Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Colectivo de trabajo revolucionario "La Otra Escuela"

¡Para Resistir al Bloqueo, Revolución Económica YA!

Venezuela | 25 de septiembre de 2019

imprimir

¡Para Resistir al Bloqueo, Revolución Económica YA!

¡ANTE EL CAPITALISMO ESPECULADOR DESATADO Y LA COMPLICIDAD DE MAFIAS BUROCRATIZADAS, EL SOCIALISMO SIGUE SIENDO LA ÚNICA ALTERNATIVA!

Sobre la burguesía oligopólica importadora:

La cuestión está así. Por un lado tenemos la intermediación de una burguesía financiera importadora mafiosa, que durante muchos años estuvo atacando a Chávez, desconociendo la Constitución y oponiéndose a cualquier cambio que afectara mínimamente sus intereses.

Se trata de “oligopolios”, grupos o carteles económicos que concentran en muy pocas manos gran poder y cientos de empresas, apalancados en los aliados que tienen en el Estado, tras la muerte / asesinato de Chávez, declararon su revancha y el desacato total a cualquier regulación, quebrantaron las dos leyes de regulación a la ganancia[1], desviaron, acapararon, desinvirtieron en unos sectores e invirtieron en otros[2].

También han hecho uso de la violencia en las calles en al menos dos oportunidades (guarimbas) para reconstruir su hegemonía; además de robar todas las divisas que pueden al Estado venezolano, hoy exprimen lo que pueden al bolsillo de la clase trabajadora, que ve reducido su salario real en términos adquisitivos a 2 dólares mensuales, como consecuencia de la manipulación frenética sobre los precios de productos y servicios y sobre la tasa de cambio paralela respecto a la moneda gringa de manera premeditada, promovida con fines políticos y ahora finalmente impuesta por vía de hechos, o al decir, de Reinaldo Iturriza; “neoliberalismo de facto”.

Del sentido común a la conciencia de clase (en sí y para sí):

Lamentablemente han sabido trabajar el sentido común y moldearlo tanto, que han convertido en potables sus argumentos.

Por ejemplo, ya han impuesto a fuerza de miedo y neurosis, la idea de que es mejor que no se regulen precios de algún producto para evitar que desaparezca del mercado, y de esta manera desregular y liberar precios en general, para que luego aparezcan los productos pero a precios descaradamente caros, hasta en nuevas modalidades de comercio como son los llamados “bodegones” de productos “premium”.

Actualmente, el mito de la “escasez por culpa del socialismo” queda enterrado y sustituido por la oferta de gran variedad de productos pero inalcanzables para la mayoría trabajadora.

El objetivo de esta burguesía fue reducir el consumo y aumentar la tasa de ganancia.

Incluso en el seno del chavismo se han tragado el cuento liberal de que el aumento de la circulación monetaria es la razón de los elevados precios; lo que en la práctica significa culpar a los pobres, de la especulación de los ricos, es decir, al aumento de la capacidad adquisitiva de los pobres o al salario de los pobres, como si de ello dependiera su afán de ganancia y no de una posición objetiva de privilegios en el proceso económico.

Obviamente, es vaciar a la economía del carácter de clase y con eso convertirla en un juego ingenuo y mecánico, porque borra del análisis precisamente, el valor que representa la ganancia del empresario y que es la gran diferencia en el precio final junto a mil maneras de evadir y timar masivamente.

Se estimula el contrabando hasta ideológico. Pero la verdad sale a flote: reducida la circulación monetaria y el consumo hasta en un 96% sin aumento salarial desde hace 5 meses, la “inflación” alcanzó el 53.052%. Ya el kilogramo de un queso sencillo pasa el salario mínimo. ¿Se entiende así o hacen falta más demostraciones?

El capitalismo hace lo que el capitalismo suele hacer, despojar al pueblo, exprimirlo y servirle la soberanía en bandeja de plata a la jauría extranjera encabezada por EEUU que saliva imaginándose dueña de los recursos de Venezuela y el Amazonas. El asunto es qué hacemos los revolucionarios y las revolucionarias que hemos defendido el proyecto popular, la democracia participativa y el socialismo de Chávez, frente a esto.

La burocracia mafiosa o la mafia burocratizada:

El problema es más complejo cuando tampoco podemos delegar la mediación de gobierno, a mafias constituidas en el Estado que tienen capacidad para influir en la política y hasta de hacer vida partidista.

Heredamos una economía y un Estado rentista que son un manjar para corruptos y oportunistas de toda monta, quienes se acostumbraron a gozar de los beneficios, las influencias y el narcisismo que viene aparejado del ejercicio burocrático tradicional. No es un problema moral que comenzara en el 2013 “de repente”, es el metabolismo sobre el que funciona nuestra economía y sobre lo cual Chávez lo advirtió en el preámbulo del Plan de la Patria.

Estos sectores se han constituido en elementos reaccionarios, que en muchos casos se limitan a cumplir órdenes profesando una “obediencia ciega”, sin criterio revolucionario pero sobreviviendo en el mundillo público que, en un momento de estancamiento que exige profundización se anclan a la comodidad de lo seguro, a la quietud, a preservarse y no apostar a la defensa y profundización del socialismo.

¿Cuál modelo entró en crisis?:

La usura desatada, la especulación, la lucha entre prójimos no son valores del socialismo, sino del capitalismo más salvaje, que ha quebrantado todas las regulaciones y leyes que la Revolución creó para la defensa de los sectores populares.

Frente a este desacato que hemos explicado, que se articula permanentemente y es funcional a la guerra híbrida desencadenada por los EEUU (la OTAN, Israel y sus perros falderos en el continente), no podemos permitirnos una actitud puramente defensiva y de encubrimiento de la responsabilidad que tiene el sector privado en respetar las leyes y la racionalidad económica; porque nos debilita y sacrifica materialmente al sujeto revolucionario, que es el pueblo trabajador humilde.

La liberalización económica históricamente, solo ha traído como consecuencia mayor desigualdad y exclusión del consumo de un sector de la población.

El Sujeto de cambio social:

El socialismo comunal y popular no está en crisis, por el contrario, en medio de esta crisis capitalista, cada vez más las comunas y pequeña producción sustentable, pueden ser las que abran el camino hacia una nueva economía que tenga como base la solidaridad y el bienestar colectivo fuera de la grosera lógica especulativa de mercado.

Son los sectores populares, la mayoría trabajadora y sobre todo las experiencias del poder popular, que demuestran que otra economía es posible, las llamadas a “cambiar lo que debe ser cambiado”, antes de que el fascismo criollo y el imperialismo cuajen su estrategia y consigan desesperar, y sobre todo desmoralizar, al pueblo venezolano.

Y como no lo permitiremos ni será nuestra apuesta, debemos unirnos en la diversidad sobre la base de banderas comunes de un *Plan de Emergencia* y movilizarnos hasta hacer retroceder las fuerzas reaccionarias:

Plan de Emergencia:

  • Retomar el timón de la economía y el control público para frenar la caotización:

a) Retomar las regulaciones a la ganancia (impuestos diferenciados que pechen a las grandes empresas, revisión y sinceración de los sistemas de costos, penalización a la usura y medidas ejemplarizantes);

b) Registro y control de asignación de divisas para que sea posible el Registro de Costos y el Control de Precios;

c) Control de la Producción a través de los Consejos Productivos de Trabajadores/as (que gozan de Ley Constitucional dictada por la ANC);

d) Control comunal de la distribución a través de los CLAP, consejos comunales y comunas (para trascender los intentos de control burocrático que fueron superados hace rato).

  • Apoyo a la Producción (no especulativa):

a) Fortalecer con divisas la importación de alimentos y mejorar definitivamente la distribución de los CLAP para que lleguen (REALMENTE) cada 15 días y (REALMENTE) a todo el país;

b) Fortalecer a los/as pequeños/as productores/as y producción y distribución comunal así como los circuitos de producción-transformación-distribución y consumo;

c) Potenciar y concretar el encadenamiento productivo entre las empresas del Estado y de éstas con el campo (“sistema de compensación” que se ha impedido para mantenernos encadenados a la importación), así como las llamadas Batallas Productivas Obreras, como una forma revolucionaria de intervención popular para la ofensiva productiva.

d) Reestructuración profunda y verdadera de PDVSA como palanca de financiamiento, ante el alza de los precios petroleros, sin requerir endeudamientos mil millonarios.

  • Sincerar el salario:

a) El salario llevado a medio Petro estimados a la misma tasa de cambio bolívar/dólar que usa el Banco Central –que es el mismo valor que se usa para los precios- debería superar los 500 mil Bolívares soberanos incluso. Ese debería ser el salario según el mismo “Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica”. Puesto que si la tasa criminal y el mismo Estado manejan un valor, mal puede luego el “Petro” estimarse en otro valor inferior, llamado “estable”, que es lo que ocurre en la actualidad, con una brecha de diferencia altísima entre uno y otro valor. Es decir, los precios de la mayoría de los productos se rigen por el “dólar liberado”, pero para el salario, se usa de referencia el Petro regulado, siendo perjudicado quien vive de su salario;

b) En su defecto, usar la referencia constitucional que es equivalente a la “canasta básica”. No obstante, de no aplicarse medidas regulatorias y de verdadero ejercicio democrático en la economía (medidas que beneficien a la mayoría y no a unas camarillas), poco sentido tendrá el aumento del salario. Debe ir de la mano.

¿Por Qué Socialismo?:

🏽 El socialismo es planificación democrática en base a las necesidades de la mayoría, es la democracia de base y directa a través de instancias de poder popular y no solamente electoralista.

🏽 Socialismo es dictar medidas a favor de los pobres aunque eso sacrifique privilegios de los más ricos (que de todos modos casi nunca están de acuerdo con nada que no les convenga a ellos).

🏽 Socialismo es producción eficiente con una nueva cultura del trabajo sin explotación y por tanto con más consciencia y compromiso con nuestro desarrollo. Es prosperidad para distribuir ampliamente y satisfacer necesidades.

🏽 El socialismo es ejemplo de sacrificio, de desprendimiento, de valentía para enfrentar lo que se deba enfrentar por y con, el pueblo.

🏽 El socialismo también es compartir lo que se tiene y no solo repartir lo que sobra. Es un sistema de valores, no un cliché propagandístico.

El socialismo no cae del cielo:

Nadie nos lo va a regalar, ni que Maduro lo saque por decreto. Las negociaciones y acuerdos políticos con factores políticos de oposición se entienden para avanzar en la estabilidad política nacional, sin embargo, debemos ser vigilantes de que nunca sacrifiquen el proyecto chavista socialista bolivariano, o no tendrá sentido conservar un espacio de gobierno, porque estaríamos ejecutando la agenda antagónica, pero asumiendo sus costos los sectores revolucionarios.

Nos vemos en la calle, donde se definen las revoluciones de verdad.

Resistiremos al bloqueo con más igualdad, más democracia y más ejemplo revolucionario y ética socialista. Si no, el cáncer del capitalismo y sus lacras asociadas (corrupción descomposición, etc.), corroerán lo que hoy sostiene la Patria.

¡Nunca más pueblo vencido!

¡Frente al capitalismo usurero y mafioso, el Socialismo es la única esperanza.

¡Seamos como Chávez! ¡Leales Siempre, Traidores Nunca!

¡Con pueblo consciente y movilizado, Trump No Pasará!

#TrumpDesbloqueaVenezuela

#NoMoreTrump

Colectivo de trabajo revolucionario "La Otra Escuela"

Venezuela, 25 de septiembre de 2019

[1] Ley de Costos y Precios Justos en 2012 y Ley de Precios Justos 2014

[2] Por ejemplo, Grupo empresarial 1-BC, accionista mayoritaria de RCTV, reinvirtió su capital en la Cadena de Alimentos “Día a Día”, que luego se dedicó al desvío y acaparamiento, hasta que fue intervenida.


Síguenos en Telegram: t.me/albatv

Categorías: - -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube

Alba TV 2007 - 2020
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con
software libre: SPIP