Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Internacional

Por Ángel Álvarez*

Operación Rama de Olivo, una vez más David contra Goliat

Internacional | 31 de enero de 2018

imprimir

La guerra en Siria es una maraña de intereses que parece muy difícil de resolver por medio de una solución acordada entre las partes, intereses económicos, reivindicaciones étnicas, políticas, e intereses geopolíticos de muchas potencias se encuentran en disputa.

En medio de todo este caos avanza la larga lucha del pueblo kurdo por la conquista de su territorio, y por supuesto la búsqueda de su independencia política y económica. Este pueblo reclama una franja territorial que se extiende por el sur Turquía, el norte de Siria e Irak hasta el occidente de Irán, esto es parte de las consecuencias generadas por la repartición de los territorios del extinto imperio otomano hechas por las potencias europeas tras finalizar la primera guerra mundial, por supuesto y como había sucedido anteriormente en el continente africano, esta repartición se hizo de forma arbitraria sin considerar la diversidad étnica y cultural de la región. Así pues quedaron repartidos millones de kurdos entre distintas naciones en las cuales son minorías y en las que han sido víctimas de constantes imposiciones y arbitrariedades al reclamar mayores derechos.

Quizás lo más cruento de la lucha del pueblo kurdo se ha vivido en el interior de las fronteras turcas, a finales de la década del 70 se funda el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), con ayuda de la Organización para la Liberación de Palestina, ambas organizaciones reivindican y ejercieron la lucha armada como parte de su lucha política, hasta la actualidad el PKK no ha cesado sus operaciones militares contra el Estado turco, y este último, por supuesto, haciendo uso de la Razón de Estado ha empleado toda la fuerza en combatir y reprimir tanto al PKK como a la población kurda a lo interno de Turquía, el gobierno de Erdogan ha sido uno de los más represivos con la población kurda, en 2016 se llevaron a cabo operaciones militares en ciudades del sur de Turquía, ciudades que son habitadas en su mayoría por kurdos, se estima que más de 2000 edificios civiles fueron dañados durante las operaciones.

Pero la arremetida militar de Erdogan contra los kurdos trasciende las fronteras nacionales de Turquía y se extiende también a Siria e Irak, en 2008 tropas turcas ingresaron en territorio iraquí para atacar a miembros del PKK en Irak, en 2015 se produce un hecho similar, en el que nuevamente tropas del ejército turco ingresaron a la región de Mosul (región controlada actualmente por grupos armados kurdos tras vencer al Estado Islámico) y aún bajo continuas reclamaciones de Bagdad se mantienen en la zona ocupando una pequeña parte del territorio iraquí.

Hasta la intervención rusa en Siria, el ejército sirio sufría de constantes derrotas a manos del Estado Islámico (EI), y al verse impotente de mantener el control del extenso territorio sirio, éste se replegó a las ciudades más importantes económicas y demográficamente, y por supuesto priorizando el control de la capital, Damasco. Ante el imparable avance del EI comenzaron a surgir pequeñas milicias de defensa territorial, autodefensas drusas, cristianas, árabes y por supuesto kurdas, es aquí donde entra en escena las Unidades de Protección Popular (conocidas mundialmente como las YPG por sus siglas en kurdo) esta milicia operaba en el norte de Siria, rápidamente y con la ayuda del PKK, los kurdos de Irak y combatientes internacionales las YPG comenzaron a acumular una serie de victorias militares contra el EI, siendo una de las populares la heroica defensa de la ciudad de Kobane, logrando la victoria contra todo pronóstico. Así se fueron convirtiendo en la fuerza más eficiente sobre el terreno a la hora de combatir al EI, y en pocos años aseguraron el control sobre toda la franja norte de siria (la frontera con Turquía).

Las YPG no son sólo un grupo militar, es una organización política considerada de izquierda, caracterizada por algunos como anarco comunistas, en su programa está la búsqueda por la autonomía kurda en Siria y el establecimiento de una nueva estructura política de carácter comunal, la búsqueda por su autonomía entra en contradicción directa con los interés de la Siria de Bashar, esto pone en peligro la integridad física del Estado sirio, aunque hasta ahora sólo se han registrado pequeñas escaramuzas entre ambas fuerzas, manteniendo alianzas tácticas en diversos momentos, pero sin dejar de lado la rivalidad que promete futuros choques entre estas fuerzas.

Los kurdos sólo cuentan con ellos mismos, todos los Estados por los que atraviesa su territorio en reclamación son sus enemigos y a estos se suma el EI, algunos de estos gobiernos son históricamente enemigos de Washington, otros se han venido alejando de su agenda mundial como el caso de Irak y Turquía, este tablero llevó a los kurdos y a la colación liderada por Estados Unidos a unir fuerzas, el gobierno norte americano ha prestado ayuda material, de inteligencia, entrenamiento y apoyo aéreo a las unidades de combatientes kurdos, esta alianza obtuvo como mayor victoria la liberación de Raqqa en el 2017.

Pero los aliados de los kurdos no han disuadido totalmente a Erdogan que constantemente ha mantenido un acoso sobre los kurdos en Siria desde inicios del conflicto, pero ante las victorias kurdas sobre el EI y la consolidación de su control territorial se ha visto en la necesidad de aumentar sus niveles de participación en el conflicto, es así como en agosto de 2016 inicia la “Operación escudo del Éufrates” la cual se justificaba en una ofensiva contra el EI, pero si observamos el mapa veremos que el verdadero objetivo era cortar la franja norte siria evitando su unión con el Cantón de Afrín, para evitar una escalada entre del conflicto entre kurdos y turcos, Rusia y Estados unidos desplegaron sus tropas en el territorio controlado por los kurdos para evitar choques entre estas fuerzas.

Con una tensa paz que se agitaba con las constantes escaramuzas entre kurdos y turcos en la frontera entre Siria y Turquía se mantuvo la situación hasta enero del 2018, en distintos portales de prensa se publicaban noticias y análisis sobre la posible intervención directa de las fuerzas armadas turcas contra los territorios ocupados por los kurdos. El 20 de agosto de enero de 2018 es anunciada la operación “Rama de Olivo”, una operación que busca poner bajo control de las fuerzas armadas turcas el cantón de Afrín. Esta acción parece haber sido negociada previamente entre las potencias que han intervenido en el conflicto sirio, pues días cercanos al inicio de la operación tanto las tropas rusas como las de los Estados Unidos se han retirado de sus puestos de observación en territorio kurdo, limitándose a hacer llamados por medio de sus funcionarios al cese de las hostilidades y a la búsqueda de soluciones negociadas. Ante esta situación en la que Estados Unidos deja a los combatientes kurdos sin un apoyo real frente a otro miembro de la OTAN, estos han pedido auxilio a las fuerzas del ejército sirio, las cuales siguen con muchos frentes abiertos y lideradas por un gobierno que no es amigo de los kurdos.

Los kurdos se encuentran ante una situación desesperada, su valía ha sido probada contra el EI, pero enfrentarse a una potencia militar con un ejército OTAN es un reto mucho más grande a enfrentar.

Al conflicto sirio aún le queda un largo recorrido para alcanzar la paz, el EI ha sido derrotado, y la oposición al gobierno sirio está en una situación crítica, pero aún cuenta con el respaldo de las monarquías árabes y de los Estados Unidos, por otro lado los kurdos ofrecen como salida la federalización del territorio sirio como una salida negociada entre ellos y el gobierno, el cual no se ha mostrado receptivo con la propuesta.

Los kurdos han sido abandonados por las potencias a su suerte, lo que nos hace recordar aquella frase de Ernesto Che Guevara “no se puede confiar en el imperialismo ni tantito así… ¡nada!.

Solidaridad con el pueblo kurdo en su justa e historia lucha, desde Venezuela nuestro respaldo y admiración. ¡No pasarán! @FCIzquierda

*Militante del Frente Cultural de Izquierda

Categorías: - - - -

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2018
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS