Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube
Portada » Noticias » América Latina y Caribe

Flagelo invisibilizado en Latinoamérica

Trata de personas: por cada víctima hay 20 más sin identificar

América Latina y Caribe | 26 de junio de 2020

imprimir

¿Cómo escribir de la trata de personas (TdP) y de mujeres, esencialmente, en nuestra región y no quebrarse? ¿Vender mujeres al mejor postor? ¿Matar a las mujeres o que ellas mueran en vida? ¿Existe indolencia ante esta situación? Podría ser la realidad de la hija adolescente del hombre del barrio, que vive todo el día ebrio y que su mujer lo ha dejado para liberarse de las cárceles del hogar extinto.

Desde Alba TV nos propusimos entrevistar a investigadoras y activistas sobre los temas de las mujeres para esta entrega. Hablamos con la venezolana Indhira Libertad Rodríguez, con las colombianas radicadas en Venezuela, Adriana Castaño y Karen Dávila, integrantes del grupo de investigación “Vivas Nos Queremos en Venezuela” y con la mexicana Niltie Calderón. Éstas serán las voces que nos informarán la realidad de tantas mujeres, adolescentes y niñas que han sido engañadas, vendidas, explotadas, abusadas, violentadas y asesinadas.

Indhira Rodríguez es investigadora feminista. Recientemente escribió para la revista número 54 del Centro de Estudios de la Mujer Trata y otras violencias, el artículo “La trata de personas es necropolítica de género”.

“Si bien cualquiera puede ser víctima de trata, el modus operandi de las redes centra su atención en personas en contextos de precariedad, con diferentes marcadores de desigualdad que le intersecten, lo que les vuelve vulnerables a los mecanismos de engaño y manipulación de los que se valen para captar víctimas para el negocio. En mayor o menor medida, las mujeres, adolescentes y niñes de este país están en una precaria situación, están en medio de un asedio despiadado, cruel, propio de la necropolítica. Entonces, en realidad es muy grande el riesgo de caer en ofertas engañosas de trabajo, creerles a novios que prometen una mejor vida juntes en otro país, aceptar padrinazgos para la prole e incluso, venderla, o ser raptada”, señala Indhira.

Continúa, “Entre los riesgos para las mujeres venezolanas migrantes se ha sumado una ola de xenofobia en los países receptores de Sur América como Ecuador, Chile, Bolivia, Perú y Colombia. Esto las expone aun más pues el escenario se les vuelve muy adverso para conseguir empleo, vivienda, atención sanitaria, por lo cual serán fácilmente explotadas y en el peor de los casos esclavizadas”.

Karen Dávila y Adriana Castaño de Vivas Nos queremos, desde donde investigan la migración de mujeres venezolanas en territorio colombiano, las situaciones de violencia y los femicidios que se dan allá, aportan que “el registro de cifras de la trata de personas es uno de los problemas que esta situación mundial y altamente clasista tiene, porque depende de la denuncia y múltiples factores inciden que no se realice, o se realiza la denuncia por otros delitos como desaparición forzada o las familias y la vida de la misma persona es amenazada, por tanto se abstienen de actuar”.

“Esta situación afecta principalmente a mujeres, niños y niñas. Porque esta problemática que vulnera la dignidad e integridad de las personas es parte del modelo económico capitalista de acumulación, que asimila en tiempos de crisis las vidas de mujeres, niños y niñas a una mercancía y fácilmente desechable. Y es de fácil asimilación porque se imbrica capital-racismo-clasismo y patriarcado. El desvalor histórico: la desigualdad entre hombres y mujeres y niñas, así lo facilita”, añadió Adriana Castaño, activista feminista colombiana radicada en Venezuela.

Nos alerta que “parte de quienes conforman la cadena son los reclutadores-los que más persiguen las autoridades, pero estos son solo una parte y muchas veces asalariados del negocio, basados en crisis y aspiraciones del progreso económico, mejora de la calidad de vida o deseos de tener más, motivan a las mujeres a un negocio que resulta ser una relación de esclavitud. Los reclutadores a este negocio se encuentran asociados a las mafias locales, sin ellas no pueden operar, su servicio de seguridad, posteriormente, viene todo el proceso de las estructuras legales que se benefician de esta inhumanidad: bancos, policías locales y los hoteles”.

¿Cuál es la situación o el balance de la trata de personas en Venezuela? Tomando en cuenta el aumento de las migraciones y por ende la vulneración de los derechos.

Responde Indhira: “En Venezuela las razones más argumentadas para migrar son la crisis económica e hiperinflación, desabastecimiento o encarecimiento de alimentos y medicinas, irregularidad en el acceso a los servicios públicos como el agua, la electricidad, el gas y salarios que se tasan en el mercado internacional rondando los cuatro dólares y pico, el más bajo de la región, pulverizados”.

“La ONU estimó que en el año 2019 migraron más de 4 millones de personas de Venezuela. Según la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) para 2017, la distribución por sexo fue 50,7 hombres vs 49,3% mujeres. Como vemos la diferencia no es muy grande, la supervivencia se está feminizando en Venezuela y es probable que el porcentaje de mujeres ya haya superado el de los hombres”, nos aporta entre los datos y referencias que ha recopilado en sus indagaciones.

“La UNODC estima que por cada víctima de la trata de personas identificada hay 20 más sin identificar. No se tienen cifras oficiales de víctimas de TdP en Venezuela. La investigadora venezolana Verónica Mesa cita un informe que realizó una organización feminista del estado Zulia, en donde realizaron un monitoreo de noticias, allí “se contabilizaron aproximadamente 221 mujeres, niñas y adolescentes venezolanas rescatadas en 2018 y en lo que va de 2019 ya se registran más de 300. Ello suma más de 500 chicas en dos años””.

Seguimos con los datos que proporciona Indhira Libertad. “Según Carmen Mercedes González, quien fue Directora General de Prevención de la Oficina Nacional contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo (ONCDOFT), en su participación en la presentación del informe preparado por la fundación Éxodo, puntualizaba (2019) que el 68% de las víctimas de TdP en Venezuela son mujeres, de las cuales un 42% tiene entre 18 y 30 años de edad”.

“González afirma que los casos de TdP han ido en incremento, debido al aumento de la migración de la población venezolana que búsqueda de mejorar sus condiciones de vida en otros países y advierte que “las formas de operar de las redes de prostitución forzada o trata de mujeres han cambiado. Ofrecen cirugías estéticas a mujeres y adolescentes a cambio de servicios sexuales; pero les permiten vivir con sus familias y mantener, medianamente, sus rutinas, para así invisibilizar los delitos”, una modalidad de trata dentro del mismo país. Vemos como la demanda del estereotipo de género, la hipersexualización a la que están sometidas y el ideal de belleza uniforme y hegemónica, que tanto le pesa a la mujer venezolana por haber transcurrido todo el siglo XX con el estigma de “reina de belleza”, las orienta a cumplir con esa demanda, exponiéndolas al riesgo de ser captadas por redes criminales, sobre todo a las más jóvenes”, completa la investigadora venezolana.

Alerta: modus operandi

Continuamos entrevistando a Indhira Rodríguez, estudiosa del tema. “En el modo de operar de estas bandas criminales, está el uso de redes sociales como método de captación de víctimas TdP. Con mensajes que prometen ofrecer oportunidades de trabajo y estudio fuera de Venezuela, incluso de carreras deportivas. La persistencia del rol de cuidadoras, expone especialmente a las mujeres a los procesos de captación por las redes criminales. En el perfil abundan mujeres que tienen seres humanos a sus cuidados y que en medio de la crisis que atraviesa Venezuela, aunado al bloqueo financiero y las sanciones unilaterales impuestas por EEUU, ven como una alternativa viable aceptar una oferta que les permita enviar divisas al país para su familia”.

¿Cómo se cristaliza un hecho o expresión de trata de mujeres?

“Individualmente, todo lo que suene demasiado bueno para ser real, ofertas, noviazgos, viajes, ingresos y colectivamente: desapariciones, ausencias de comunicación con familiares. La migración en situación de vulnerabilidad, es ya de por sí, una alerta. Por ejemplo, hay una parroquia popular en Caracas en la cual la comunidad tiene una alarma porque las adolescentes están viajando a trabajar, envían dinero y las familias no se están negando, esas adolescentes podrían estar siendo amenazadas con el daño a sus familiares. Pero peor aún, las familias pueden decirse a sí mismas que las chicas se están prostituyendo, pueden pensar incluso en que esa es su decisión, construirse una ficción en la cual ellas lo hacen por voluntad, los mecanismos de la (TdP) son muy perversos, y eficaz es la necropolítica en medio de la precariedad y necesidades, las crea”, redondea Indhira.

Niltie nos habla de la trata de personas en México

Niltie Calderón, originaria del pueblo Binnizá en el Istmo de Tehuantepec, es comunicadora y creadora de contenidos sobre pensamiento de los pueblos y defensa del territorio para radios comunitarias. También es investigadora en temas sobre mujeres y reparación del daño, mujeres indígenas y procesos de lucha y resistencia, educación y movimientos sociales. Ella nos da una mirada de la situación de la trata de personas en México y señala que “La procuraduría y fiscalías generales y estatales identificaron a nivel nacional 5.245 víctimas de las cuales el 85% son mujeres, niñas y niños. Para el caso de México se ha detectado que el 80% son víctimas mexicanas y sólo el 13% son víctimas extranjeras”.

“De este 13% sus países de procedencia son “Argentina, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El salvador, España, Estados Unidos de América, Guatemala, Honduras, Italia, Nicaragua, Paraguay, Togo y Venezuela. […] El 70% de las investigaciones en el ámbito estatal se concentraron en cinco autoridades: Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Estado de México y Oaxaca””, sigue exponiendo la investigadora mexicana.

““La sociedad civil ha insistido en la vulnerabilidad de las mujeres ante la trata de personas por la inequidad, pobreza, desigualdad, de género y discriminación.” Lo que además las expone a la violencia feminicida. Por lo que una de las propuestas en materia de políticas públicas incluiría el fortalecimiento legal en materia de trata, ya que en la actualidad presenta muchos recovecos, sino una política que cambie las condiciones estructurales de las mujeres en las ciudades, las fronteras y los pueblos””, cita Niltie de este material .

Seguiremos indagando en este tema. Esperen nuestra segunda entrega la próxima semana.


María Mercedes Cobo/Alba TV

Categorías: - -

Ultimas Noticias

Más Noticias »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube

Alba TV 2007 - 2020
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con
software libre: SPIP