Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Noticias » Venezuela

Movimientos Sociales hacia el ALBA

Unidad popular contra la barbarie y por el Socialismo

Venezuela | 19 de octubre de 2016

imprimir

En el actual contexto continental de ofensiva antidemocrática, donde Venezuela sigue siendo un objetivo estratégico para la restauración neoliberal, delegaciones de diferentes movimientos populares del continente se reunieron en Caracas el 17 y 18 de octubre para analizar la coyuntura continental, reflexionar sobre logros y retos, así como para fijar postura, definir objetivos comunes y coordinar una agenda de lucha.

Con la participación de voceras y voceros de Brasil, Argentina, Cuba, Bolivia, Ecuador, Colombia y Guatemala, los movimientos populares participantes decidieron encontrarse justamente en Venezuela para ratificar su lealtad y compromiso en la defensa incondicional de la Revolución Bolivariana, bajo el espíritu internacionalista y de la diplomacia popular. “Venimos en representación de más de 500 movimientos populares de Latinoamérica, los cuales nos coordinamos en la articulación continental hacia el ALBA (Alba Movimientos)”, comenta João Pedro Stedile, miembro del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) de Brasil y de la Vía Campesina Internacional.

La arremetida neoliberal bajo la lupa

Con respecto al análisis de la ofensiva antidemocrática en Latinoamérica, los movimientos identifican claramente su relación con el proceso de crisis del capitalismo mundial, y ponen al desnudo el rol que juegan los grandes capitales transnacionales para volver a restablecer el modelo neoliberal en la región. “Los capitalistas vienen a la periferia del sistema para tratar de acaparar las riquezas naturales, como el petroleo de Venezuela y el de Brasil, y disputar mercados para salir de la crisis“y a la vez quieren poner el costo de la crisis en la espalda de las clases trabajadoras de toda Latinoamérica y de todo el mundo. Para eso necesitan cada vez más gobiernos serviles: por eso dieron un golpe mediático-institucional en Brasil; por eso utilizaron todo tipo de mentiras y manipulación mediática para quitar a Cristina [Fernández] en Argentina, y por eso están haciendo tantos esfuerzos para mantener cercado al gobierno de Venezuela”, explica Stedile.

Asimismo, estas organizaciones analizan en su paso por Caracas, que se trata de un contexto caracterizado por una estrategia de dominación diversificada, que se concreta en la militarización de territorios, en la desestabilización de procesos democráticos, en el sabotaje a los mecanismos de integración regional (como UNASur, CELAC, Mercosur) y en la imposición de acuerdos y tratados de libre comercio. Entre sus instrumentos, destacan la manipulación de las mayorías populares (a través de los medios de comunicación pero también gracias al fortalecimiento de iglesias conservadoras), así como la criminalización del movimiento popular, que se traduce en represión, amenaza, persecución y asesinato de líderes y dirigentes. Así lo manifestaron en un comunicado emitido el lunes 17 de octubre (17/10), desde la República Bolivariana de Venezuela.

Mismos objetivos, mismas luchas: socialismo como horizonte

Frente a esta situación, los movimientos sociales ratificaron tambien de manera contundente, la construcción del socialismo como horizonte de lucha en condiciones de independencia, soberanía y autodeterminación. En aras de ello, instaron a otras fuerzas populares en el mencionado comunicado del 17/10, a “defender los avances y a contribuir críticamente a la renovación de un proyecto de alternativa anticapitalista y emancipador construido desde las bases populares”, y a “reforzar la solidaridad y el apoyo a los procesos revolucionarios y de transformación antimperialista”, haciendo referencia a los gobiernos de Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y El Salvador y tomando en consideración al pueblo organizado como principal garante de su continuidad.

Basados en estos objetivos, se proponen coordinar acciones concretas en defensa de los logros alcanzados por las luchas populares sobretodo tras el ascenso de los gobiernos progresistas latinoamericanos durante los últimos veinte años, y que ahora se encuentran en la mira de la arremetida neoliberal. “La primera tarea es que cada quien de nosotros, en nuestros países, estemos siempre alerta para movilizarnos contra las acciones de la derecha. Y de forma práctica, hemos coordinado una jornada de movilización entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre, porque en esas fechas se van a reunir los tres presidentes de Argentina, Paraguay y Brasil y quieren sacar a Venezuela del Mercosur. Eso no lo vamos a aceptar. Entonces en ese período, en cada uno de nuestros países vamos a hacer movilizaciones en solidaridad con Venezuela”, afirmó Stedile.

Asismimo, informó que el próximo encuentro previsto del espacio de coordinación que convoca este escenario, será la II Asamblea Continental de la Articulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA, a realizarse a principio de diciembre en Bogotá, a partir de la cual se coordinarán nuevas actividades.

La diplomacia popular en los procesos de Paz

El internacionalismo y la diplomacia de los pueblos, movilizados en defensa de la Revolución Bolivariana, “han jugado y siguen jugando un rol muy importante también en las luchas de los movimientos populares de Colombia y en particular en la construcción del proceso de paz”, comenta Pilar Ramos, integrante del Movimiento Social y Político Congreso de los Pueblos, organización colombiana presente entre las delegaciones reunidas en estos días en Caracas.

“Particularmente, en el caso de las FARC (EP), que ya hay un acuerdo firmado, el papel de la comunidad internacional fue central, pero sobretodo ha sido fundamental el papel y el compromiso de los movimientos populares tanto a nivel nacional, en Colombia, como a nivel internacional”, agrega Ramos.

Afirma también, que “defender los acuerdos de la Habana frente al pacto de élites que quiere imponer el uribismo, junto a algunos sectores del gobierno, es uno de los dos principales retos que enfrentan hoy los movimientos colombianos”.

El otro escenario, donde la diplomacia popular y el acompañamiento internacional será fundamental, tiene que ver con las conversaciones iniciadas entre el gobierno colombiano y la otra mayor fuerza insurgente del país suramericano; el Ejercito de Liberación Nacional (ELN), quienes se plantean un proceso que incorpore, desde el inicio de los diálogos, una mayor participación de la sociedad.

“Esperamos que eso haga que además de ser una negociación para terminar la guerra entre un actor armado y el Estado, esta sea una oportunidad para que la sociedad pueda empezar a debatir, discutir y participar en la solución del conflicto social y político que subyace a la guerra” afirma Ramos.

Los retos del chavismo continental

En este contexto, los movimientos populares articulados en el Capítulo Venezuela de Alba Movimientos, celebran la manifestación de apoyo de las fuerzas populares del continente, en cuanto “se trata de nuestras hermanas y nuestros hermanos de lucha”. Así lo expresó Hernán Vargas, secretario por Venezuela ante esta plataforma de coordinación de movimientos sociales.

“Para la Revolución Bolivariana es fundamental ese apoyo porque habla de la defensa de lo que identificamos como propio. La gente tanto del Ecuador, como de Colombia, Cuba, Brasil, Argentina, incluso de Estados Unidos, miran en la Revolución Bolivariana una esperanza para construir un orden alternativo a la hegemonía del capital en nuestro continente, que sólo ha contribuido al fracaso, a la desigualdad y a la pobreza“, agrega.

La política como una lucha común, fue algo que el propio Comandante Chávez logró posicionar durante estos años como paradigma, más allá de las fronteras venezolanas y que convocó a fuerzas sociales de todos los países de la región y del mundo a la movilización. “Es lo que nosotros identificamos como un Chavismo Continental: un conjunto de gente que empezó a sentirse identificada en el ideario de la igualdad, de la justicia, de un modelo que atenta contra nuestra vida”, detalla Vargas, “y eso hay que aterrizarlo en batalla, que es lo más importante. Fue demostrado en Colombia hace un par de semanas que no es posible avanzar en el proceso de paz sólo desde un acuerdo formal: es un acuerdo histórico pero requiere que esté acompañado por la movilización de la gente".

En esa dirección, afirmó Vargas que "si los pueblos de América Latina no avanzan en la construcción y defensa de un modelo alternativo, no será posible (afianzar) dicho modelo”. Argumenta también, que “la victoria es un tema fundamental porque interpela a los movimientos populares en nuestra estrategia de poder. Tenemos el compromiso de empezar a idear formas de disputa del político, porque eso es fundamental para poder instrumentar la fuerza del movimiento social, si no, no vamos a poder trascender los límites de este sistema. Si hay alguna moraleja de esta etapa de retroceso del progresismo, es que ampliar el modelo hegemónico nos lleva a democratizar de facto un modelo de dominación. (...) es fundamental rescatar, en este caso, que tenemos que construir unidad para poder empujar el socialismo, no sólo en Venezuela, sino en el continente.”

Desde Venezuela: un llamado a la unidad popular contra la barbarie

En un espìritu de reivindicar las iniciativas de las fuerzas populares por tejer y fortalecer un entramado del movimiento popular por la defensa del socialismo, Vargas afirmar que la unidad y el reconocimiento mutuo entre iguales es entonces un reto actual para los movimientos del continente. Asegura que “nos corresponde construir una capacidad de dirección colectiva entre la diversidad de sujetos y la diversidad de luchas que hay en este continente”. Ratifica que la unidad se hace necesaria sobretodo en la definición de un horizonte común.

Afirma Vargas, que “se revalida la tesis de Socialismo o Barbarie. La barbarie del capital es lo que está ocurriendo en este momento en nuestros pueblos, en Argentina, en Brasil: agendas de retroceso, de desconocimiento de los derechos de las mayorías, de despojo de la naturaleza, de depredación de nuestras vidas.” Acota para finalizar, que “o fortalecemos la construcción y a debatir sobre ese horizonte común, o nuestro destino va a ser el de conformarnos con pequeñas piezas en el marco de un continente neoliberal.

Sentencia que, “frente a esa lucha, unidos venceremos.”

Alba TV

Categorías: - -

Ultimas Noticias

Más Noticias »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2016
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS