Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Noticias » Panamá

Supermercado de la política panameña

Panamá | 6 de diciembre de 2010

imprimir

La principal actividad de un supermercado es ofrecer diversas mercancías a distintos precios, quienes tienen ingresos las pueden comprar. En el plano de la política panameña parece operar una lógica similar.

Las principales autoridades de gobierno (ministros, viceministros, directores de entidades, embajadores, cónsules) son nombradas a partir de su grado de consanguinidad, amistad o identidad partidaria. Es decir, por el solo hecho de parentesco o afinidad política parecen ‘merecer’ un cargo en las instancias gubernamentales. Esta práctica ha convertido, parafraseando la teoría del mercado, el parentesco en dinero que permite comprar altos cargos en la esfera pública. O sea, se institucionaliza la ‘ley del nepotismo’ en el supermercado político.

Algunos ejemplos en el actual gobierno, nombramiento de la hija de Giselle de Calcagno (ministra de la Pequeña y Mediana Empresa y ex-miembro del PRD), la hermana de Papadimitriu (ministro de la Presidencia). Martinelli, ha dado su cuota con el nombramiento de trabajadores de sus empresas (entre otros el director del Servicio de Protección Institucional del Estado, el director del Instituto de Investigación Agropecuaria, la ministra de Trabajo, la contralora de la República y algunos de los hijos de sus empleados ubicados, por ejemplo, en el Sistema Estatal de Radio y Televisión, en el IFARHU, el Servicio de Migración y Naturalización), igualmente sus familiares se colocan en embajadas y consulados, así como familiares políticos.

Esta situación parece consolidarse como regla de la gestión de gobierno, profundizándose en los últimos años (1990 a la fecha). Bajo la administración de Ricardo Martinelli, esta regla del mercado político parece respetarse, a pesar de que durante la campaña electoral prometió acabar con el nepotismo, considerada una ‘falla del mercado electoral’. Sin embargo, la compra ha sido a gran escala.

Por otro lado, a pesar de que constitucionalmente se establece la separación de poderes entre los Órganos de Gobierno, las compras también se realizan a estos niveles. Escandaloso han sido los cambios de tolda política de los diputados, y más aún las insinuaciones de sumas de dinero que han generado estas transacciones políticas. En esta semana, nuevamente se evidencian las compras, el PRD admite la pérdida de varios diputados, dicho sea de paso algunos de ellos comprados en años anteriores por este colectivo. Similar situación se presenta a nivel de alcaldías y representantes de corregimientos. Esto es el ‘libre mercado político’ a su máxima expresión.

Pero el supermercado también funciona en lo empresarial. Quienes aportaron ‘donaciones’ a las campañas políticas reclaman sus intereses, siendo beneficiados con jugosos contratos en el sector público o con leyes personalizadas que les permiten evadir impuestos. A este nivel se ofrecen las llamadas contrataciones directas y se desregulariza el mercado (eliminación del control previo). Pero el gran atractivo del supermercado son los megaproyectos, que permiten trasladar ingresos sociales a manos privadas y que uno que otro ‘funcionario’ entre ‘pobre y salga millonario’ o entre ‘millonario y salga billonario’.

Lo cierto es que el nepotismo, la galopante corrupción y las canonjías empresariales, representan un alto costo para los que pagamos impuestos, la clase trabajadora y el pueblo. Además, pone en evidencia la demagogia que impera en los discursos electorales y la podredumbre que impera en la partidocracia.

Esta realidad es reprochable, máxime cuando se argumenta que no existen recursos financieros para abastecer a la CSS de los insumos que se requieren para una atención con calidad y calidez a los asegurados; o cuando se niega aumento de pensiones y jubilaciones, aunque el 41% de éstos viven en pobrezas, o se rechaza la propuesta de aumento salarial a los educadores; cuando se despiden miles de funcionarios públicos.

Frente a la continuidad del nepotismo y la corrupción, estamos obligados a organizarnos y construir unidad desde las bases, a fin de crear nuestra propia alternativa que permita levantar una sociedad de justicia y democracia.

Fuente: Frenadeso http://www.frenadesonoticias.org

Ultimas de Panamá

Más sobre Panamá »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2019
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS