Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Entrevistas » América Latina y Caribe

Entrevista a Fernando Krichmar, del Grupo de Cine Insurgente

"Tratamos de hacer un homenaje a Santiago y al Noticiero que formó tanta gente"

América Latina y Caribe | 15 de diciembre de 2013

imprimir

ALBA TV: ¿Cómo surge el proyecto del documental “El camino de Santiago”*?

Fernando Krichmar: Yo estuve trabajando en la Escuela (Internacional de Cine y Televisión) de San Antonio de los Baños como Coordinador de la Cátedra de Dirección, ahí conocí a Daniel Díaz Torres y la historia empieza a surgir ahí. Ya conocía la obra de Santiago Álvarez, sobre todo los documentales más famosos, como LBJ, Hanoi Martes 13, aquellos documentales de los que habían hablado los grandes cineastas de Latinoamérica y el mundo, como Scorsese, Godart, ni hablar Fernando Birri, gente de mi país que los propagandizaba y hablaba de ellos. Pero no conocía el Noticiero, ese trabajo diario que él hizo, que además fue formador de gente. Y bueno, en Cuba trabajando con Daniel y toda esa gente vi a todos aquellos que se formaron y me di cuenta que eran la mayor parte de los mejores realizadores y técnicos del cine cubano. Entonces, en ese sentido dijimos: “Vamos a tratar de hacer un homenaje a Santiago, sobre el noticiero que formó tanta gente".

"La idea original era que los mismos veteranos del noticiero pudieran hacer un noticiero homenaje a ellos. Y con muy buen tino, Daniel Díaz Torres y Fernando Pérez me dijeron que por qué no conseguía un grupo de jóvenes ’y le das esa oportunidad de poder explayarse con libertad’. Y eso fue lo que hicimos con algunos jóvenes que habían sido alumnos nuestros, otros que nos recomendaron, tratando de cambiarlos de lugar, que estén en otro rol, para que se cumpla esto que también pasaba en el noticiero, que uno llegaba queriendo ser fotógrafo y terminaba de sonidista. Digamos, cómo le iba encontrando el gusto a este trabajo diario, donde hacían una vez por semana un documental en 35 mm, con toda la complicación que eso implica y en medio de acontecimientos muy fuertes, como eran la campaña de alfabetización, la invasión de los yanquis, la declaración del carácter socialista de la Revolución, la crisis de los misiles. O sea, cada semana había un tremendo “despelote”, como habían semanas donde no pasaba gran cosa y ahí es donde se fue mechando la crítica a las cosas que no estaban tan bien hechas o que la gente de alguna manera rechazaba en la construcción socialista, y eso también le dio mucha popularidad. Como por ejemplo cuando nos enteramos todos de la defensa del grupo de experimentación sonora, cuando lo prohibieron a Silvio (Rodríguez) en la televisión por tener “células de rock” en sus canciones y esas estupideces por el estilo. Siempre el ICAIC (Instituto Cubano de Artes e Industria Cinematográfica) fue un espacio de muy amplia libertad, porque Alfredo Guevara era muy renuente a limitar las posibilidades de los creadores.

La idea del documental fue rescatar todo esa historia y dar también la posibilidad a algunos jóvenes, para que vean que cualquier joven cubano es capaz también de aportar y no reproducir un lenguaje tal vez un poco “acartonado” que se escucha en televisión y en radio y que a veces aleja un poco a las jóvenes generaciones de lo que es la propaganda de la revolución. Nos pareció que esa era la idea.

¿Cómo fue para vos, desde lo personal y también desde lo profesional, rodar esta película?

FK: Fue muy fuerte porque sucedieron cosas tremendas en el medio: falleció mi padre, falleció también Daniel Díaz Torres que de alguna manera también fue mi padre, Alfredo (Guevara), qué se yo... Cada vez que la veo me emociono, porque es toda gente con la que tenía muy buena onda y con quienes compartí mucho tiempo. Por tres años estuve trabajando aquí, no con la película solamente sino dando clases con los alumnos de la Escuela. Con la película trabajé más tiempo, ya que en el 2005 empezamos a hacer cosas que están rodadas, como el reportaje a Julio (García Espinosa) y a Alfredo Guevara. La película se fue haciendo por partes, no fue un rodaje continuo, ya te digo que en el 2010 cortamos por varios problemas personales. Y bueno, tardamos tres años más en terminar el montaje. Además la obra de Santiago -que la analizamos bastante exhaustivamente- es ilimitada. Son 80 documentales de largometraje y hay casi 1500 noticieros entre el ’61 y el ’91.

La obra de Santiago Álvarez, como la de Alfredo Guevara y tantos otros, fueron momentos de ruptura muy fuerte para la cultura latinoamericana. ¿Ves expresado ese espíritu en algunos proyectos o en algunas corrientes?

FK: Sí, bueno, yo soy el presidente de DOCA (Documentalistas Argentinos). Ahí tenemos 160 socios que son documentalistas que toman cuestiones sociales. De hecho todo el cine que se hizo en Argentina en los ’90 contra el neoliberalismo y contra el menemismo, y contra la entrega de las riquezas en nuestro país, lo ha hecho nuestra generación. Ahora ya somos grandes, pero hay muchos “pibes” jóvenes que están tomando cuestiones de crítica, propuestas de cambio y de lucha. Son experiencias que a veces están encuadrados en partidos o en movimientos sociales, a veces apoyando los gobiernos de la región y a veces no están con los gobiernos, pero siempre tratando de aportar una mirada joven. De hecho, nosotros como Cine Insurgente hemos hecho una tarea formativa, hemos formados cientos de jóvenes, muchos de los cuales ahora siendo mucho más jóvenes que nosotros también se están acercando a esto. Se expresa no sólo por quienes vienen de DOCA, sino en otros países se ve. Por supuesto en Venezuela, en Brasil también hay experiencias muy interesantes. No sólo son experiencias de documental, sino de videoactivismo, incorporando las nuevas teconologías para la movilización popular, como internet. También esto se está viendo en África, en las rebeliones en el mundo árabe. Y bueno, en esto, este tipo de cosas aportan porque el audiovisual en ese sentido es muy movilizador.

¿Cómo viviste este momento de estar presentando esta película en este Festival de Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana?

FK: El Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano es el faro. Para nosotros estar acá es como para otra gente estar en Hollywood. Para nosotros el centro es este. El centro de lo que es la intelectualidad revolucionaria latinoamericana desde hace mucho tiempo es Cuba. Y para nosotros es un orgullo. Además de que este año fue muy duro ya que se fueron tres de los protagonistas de la película: Daniel Díaz Torres, Alfredo Guevara y Derbis Pastor Espinosa. Así que fue especialmente emotivo ver a los parientes de ellos, que nos digan que este es el mejor homenaje que se les podía hacer. Eso fue muy fuerte, muy emotivo y bueno, de hecho, hemos “moqueado” un poco.

¿Siguen presentado la película en otros festivales?

R: La película está recién terminada. En Argentina está muy complicado el tema de la distribución, es muy difícil porque casi no hay espacios estatales. Entonces no puede proyectarse más de 15 días en la capital y en el interior es prácticamente imposible que llegue, así que estamos en una pelea, pidiendo que se abran más espacios estatales en todo el país. Esto es importante porque la película, si bien fue hecha en Cuba, está pensada en para que sea vista en Argentina y el continente, para que se conozca esta pujanza del discurso revolucionario audiovisual. Pero también lo estamos presentando en todos lados y abiertos a que nos compren, por ejemplo la gente de Telesur está interesada y ya nos compraron otro material anteriormente. Pero obviamente que esto y todo lo que hacemos nosotros es “a pulmón”, autogestionado. Incluso, nuestro viaje hasta aquí lo hemos financiado con nuestro sueldo, representa un sueldo y medio nuestro, o dos, que tuvimos que invertir. Así que todo apoyo es bueno y lo estamos mandando a todos los festivales posibles. Esperamos tener suerte y que nos seleccionen oficialmente, que el documental pueda ganar algún tipo de reconocimiento.

* "El camino de Santiago. Periodismo, cine y revolución en Cuba" (2013), del grupo Cine Insurgente, se presentó en el cine Chaplin de La Habana el viernes 13 de diciembre, en el marco del 35° Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano. Luego de la proyección, dialogamos con Fernando Krichmar Porto, realizador argentino.

Fuente: ALBA TV/fvp-mr

Categorías: -

Notas relacionadas

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2018
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS