Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Son siete días con sus 24 horas en los que habrá que sortear maniobras que intentarán instalar el caos y empañar la elección

Posibles escenarios a siete días de las elecciones legislativas

Venezuela | 1ro de diciembre de 2015

imprimir

Todo anuncia que esta semana que entra será algo mas que tensa. Los últimos episodios de violencia política, intoxicación mediática, asedio internacional y orquestación de conflictos dejan clara evidencia de ello. Son siete días con sus 24 horas en los que habrá que sortear todo tipo de maniobras que intentarán instalar el caos y empañar el ejercicio electoral del domingo. Toca concretar la victoria de las fuerzas chavistas el próximo 6 de diciembre desde ahora.

Hace ya un tiempo considerable que la ultraderecha venezolana pasó de ser un grupo de operadores políticos descoordinados para pasar a cubrir muchos frentes de la desestabilización abierta con altos niveles de sofisticación técnica, informativa y de alcance. La operación amplia que el país atestiguó en 2014 con "La Salida" demuestra que los sectores de la antipolítica se han impuesto y son los que están dirigiendo las acciones que definen dentro de sus filas las directrices y líneas de acción.

El caso Lilian es probablemente el más emblemático de este último año. De actriz de mediana categoría y protagonista de mediocres reality shows pasó a comandar -sin pasar por go- la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), desplazando a experimentados políticos, operadores y personajes con pedigrí como María Corina Machado, Chúo Torrealba o Henry Ramos Allup. Capriles no existe. Y tal imposición es únicamente posible con un gran coordinador externo que la avale como primera figura mediática. Dicha coordinación externa evidentemente es la que dicta pautas, aplaca sectores, financia y organiza la pea, como en efecto está ocurriendo.

Ya definido estos factores y actores a lo interno, resulta absolutamente imposible entender estos días que le anteceden a las elecciones del domingo solamente como una simple semana preelectoral. Las últimas dos han estado repletas de intentos duros de torpedear el mega despliegue que el Psuv y los partidos aliados han hecho en todo el territorio nacional, porque algo está claro: sólo las fuerzas chavistas están ahora mismo en las calles, casa a casa, cara a cara, haciendo campaña. Es un dato clave, no menor, que en las que se avizoran como las elecciones más importantes desde aquel 2004 del aprobatorio, la derecha y su madeja de partidos no se les haya visto en el terreno movilizando, accionando.

Sabotaje eléctrico permanente y a todo riesgo, el demencial y nada sólido caso Flores, los fantasmales atentados y el caos a partir de la desinformación son sólo apenas unos cuantos vértices de un plan más amplio de desestabilización que han echado a andar. Todos irremediablemente con el mismo resultado: el fracaso. No han logrado movilizar ni generar opinión a partir de tales hechos. Salvo la ya coordinada y aceitada máquina de lobbys nacional e internacional.

Llegar al 6 de diciembre con nuestra bandera más ondeada en estos últimos tres años resulta primordial para la concreción del triunfo. La paz ahora mismo es eje fundamental de nuestra política. A cada acción violenta se le ha confrontado con inteligencia, cálculo de los tiempos y altísimos niveles de responsabilidad política. Frente a una semana dura no puede ser de otra manera. Nuestra victoria es la paciencia y la tranquilidad antes, durante y después del ejercicio electoral del domingo.

Dicho esto, analicemos en detalle diversos escenarios preelectorales, algunos muy probables, otros más complejos, pero todos con grandes niveles de verosimilitud. Las condiciones están dadas para acciones de este tipo. Ellos lo saben, nosotros también.

Los escenarios

1. Lilian como foco: "Si me sucede algo, el directo responsable es Nicolás Maduro" balbuceaba Tintori ayer domingo 29 de noviembre, una vez que los órganos de seguridad del Estado le ofrecieran protección y custodia personalizada, tal como se hiciera con su esposo los días previos a su voluntaria entrega a las autoridades. Tan sólo las últimas dos semanas Lilian, en sendos episodios de dramatismo político, anunciaba al menos cinco supuestos acontecimientos contra su seguridad. Todos, por supuesto, carentes de lógica, sinsentido, sobreactuados, poco creíbles, pero peligrosos sin duda si se les ubica en contexto.

Protagonista principal por encima incluso del asesinado, Lilian fue la pieza clave alrededor del crimen común cometido contra un sindicalista de perfil delincuencial que fungía como Secretario General del partido Acción Democrática en el estado Guárico. El hecho, ampliamente analizado por esta tribuna, tuvo una desmedida reacción internacional, con visos claros de orquestación mediática, diplomática y política que buscaba medir todo el espectro de reacciones nacionales e internacionales. Estos elementos dejan abierta las posibilidades de algún otro hecho confuso o conmocionante alrededor de la Barbie política venezolana.

2. Colas, saboteo y agitación violenta: El globo de ensayo coordinado en varios puntos del país el pasado sábado 28 de noviembre alrededor de los mercales comunales, da muestra de que podrían presentarse escenarios similares. La desinformación e intoxicación mediática alrededor de convocatorias de distribución de alimentos, operativos médicos y otras actividades consideradas sensibles sin duda forman parte del radio de acción por parte de la ultraderecha. Sobre todo en los días más próximos a la elección, el abanico de falsas convocatorias o de actores infiltrados para promover el caos en operativos confirmados podrían evidenciarse.

3. Pronunciamientos en el sector militar: Informaciones, filtraciones y unos que otros rumores alrededor de este escenario han ido en crecimiento en los últimos días. A partir de una nota confusa que colgara el periodista de Últimas Noticias, Eligio Rojas, señalando a un movimiento en torno a Los Centauros que estaría buscando un alzamiento militar, se abrieron los canales para que corrieran rumores en este sentido.

El General en Jefe y Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, también asomaba la posibilidad en un discurso televisado: "Ahora pretenden sacar con pinzas figuras militares como si nosotros los militares estuviéramos llamados a subvertir". Palabras que deben ser entendidas entrelíneas, ubicadas también, como hemos dicho, en contexto, haciendo conexión directa también con la petición que le hiciera el mismo Nicolás Maduro en otra alocución, también pública, cuando le pidió a Padrino que ordenara a la Fanb mantener lealtad a la Constitución, aclarando que el cuerpo castrense sólo tiene como misión garantizar la soberanía de la patria.

4. Bandera falsa: Operaciones recientes en todo el mundo hacen de este método uno de los más probables en cualquier escenario o clima de conflicto, como el que ahora mismo vivimos en Venezuela. Operaciones psicológicas que buscan alterar la atmósfera mediática y perceptiva enmarcados en los diversos y sofisticados elementos de la guerra postmoderna. Ya lo indicamos en una nota realizada al detalle sobre este tipo de operaciones: "Se puede definir como bandera falsa o propaganda de la catástrofe un hecho que no ocurrió pero que se promueve como cierto. El terrorismo de bandera falsa lo constituye un hecho estremecedor, concreto, que se salda muchas víctimas y que fue promovido por un grupo para responsabilizar al otro".

Recomendamos consultar, recomendar y distribuir el Manual mínimo para identificar operaciones de bandera falsa. Hechos conmocionantes en actos públicos o sectores de alto valor estratégico son algunas de las acciones que podrían emplearse para generar una alteración emocional que enturbie o desvíe la opinión de ciertos sectores vulnerables de la sociedad venezolana.

5. Saboteo en actos de gobierno: La infiltración de agentes o de personal entrenado en actos de gobierno, preferiblemente donde se encuentre el Presidente de la República u otros actores de peso de la política nacional, no puede descartarse. En el mismo sentido de los panoramas ya expuestos, se buscaría provocar una reacción de los dirigentes para mostrarlos luego como contrapropaganda. En paralelo tanteando o confirmando contradicciones o puntos débiles de los órganos de seguridad. Tales acciones ya han sido empleadas con anterioridad. La finalidad de una operación de este tipo es de mediana intensidad, ante la imposibilidad de una fisura en las filas chavistas les urge mostrar como real "el reclamo del pueblo a los responsables de la crisis". Lo han intentado. Al cierre de esta nota, no han podido.

6. Pronunciamientos Internacionales: El más reciente caso de Luis Manuel Díaz es un clarísimo ejemplo de la cuidadosa coordinación que actualmente tienen los operadores más visibles de la ultraderecha con megacorporaciones de comunicación, ex presidentes reaccionarios al borde del desempleo, presidentes y diplomáticos en ejercicio. Todos al servicio del ya viejo plan de desprestigio internacional contra la Revolución Bolivariana. Por muy pequeño que sea un suceso, por muy poco sentido que tenga, el aparato comunicacional y político internacional está preparado para disparar contra Venezuela y seguir engordando el expediente de calumnias y falsedades que permanentemente echan a rodar. Se hace necesario, y el gobierno nacional lo sabe, cuidar y custodiar al ejército de peleles invitados ilegalmente por la MUD para su propio show electoral: eurodiputados, ex presidentes, diplomáticos y empresarios.

7. Guarimbas en circuitos estratégicos y conatos de saqueo: Disfrazadas de "protestas ciudadanas" pero ya identificadas como acciones en donde dirigen y participan agentes preparados accionando en sitios estratégicos. El caso más reciente, la protesta en la avenida Baralt producto de la suspensión de un Mega Mercal que nunca fue convocado por organismos oficiales ni anunciado en medios públicos. O una menos reciente pero muy significativa por el impacto mediático que obtuvo y que también fue desmontada al detalle por esta tribuna: el caso San Félix ocurrido en julio de este año.

8. Conflictos fronterizos: Un escenario que pareciera poco probable pero que no podemos dejar de enunciar. Dado que este año los frentes con Colombia y Guyana estuvieron intensamente activos con características distintas y variables en su ejecución, pero con un propósito final idéntico: alterar el territorio periférico de Venezuela, concentrar esfuerzos desestabilizadores en ese sentido para forzar al gobierno revolucionario a concentrar la atención allí y provocar el descuido de la política local en sus nodos más importantes: la economía, la seguridad interna y la estabilidad social. Tampoco está demás recordar que al tener un límite con Curazao y Aruba, colonias holandesas, la Otan y Estados Unidos (con la base de Hato), también son "vecinos".

9. Sector eléctrico, apagón general o parcial: Una constante en todos los procesos de definición electoral. Ampliamente identificados y de intensa insistencia, el saboteo a plantas y centros de distribución eléctrica ha sido permanente. Con María Corina Machado como principal operadora en este frente ya antes del 6 de octubre, quien ya había hecho causa y bandera de la cuestión eléctrica. Concentrando esfuerzos en ciudades claves del interior del país, aún a costa del fallecimiento de algunos saboteadores en pleno acto, este resulta uno de los escenarios más probables. Las advertencias de este tipo de acciones han sido ampliamente difundidas por el Presidente y los dirigentes a cargo de este sector, basta revisar la cuenta oficial de Twitter del ministro Luis Motta Domínguez para hacer un repaso rápido de la cantidad de operaciones en ese sentido. Más de 17 ataques al sistema eléctrico nacional confirman este escenario.

10. Saboteo electrónico: Eran las últimas horas de la elección presidencial de 2013. La cuenta oficial de Twitter del presidente Nicolás Maduro fue atacada por un grupo de hackers supuestamente del Perú, quienes también sacaron de circulación la cuenta del Partido Socialista Unido de Venezuela. En ambas redes sociales aparecieron mensajes de "Fraude". Bajo ningún concepto está en peligro el sistema automatizado del organismo electoral venezolano, pero la alteración del libre funcionamiento de internet, redes sociales y aparatos digitales sin duda es un factor a tener en cuenta.

La voluntad chavista

Más allá de la habilidad técnica adquirida en los últimos años por la ultraderecha venezolana para sabotear y desestabilizar, el binomio pueblo-gobierno ha dado señas infinitas de estar a la altura para estos eventos de gran envergadura. Si puede decirse que ellos están preparados para el momento y que cuentan con grandes recursos de todo tipo, podemos decir que nosotros no sólo estamos preparados, sino que tenemos amplio conocimiento de lo que está en juego a lo largo de toda esta semana y el 6D, día de una nueva victoria chavista.

Por más intentos orquestados que han hecho desde la desaparición física del Comandante, la realidad es que no han podido encender la mecha de la confrontación, ni lo harán. El chavismo, mas allá de la imponente maquinaria electoral es también un país entero alerta, activo y dispuesto a batirse en cualquier escenario; harto lo hemos demostrado, nuestra política sigue siendo la estabilidad, la tranquilidad, el manejo de los tiempos y la paz. Por ahora.

Fuente: Misión Verdad.

Categorías: -

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2016
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS