiel Zamora
Fuerza Motorizada y Escuela Vial Franco Arquímedes
Fundación Bolivariana de Ética de Desarrollo Social (FUNBEDES)
Fundación Caciques Alzaos
Granja Jaguarundi
Movimiento 27 de Octubre – Amazonas
Movimiento de Adulto Mayor
Movimiento Afrodescendiente Juvenil
Movimiento AfroSoy
Movimiento Cofenocap
Movimiento Ecuatoriano Alfarista
Movimiento Feminista Popular Lydda Franco
Movimiento IFOSPAES
Movimiento Manuelita Sáez
Movimiento de Mujeres Petroleras y Gasíferas
Movimiento de Personas con Discapacidad
Movimiento de Pobladoras y Pobladores
Movimiento Otro Beta
Movimiento Nacional de Religiones e Identidad Espiritual
Movimiento Social Solidaridad Militar
Movimiento Social Vargas Segura
Núcleo Endógeno Cacica Urimare
Núcleo Endógeno Guasábara
Núcleo Endógeno Toparca
Organización de Base del Poder Popular Nativa
Plataforma de Lucha Campesina
Red Araña Feminista
Red de Defensores y Defensoras de la Seguridad y la Soberanía Alimentaria (REDDSSA)
UE Mariano Montilla

*Para adhesiones, enviar correo a la siguiente dirección: albamovimientosvenezuela@gmail.com*

Ultimas Noticias

Más Noticias »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube

Alba TV 2007 - 2020
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con
software libre: SPIP