Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por Kloriamel Yépez Oliveros

Revocatorio: otro pote de humo tóxico

Venezuela | 9 de mayo de 2016

imprimir

La horda de la MUD fundamenta su cometido legislador en la ambición, la usura, y la codicia, por encima de todo: esa divisa elemental, carente de complejidades semiológicas, con la cual es imposible construir discursos, generar polémicas, o engendrar imaginarios paralelos al de Polar, deslinda la coyuntura política que amenaza la soberanía y la paz republicana consagradas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Miserables, es el calificativo menos soez para tales operadores de la antipatria, y es para no creerlo: que unos personajes vacuos, ignorantes, indecentes, corruptos de oficio y por vocación, ocupen el lugar concebido para basar la transformación de un aparato burocrático rentista, en un modelo democrático participativo, socialista.

Pero es que el mundo da muchas vueltas y ninguna en reversa; así son los procesos: complejos, multidimensionales, a veces inusitados, y si no, nuestra Revolución Bolivariana no sería tal; por ello el militante revolucionario venezolano debe dormir siempre con las botas puestas, un ojo abierto y el AK bajo la almohada, para que Sión y EUA no olviden que somos una revolución pacífica, pero armada de pueblo con coraje chavista.

La elementalidad de ésta derecha fascista parlamentaria es engañosa como las pesadillas, y no soporta un análisis superficial para develar la latencia criminal de sus fanáticas intenciones, pero mientras más elemental sea su gesto y su verbo, más oculto tendrá el tridente del rabo, como en los malos sueños: Hipnos conduce nuestros miedos manifiestos hacia abismos infernales, mientras Tánatos disimula las pulsiones parricidas entre florecillas, nubecillas y mariposillas, sobrevolando eróticos arcoiris.

¿Y quién va a creer que un lindo bebé anglosajón quiere matar al padre? Freud dice que sí, que se convierte en su rival cuando lo engendra. En todo caso la MUD no es ningún lindo bebé, pero parricida, genocida, racista, apátrida, guarimbera, traficante, y otras aberraciones, sí es, toda ella, no hay ninguna excepción entre sus filas; la confesión de parte no amerita pruebas, menos cuando está firmada y sellada como Ley de Amnistía e impunidad penal.

El "por ahora" de Chávez legó 24 años de cultura revolucionaria en proceso sostenido

La estupidez escénica de caos circense, montada por la canalla parlamentaria, es un fin en sí mismo, sin errores de cálculo en la puesta, ni dislates sobrevenidos en la interpretación, el objetivo es transparente: arrinconar la Patria, derogar la Constitución, retrogradarnos al puntofijismo, o sea; que Superman gire el mundo al revés, que el Pentágono quede complacido y Uncle Sam se embuche de petróleo para evitar el delirium tremens cuando haya terminado de desangrar la humanidad entera.

Esta guerra no convencional, que ya convencionalizó el fascismo criollo, no se desconvencionaliza con argumentos; dondequiera que haya absurdos hay trucos sensoriales, trampas a la inteligencia perceptiva que no se pueden rebatir con ideas, ni siquiera con ideas malignas de darle a beber al enemigo su propio jarabe. No, dar palos por pedradas es extraviarnos, cederles terreno, ser como ellos, y eso está sucediendo en el debate parlamentario manufacturado en los laboratorios de guerra sucia Globovisión, Venevisión, Televen, y sus franquicias regionales que pasan desapercibidas por aquello del monte y la culebra más allá de Caracas.

Mucho se dice y poco se hace con respecto a la llamada política comunicacional, concebida ésta como otra actividad de planificación burocrática. La comunicación no es una función ministerial, es la principal característica humana para que la gente se exprese como gente, se reconozca políticamente gente, se identifique socialmente gente, y se manifieste culturalmente gente. Los ministerios no pueden gerenciarla, ni conducirla, ni programarla, lo único que pueden intentar hacer es difundirla.

El debate en la Asamblea Nacional ha sido castrado por la canalla parlamentaria, su destemplanza para el escarnio, la mentira, la difamación, el ardid jurídico, acorrala defensivamente a los parlamentarios de la patria en el vano intento del desmentido, y aun y cuando lo hacen muy bien en el recinto, la palangre sólo refleja lo que le interesa reflejar al Comando Sur: la histeria chillona de Ramos Allup, la faz asnal de Julio Borges y su retahíla soporífera, la jactancia inculta y locuaz de Simón Calzadilla, la lumpen beligerancia de Tomás Guanipa, y así hasta contar 109 especímenes del mismo orden.

Dejemos que la MUD se ahogue en su propia charca

Esa galería de almas contrahechas es todo cuanto requieren los laboratorios de guerra sucia para posicionar la matriz de victoria asegurada por la fuerza, en todos los terrenos: una centena de disfuncionales, un montoncito de mercenarios, apabullando a militantes comprometidos con la revolución; dirigentes probados en la calle, hombres y mujeres protagonistas del contragolpe a Fedecámaras en abril de 2002, constituyentes de 1999, hombres y mujeres de larga trayectoria intelectual, política, profesional, militares patriotas.

Ese estrafalario equilibrio de fuerzas a favor de los desequilibrados, potencia el imaginario Polar de "La Salida". Salida violenta que en realidad, en los hechos, en la práctica política cotidiana, el pueblo no quiere. El "por ahora" de Chávez legó 24 años de cultura revolucionaria en proceso sostenido por la conciencia política de un pueblo que no retrocede; ni siquiera los electores de la MUD, ellos no han acatado ningún llamado sedicioso, ni siquiera se sumaron a las guarimbas, cuando mucho las soportaron en silencio.

El pueblo venezolano, incluso los electores de la MUD, está preparado políticamente, es un logro de la revolución, para rechazar cualquier intento de guerra civil, por eso hay que bajarle dos a la beligerancia parlamentaria, no hay que echarle leña al fuego fatuo de la canalla, no se le pueden regalar margaritas a los puercos, que se mueran de inanición en su charca pestilente: deliberancia no es igual a logorrea, ni beligerancia es igual a griterío; que chillen histéricos, que se rasguen cualquier vestidura, que hagan striptease si les da la libido, que muestren cualquier cosa que quieran mostrar, videos porno, el ombliguito del bisnieto bastardo, una garrapata que les regaló el perro de Obama, una estampita de los tres cochinitos en maqueta de Misión Vivienda, un holograma de las firmas planas, pero no salgamos corriendo a comprarle mascarillas a los bachaqueros, cada vez que sacan un pote de humo tóxico.

¿Qué tal y si le devolvemos Tves a la revolución? ¿Qué tal y si competimos con Globovisión, no por el target, no por el marketing, no por el share, no por el bla, bla, sino por la conciencia política? ¿Qué tal y el MinCI, ahí sí, transforma Tves en un laboratorio de guerra limpia? Una programación dedicada a desmontar la guerra, convencional o no, partiendo de la realidad del día a día, con mucho humor, nada didáctica, cero estadísticas, cero informes de gestión, sin anclas protagónicas ni boquitas pintadas ni crestas engominadas, mil por mil entretenida, desmitificadora, con la irreverencia de ZK, con la calidad de La revolución no será trasmitida, con el enfoque de Vladimir Acosta en La Otra Mirada, con mucho video de fachos flagrantes, con nada de musiquitos complacientes, pedagogos engreídos, ni analistas en perpetuo soliloquio.

Categorías: -

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2016
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS