Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por Pablo Siris

Presidencia venezolana del Mercosur: El argumento “no-político”

Venezuela | 9 de julio de 2016

imprimir

Por Pablo Siris*

Desde que existe el bloque regional fundado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay -al que más tarde se incorporó Venezuela como miembro pleno y en el que Bolivia está a punto de ingresar también en esa condición-, la Presidencia del Mercado Común del Sur (Mercosur) ha rotado en orden alfabético semestralmente. Sin embargo, en los últimos días el canciller de Paraguay Eladio Loizaga planteó que no se le podía entregar la presidencia del bloque a Venezuela en virtud de que ésta “tiene representación jurídica y el país que la ejerza debe tener totalmente las credenciales de que respeta el Estado de derecho, las libertades individuales y la libre expresión”, posición que ahora -aunque matizada con elementos jurídicos- acompaña Brasil.

La hora de la revancha

No es nueva la posición de Paraguay, único país del Mercosur y de América del Sur en acompañar las posturas injerencistas del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro y anteriormente país que mantuvo en suspenso durante años el ingreso de Venezuela porque sus organismos legislativos se negaban a permitir “el ingreso de Chávez al Mercosur”.

Esta postura política intolerante se ha visto reafirmada desde que -con posterioridad al golpe de Estado recibido por el presidente Fernando Lugo- asumió el empresario tabacalero Horacio Cartes luego de ganar las elecciones en representación del Partido Colorado de Paraguay.

El diario El Mundo (España) señaló en su edición del 30 de agosto de 2013 que el canciller paraguayo Eladio Loizaga aparece como fuertemente vinculado a la dictadura estronista (1954-1989) en el informe de la Comisión Verdad y Justicia sobre las violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante ese período:

“Loizaga luce hoy como ministro de Relaciones Exteriores, y ayer -durante la dictadura- promovió la organización internacional que colaboró con el Plan Cóndor. (...)

Según algunos documentos de la Comisión de Verdad y Justicia de Paraguay, Eladio Loizaga Caballero fue uno de los promotores y colaboradores en la elaboración del acta preparatoria del XII Congreso Anticomunista Latinoamericano (realizado en Asunción en 1977), además de ferviente integrante de la Liga anticomunista, conocida en inglés como World Anti-Communist League (WACL)”.

Loizaga dijo el jueves 30 de junio que el país que presida Mercosur “tiene que tener las credenciales democráticas, de respeto a los derechos humanos, y mucha estabilidad económica”.

Aún cuando alguien pudiera discutir algunas credenciales de quien esgrime ese argumento, es esta una argumentación de tipo político. Son los suyos argumentos que cuestionan políticamente al gobierno de Venezuela y que cuestionan la situación imperante en ese país.

Es en definitiva, la ruptura de los equilibrios institucionales dentro del bloque. Pareciera que se pretende imponer una nueva hegemonía de derechas, que aún cuando en Venezuela todos los poderes están en plena actividad determina que ese Estado no tiene “credenciales democráticas”.

Pareciera también una suerte de venganza tomada por los sectores dominantes en Paraguay contra el Mercosur y contra la propia Venezuela por la suspensión de Paraguay cuando el golpe de Estado contra el presidente Lugo y la decisión de los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay de considerar que Venezuela debía ingresar definitivamente al bloque.

Ni una tilde ni una coma ni de más ni de menos

El presidente uruguayo Tabaré Vázquez afirmó en días pasados en el departamento de Tacuarembó que “no ha cambiado nada, voy a transmitir la presidencia pro tempore del Mercosur a Nicolás Maduro (presidente de Venezuela) a fines de julio”.

Según consigna la Secretaría de Prensa del Gobierno uruguayo, Vázquez sentenció: “hay que ayudar todo lo que se pueda (a Venezuela) sin herir la autodeterminación del pueblo para definir sus temas internos”.

Vázquez dijo también que no comparte “en absoluto” la activación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela.

Vázquezfue crítico respecto a la postura del secretario general de la OEA Luis Almagro. “No estamos -y lo digo en forma personal- de acuerdo con la actitud que ha tomado el secretario general Almagro. Ya lo hemos dicho estando en la Unasur y en la presidencia pro tempore del Mercosur”, reafirmó.

El argumento del Dr. Vázquez fue confirmado por declaraciones del canciller uruguayo Nin Novoa, quien dijo reiteradamente que Uruguay no haría nada para permanecer un solo día más en la Presidencia del Mercosur y que ésta se le entregaría a Venezuela a finales del mes de julio.

Incluso estas declaraciones fueron ratificadas en presencia de la canciller argentina Susana Malcorra al comparecer ante los medios posteriormente a una reunión bilateral realizada en Montevideo.

El argumento no-político

Como es notorio, los argumentos esgrimidos por Paraguay son de tipo político (del tipo “no estamos de acuerdo con ese gobierno”) y los de Uruguay son fundamentalmente jurídicos (en el orden “es lo que corresponde y no se ha dado ninguna situación que altere la normal aplicación de las normas”).

Apareció entonces esta misma semana en Montevideo José Serra, canciller del gobierno provisional de Brasil, surgido de un impeachment sin causa judicial contra la presidente legítimamente electa Dilma Rousseff, proponiendo un argumento no-político por el que Venezuela no puede asumir la Presidencia del Mercosur es porque no ha incorporado a su legislación interna (internalizar) algunas normas del bloque.

Según el diario El País de Montevideo, “la intención del gobierno de Michel Temer es que el cambio de mando se postergue hasta agosto, una vez que el país caribeño termine de cumplir con algunas normas institucionales que al cabo de cuatro años no ha conseguido implementar”.

Lo que “pedimos fue más tiempo. Aguardar hasta agosto” dijo el ministro Serra. “La presidencia tiene que ser fruto de una unanimidad”, según reseñó el rotativo.

El mismo periódico entrevistó a Ignacio Bartesaghi, director del Departamento de Negocios Internacionales e Integración de la Universidad Católica, quien aún cuando señala el retraso en la internalización venezolana de algunas normas mercosureñas, afirma que “a Uruguay no le queda otra que dale a Venezuela la presidencia del Mercosur, porque en caso contrario incumpliría con una norma jurídica. “La única forma es aplicando la cláusula democrática”, sostuvo. Bartesaghi agregó que en la reunión de cancilleres programada para la próxima semana “debería acordarse el traspaso de Venezuela en un equis tiempo y tomarnos un mes para ver qué puede hacer y qué no, quién va a seguir a cargo de las negociaciones con la UE (Unión Europea), quién va a hacer lo que no puede Venezuela”.

De las negociaciones con la Unión Europea se seguirá haciendo cargo Uruguay, ya que Venezuela no se incorporará al demorado Tratado de Libre Comercio (TLC) que algunos de los gobiernos del Mercosur buscan conformar con el bloque del que acaba de salir el Reino Unido.

Quizás, entonces, la verdadera razón en el planteo de Serra esté en la visita que hiciera el opositor Henrique Capriles a Brasilia el pasado 15 de junio, donde afirmó: “Sería inaceptable que Maduro asuma la presidencia del Mercosur”.

El senador y ex candidato presidencial Aecio Neves (también votante del impeachment contra Dilma Rousseff) declaró junto a Capriles que piden lo mismo que quieren para su país: respeto a la constitución. “No existe frontera para el respeto a la democracia”. Informó también que pedirá a Temer una posición más firme contra Venezuela.

Por otro lado, el presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional venezolana, el opositor Luis Florido dijo: “Un país que tiene claramente presos políticos y que desconoce a las instituciones como la Asamblea Nacional (...) viola sistemáticamente los derechos humanos y es el responsable de una profunda crisis social y humanitaria, no puede asumir la presidencia de un organismo internacional”.

Por tanto, el planteamiento técnico “no-político” se desnuda como lo que es: el intento de los gobiernos conservadores del bloque de excluir a los países que llevan adelante procesos de transformación con los que no comulgan.

De la importancia de las normas

El argumento esgrimido no es de recibo por cuanto el único requerimiento para ingresar al Mercosur es la aprobación por parte del gobierno y el parlamento de los países que lo integran de la solicitud de ingreso.

La adopción de las normas previamente adoptadas por el bloque es obviamente progresiva, en caso contrario se produciría una debacle en cada país. Los plazos establecidos vencen en su mayoría en 2017, así que ni siquiera estarían vencidos.

El argumento técnico o administrativo, cae además por su propio peso ya que Venezuela ya ha ejercido la Presidencia Pro Tempore del bloque, haciéndolo además con éxito.

Pero además, probablemente uno de los protocolos más importantes del Mercosur desde el punto de vista político e institucional y de respeto a la democracia, como es el Protocolo de Montevideo de Compromiso con la Democracia (conocido como Ushuaia II) -que establece las sanciones pertinentes en caso de rompimiento del orden democrático en alguno de los países integrantes- solamente ha sido hasta ahora ratificado e internalizado por parte de Venezuela.

Parece que para algunos importa más si se adopta la nueva matrícula mercosuriana (que por cierto, ya Venezuela ha adoptado) que si se defiende la democracia en nuestros países. El triunfo de la “no-política”. Cosas veredes, Sancho.


Tomado del Blog Caja de Respuestas.

Categorías:

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Ultimas de Venezuela

Más sobre Venezuela »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2016
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS