Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Noticias » Brasil

La otra cara

Río 2016: Las Olimpiadas de los excluidos

Brasil | 4 de agosto de 2016

imprimir

A partir del próximo 5 de agosto y hasta el 21 del mismo mes, Brasil albergará los XXXI Juegos Olímpicos, los primeros en realizarse en suelo latinoamericano.
Sin embargo, lejos de ser un fiesta del deporte, este gran evento está signado por un sin fin de contradicciones; un panorama político turbulento con un golpe parlamentario en marcha para destituir a la fuerza a la presidenta Dilma Rousseff, una crisis económica local y nacional, miles de quejas por los maltratos y desplazamientos que afectan a las zonas más vulnerables de Río de Janeiro y más recientemente, las amenazas constantes de un Comité Olímpico Internacional (COI) en contra de una de las delegaciones más importantes en la historia en JJOO, la rusa.

En ese contexto, diversas organizaciones sociales han denunciado, desde la organización y posterior realización de otro mega evento como lo fue la Copa Mundial Fifa Brasil 2014, el desplazamiento de forma arbitraria de poblaciones enteras y agresiones, de las más violentas, en contra de las favelas, zonas populares que ocupan gran parte de la geografía de Río.

Desplazamientos: Consecuencias de los JJ.OO que nadie cuenta

Para el año 2013, Jean du Plessis, Director Ejecutivo de Centro sobre el Derecho a la Vivienda y los Desalojos (Cohre), expuso las cifras de desalojos arbitrarios en las Olimpiadas celebradas desde 1988 hasta 20121.

La ejecución de obras de gran magnitud para cumplir con los requisitos impuestos por el COI, no sólo afectan enormemente la economía del país anfitrión, en cuyo caso –se supone- representaría al final de cada fiesta deportiva un plus importante, estas obras afectan a comunidades establecidas en zonas en donde, se supone, ahora se dispondrán complejos deportivos y vías de comunicación especiales.

Para los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 (EE.UU), al menos 30 mil personas resultaron afectadas y otras 6 mil desplazadas forzosamente de sus viviendas, la mayoría de ellos afrodescendientes. Las causas: demolición de unas 2 mil viviendas estadales, aburguesamiento de los barrios, proyectos de renovación urbana asociados a los JJ.OO y un aumento excesivo en los precios de los alquileres, otra gran consecuencias de estos mega eventos.

Ocho años antes, en Seúl 1988, Corea del Sur, la cifra de desplazados llegó a 720 mil personas. En Atenas 2004, 2.700 personas se vieron afectadas directamente.
La mayor cifra de desplazados en los últimos tiempos la mantiene Beijing 2008, en donde 1,5 millones de personas fueron apartadas de sus hogares, entre ellos, 400 mil inmigrantes. Los más afectados, como siempre, fueron chinos provenientes de barrios pobres, sus viviendas fueron totalmente demolidas.

Más recientemente, Río de Janeiro registró aproximadamente 65 mil desplazados desde 2009 hasta 2013. Fue en el 2009 en que la Fifa otorgó la sede a Brasil de la Copa Mundial de Fútbol. Río fue una de las ciudades anfitrionas; el Estadio Jornalista Mário Filho, mejor conocido como Maracaná, queda en esta ciudad brasileña.
Ante estas prácticas reiteradas, el Comité Olímpico Internacional guarda silencio. Lo importante es cumplir con los objetivos.

Una vez electo el país sede, con al menos ocho años de antelación, el control, planificación y ubicación de las mega estructuras en donde se van desarrollar las competencias, las vías de comunicación y la Villa Olímpica, queda a merced del COI. Si estos requisitos no se cumplieran, el país en cuestión queda fuera del radar con una expulsión y/o retiro de sede.

Violencia sin control contra las Favelas

De acuerdo a cifras publicadas por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), para el 2015 la población en la ciudad de Río de Janeiro fue de 6,4 millones de habitantes, siendo la segunda ciudad más habitada del país carioca2. El 20% de esta población vive en favelas.

Son estas mismas favelas las que han sufrido las consecuencias de una militarización, que si bien fue pensada para disminuir los niveles de delincuencia en estas zonas populares, atropellan a diestra y siniestra.

La premisa de proyectar una imagen de “desarrollo, paz y seguridad” en la ciudad tiene un alto costo: solo entre enero y julio de 2015 fueron asesinadas 408 personas a manos de la Policía Militar de Río por “resistencia a la autoridad”. Luego, en mayo de este año se sumaron otras cuarenta muertes. Y como “el control” no es un concepto aleatorio, la mayoría de las víctimas son jóvenes y de raza negra.

Este “control” se extenderá durante el desarrollo de los Juegos y, además, en otras ciudades del gigante sureño: 20 mil militares se desplegarán entre Sao Paulo, Manaos, Salvador, Brasilia y Belo Horizonte (todas, en su momento, sedes del Mundial de fútbol).
Por otra parte, una gran cantidad de desalojos arbitrarios han sido ejecutados en sitios con fuerte arraigo cultural. Tal es el caso de Porto Maravilla, asentamiento ubicado dentro de un antiguo puerto, lugar que vio nacer la capoeira y la samba, y que sufrió una radical “modernización” –o privatización- que requirió el retiro forzoso de quienes allí convivieron por años.

Casos parecidos sufrieron las poblaciones de Villa Harmonia, Recreio II y Vila Autódromo, comunidad asentada en los márgenes de la laguna de Jacarepaguá.
Los desalojos son violentos y las indemnizaciones insensatas. Las familias, una vez fuera de sus antiguos hogares –destruidos o modificados-, fueron reubicadas en localidades lejanas a sus lugares de trabajo o centros de desarrollo cotidiano. Por otra parte, a quienes otorgaron alguna compensación económica, les fue imposible rehacer lo que dejaron atrás. El monto fue insuficiente3.

Las protestas no se han hecho esperar. Desde la realización de la Copa Confederaciones en 2013 hasta los Juegos Olímpicos, gran cantidad de movilizaciones se han llevado a cabo en contra de estas acciones. Todas han sido fuertemente reprimidas por las fuerzas de seguridad locales.

En contexto: economía y política actual en Brasil

Brasil atraviesa por un intento de golpe de Estado Parlamentario en contra de la presidenta Dilma Rousseff.
Esta misma semana, el Senado emitirá un informe en donde se determinará si la Presidenta retirada puede ser sometida o no, a un juicio para su posible destitución. La jugarreta de los conservadores como brazo ejecutor de un segundo “Plan Cóndor” en marcha para sacar del juego al bloque progresista latinoamericano, ha afectado la organización de los JJOO.

Movimientos sociales convocaron a una marcha en apoyo a Rousseff y rechazo absoluto a Michel Temer, justo el día de la inauguración de esta “fiesta deportiva”.
El virus del Zika, transmitido por la picadura del mosquito aedes aegypti, ha causado el retiro voluntario de algunos atletas por miedo a su contagio, a pesar de los llamados permanentes a la tranquilidad emitidos por las autoridades sanitarias de Brasil.
En cuanto a lo económico, Temer aseguró que el país carioca atraviesa por un “estado de calamidad pública” como pretexto para recortar la inversión social y abrir espacio para la empresa privada. Sin embargo, el 29 de junio de 2016, aprobó un total de 870 millones de dólares para la militarización de la ciudad de Río en la jornada deportiva.
De acuerdo con información suministrada por el Comité Popular de la Copa y de las Olimpiadas de Rio de Janeiro, las obras para los JJOO fueron financiadas en un 57% por la Asociación Público – Privadas (APP) y sólo el 43% viene de presupuesto público.
En números concretos, por lo menos 830 millones de dólares entrarán sólo por turismo local. Más de la mitad de ese ingreso irá a parar a los haberes de la empresa privada.

Cobertura especial de los Medios Alternativos y Libres

El impacto negativo en el ámbito social que ha generado este megaevento, ha sido invisibilizado por los grandes medios de comunicación, aquellos que manejan la información a su antojo. Pero ha permeado gracias a la labor de la red de medios alternativos, libres e independientes que hacen vida en el continente americano.
Esta labor seguirá su curso con una cobertura especial para los Juegos Olímpicos Río 2016.
Laura Salas, representante de la Organización sin fines de Lucro Witness4, informó que está cobertura especial se hará con la finalidad de mostrar la otra cara del evento, la cara social, que no será vista en los medios tradicionales.
“Hay muchísimos intereses involucrados que hacen que las miradas, los reflectores, se centren en otro tipo de noticias y no lo que está pasando alrededor”, manifestó. “Hay muchos medios alternativos en Brasil que vienen documentando el impacto de otros megaeventos. Ellos son los convocantes a esta iniciativa para que medios de otros países se articulen”.


1 Artículo “Las dimensiones olímpicas del desplazamiento inducido por el deporte” por Jean du Plessis, Director Ejecutivo Centro sobre el Derecho a la Vivienda y los Desalojos (COHRE).
2 Página web Instituto Brasileiro de Geografía y Estadística (IBGE) http://cidades.ibge.gov.br/xtras/perfil.php?codmun=330455
3 Brasil de Fato, Economista Sandra Quintela, coordinadora del Instituto de Políticas Alternativas para el Cono Sur (PACS) y miembro del Comité Popular de la Copa y de las Olimpiadas de Rio de Janeiro.
https://www.brasildefato.com.br/2016/07/06/30-dias-para-las-olimpiadas-deudas-y-violencia-contra-la-poblacion-ya-es-legado/
4 Entrevista a Laura Salas, 13 de julio de 2016 https://marencoche.wordpress.com/2016/07/13/medios-alternativos-relevaran-el-lado-b-de-los-juegos-olimpicos/

Categorías:

Notas relacionadas

Ultimas Noticias

Más Noticias »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2016
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS