Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Entrevistas » México

Entrevista con Koman Ilel

Para sembrar medios libres en cada ciudad (y en cada comunidad)

México | 12 de enero de 2014

imprimir

“Koman Ilel” significa, en lengua tzotzil, “mirada colectiva”. Es el nombre que un grupo de jóvenes eligió para denominar al colectivo de comunicación que formaron en San Cristóbal de las Casas. Alba TV dialogó con los compañeros y compañeras sobre su trabajo y sobre la comunicación comunitaria en Chiapas.

El colectivo de comunicación Koman Ilel se propone producir comunicación, pero a partir de la constitución de un grupo de personas que logren desarrollar un proyecto en común y compartido, con perspectivas que los y las unen. Logrando esta mirada, asumen dos tareas: producir información sobre los aconteceres políticos, sociales y comunitarios de Chiapas, pero también acompañar procesos de conformación de grupos de comunicación en las comunidades de la región Los Altos, de Chiapas. Radio, videodocumental, reportajes, gráficas, serigrafía, foto, son algunos de los formatos que desarrollan en la producción de información y en los talleres de capacitación y acompañamiento.

Estos talleres se plantean con grupos en conformación en las comunidades organizadas, “generalmente adherentes a la Sexta, o que compartan la lucha con respecto a la autonomía", aclaran. Emprenden estas actividades ya sea para apoyar a los existentes, como para promulgar el desarrollo de estos grupos donde aún no se han conformado, "para que no necesiten gente de afuera, especialistas que lleguen a retratar su historia", ya que muchas veces no lo han hecho de la mejor manera. Y agregan: "que sean ellas mismas y ellos mismos quienes den su propia palabra como necesitan".

Comunicación comunitaria en Chiapas

ATV: ¿Cómo analizan la situación de la comunicación comunitaria en Chiapas?

KMN: El contexto de la comunicación, en general, en el país es complicado. No sólo de los medios de comunicación, sino que nuestra sociedad está muy dividida, diferencias de clase muy fuerte, diferencias étnicas, políticas, culturales, incluso de clima, muy fuertes. Esto hace muy complicado poder poner las cosas en común, creo que así ha sido desde siempre, desde la conformación de esta nación. Por la misma razón, siempre ha habido una efervescencia de movimientos sociales muy grande, de distintas maneras y con reivindicaciones muy diferentes. Estos movimientos siempre han asumido como un eje la comunicación. Esto se debe a que los medios de comunicación siempre han retratado la visión hegemónica del Estado. Siempre incluso han estado supeditados al financiamiento del Estado, como por ejemplo a través del papel.

Entonces siempre ha existido esta necesidad de denunciar, dar a conocer lo que no aparece en los medios tradicionales. A la mayoría de la gente en las ciudades, por esta diferencia de clase, le interesa más la moda o lo que pasa en Europa. Esto se demostró cuando fue el levantamiento zapatista en 1994, que mucha gente no sabía dónde quedaba Chiapas. Por eso, siempre existió el esfuerzo de los movimientos sociales por construir sus medios de comunicación. Ya sea los carteles en las calles, las fiestas, los bailes, los trajes, siempre se está ejerciendo otra comunicación. Y aquí en Chiapas, después del ’94, fue muy fuerte. Si bien las comunidades ya tenían su comunicación, después del levantamiento fue como un estallido. Entonces aquí en Chiapas es donde más han existido experiencias de comunicación comunitaria, popular, alternativa. Es donde más radios comunitarias se han fundado, desde las comunidades autónomas, como un ejercicio ciudadano, de militancia, ajeno al poder del Estado.

Los compañeros entienden que este proceso va incrementando ya que cada vez más los movimientos sienten la necesidad de construir sus propios medios de comunicación, que su palabra esté fielmente expresada. Hoy se siente mayor desconfianza hacia el afuera, por experiencias de traición, por promesas incumplidas. Desde los Acuerdos de San Andrés -establecidos en 1996 entre los zapatistas y el gobierno luego de las negociaciones de paz y que el gobierno nunca cumplió-, esto es sentido en Chiapas. Según entienden: "el aprendizaje mismo en esta región ha sido que si no lo hacemos por nuestra cuenta, no va a pasar".

El alzamiento zapatista, en enero de 1994, hizo de la comunicación, una necesidad. Los medios masivos sólo brindaron la versión oficial, y los zapatistas debieron construir sus propios medios para dar a conocer su mirada, sus demandas, su situación real. A esto se refieren desde Koman Ilel cuando hablan de las generaciones: "con todos estos años de lucha, recordando que ya son 20, hay generaciones que en ese entonces eran niños, que han crecido con esta lucha y se han dado cuenta que la comunicación es esa necesidad. Entonces esos compas, que todavía son jovencitos, ya están haciendo comunicación en sus comunidades, y están bien experimentados en lo que hacen".

"Aquí en Chiapas el gobierno siempre está persiguiendo a todos los que nos organizamos y también a quienes hacemos comunicación. Pero a pesar de eso, la necesidad está, y va en aumento". En este sentido, Koman Ilel forma parte de un espacio más amplio denominada Red de Medios Libres de Chiapas. Estos, nacieron a partir de la llamada del Delegado Cero, en el recorrido emprendido en 2006 conocido como "La Otra Campaña". En ese recorrido de la comandancia zapatista, la construcción de medios libres fue uno de los ejes y uno de los llamados que realizaron: "Esto fue como una semillita para ir sembrando medios libres en cada ciudad".

Autonomía, identidad y comunicación

Pero construir comunicación autónoma en las comunidades en Chiapas implica incorporar nuevas identidades a los medios, con sus formas, culturas y conocimientos. Esto desafía los formatos tradicionales u ordinarios. A su vez, esto se combina con hacer escuchar una de las voces más olvidadas y relegadas de México: la de los pueblos chiapanecos.

ATV: ¿Cómo plantean esta forma de hacer comunicación? ¿Qué características distintas se suman?

KMN: Lo que más llama la atención en primer lugar es que las comunidades más olvidadas sean las que estén empujando por abrir los ojos a la sociedad mexicana. Y además comprender esto también a partir de las diferencias culturales, fuera del mensaje hegemónico. Que su voz sea escuchada es una de las demandas más antiguas, incluso desde el Congreso Indígena de 1974, cuando se plantearon formar sus propios medios de comunicación. Incluso incorporando la lengua, que muchas veces se ve como parte del folklor, pero que en realidad es el medio por el cual se reproduce una sociedad, una cultura milenaria. Por eso para nosotros eso siempre fue importante: que la comunicación sea para la misma gente que entiende y que le gusta. Con su lengua, su música, los modos que eligen, la cuestión religiosa. En ese sentido, para nosotros con los grupos que trabajamos es acercar las herramientas, por una responsabilidad: si aprendimos a usarlas, hay que compartirlas. Y también por una necesidad que existe que es ponerla a disposición para la lucha. Tenemos algún ideal de cómo organizarnos, por ejemplo a través de los promotores de comunicación, o que no se supedite a un sueldo dentro de la organización sino que sea voluntario, que intente haber rotación para que sea colectivo el aprendizaje, que quien aprenda herede la responsabilidad de propagarlo. Y también hay retos, como en todos lados, como es la participación de la mujer, de los distintos grupos. Y también que no sea algo monotemático, repetitivo.

Contexto mexicano: comunicación como defensa a la represión

ATV: Los medios comunitarios y la comunicación comunitaria muchas veces también sirve ante situaciones de represión, como herramienta defensiva. ¿Cómo se da esto en Chiapas?

KMN: Bueno, sin duda también nos ha servido para eso. En los últimos años, a comparación de otras ciudades y regiones de México como el D.F. o el norte, no ha sido tan fuerte. Pero sí la represión a las comunidades persiste y hay una necesidad de visibilizar eso, tanto la situación de represión, como la respuesta. Aparte que para nosotros es importante retratar todas las cuestiones que hacen a la lucha cotidiana. Pero en estos casos tiene que ver con la importancia de tener la voz emergente, rápida, oportuna, que sirva para presionar y evitar que suceden más cosas. Esto es parte de la fuerza de los movimientos. Hoy constituye para los movimientos uno de los ejes más importantes de la lucha, que también visibiliza otros aspectos, como lo jurídico en el caso de los presos políticos. Entonces de esa manera, comunicándolo desde las comunidades, siendo ellas mismas,adquiere más fuerza, más visibilidad, invita a sumarse a la gente a la lucha.

Fuente: ALBA TV / mr

Categorías: -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2018
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS