Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por Pablo Siris

Venezuela: Para dialogar se necesitan dos

Venezuela | 11 de junio de 2018

imprimir

<img20122|center

A partir del mismo momento en que el presidente Nicolás Maduro triunfó en las elecciones del pasado 20 de mayo, todo su esfuerzo se ha empeñado en instalar espacios de diálogo que permitan superar la difícil situación económica que aqueja a la población venezolana y al país en su conjunto. Mientras tanto, los sectores más radicales de la oposición, con el respaldo de los Estados Unidos y del patético secretario general de la OEA, Luis Almagro, buscan sabotear a Venezuela y abrir las puertas a una intervención militar.

Desde el pasado 21 de mayo, el presidente Nicolás Maduro se ha reunido con excandidatos opositores y los partidos que impulsaron su postulación, con dueños de medios y de bancos, con representantes de los partidos que respaldan a la Revolución Bolivariana, con gobernadores opositores y otros sectores del país.

Entre las varias propuestas recibidas (que van desde la instalación de una fábrica de propiedad público-privada que produzca papel periódico hasta la postergación por 60 días de la puesta en práctica del nuevo cono monetario), una ha adquirido particular relevancia.

La necesidad de lograr la reconciliación nacional y superar el enfrentamiento ha sido uno de los temas que no ha dejado de estar en cada una de las conversaciones.

Y es que la principal víctima de la guerra económica a la que se ve sometida Venezuela es su pueblo y ese pueblo votó por Nicolás Maduro con la mirada puesta en la solución de esta situación.

De acuerdo a encuestas previas a las elecciones del 20 de mayo, más del 60% de los potenciales votantes se manifestaba en disposición a mantener al chavismo en el Gobierno para que pudiera resolver los principales problemas del país y más del 85% consideraba que el principal de estos problemas a resolver era la situación de la economía.

Al asumir sus credenciales como Presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro ratificó “el camino que debe tomar la República y que seguiremos pase lo que pase, hagan lo que hagan, nuestro camino será la Constitución, la paz, el diálogo la verdad con coraje y valentía, y la defensa de la dignidad, la independencia y el honor del pueblo venezolano frente a las agresiones”.

Maduro señaló más adelante (puede leer el discurso completo en https://goo.gl/SYJE6t):

“Bueno, ahora yo me voy a dedicar única y exclusivamente al tema de la batalla contra el crimen económico, contra las mafias criminales y lo voy a lograr, a corto y a mediano plazo voy a estabilizar la economía del país, ustedes lo verán, ustedes me verán. Me comprometo con mi pueblo, con nuestro pueblo y con todo nuestro país a dar un revolcón económico a las mafias criminales y a defender a nuestro pueblo por encima de cualquier cosa, por encima de cualquier circunstancia. (...).

Pido apoyo a la clase obrera, pido apoyo a la clase empresarial, pido apoyo a los profesionales, a las universidades y ya esta semana a partir de mañana, voy a iniciar un ciclo de diálogo, conversaciones con todos los sectores políticos, económicos, comunicacionales, culturales del país. (...).

A los Consejos Comunales, a los CLAP, a las organizaciones de base de las mujeres, de la juventud, de la clase obrera les pido propuesta. ¿diagnóstico? Sí, bienvenido, pero carajo vamos a las soluciones, vamos a la acción, yo necesito propuestas de soluciones para yo asumirlas, implementarlas, ¿les parece? Eso es lo que yo quiero”.

Más adelante indicó: “Yo voy a recibir a todos los partidos políticos del país, les pido soluciones concretas, no nos vayamos al discurso general, todos los partidos de la derecha, de la izquierda, del centro, de Marte, de Júpiter, de la Tierra, a todos los voy a recibir. Están las puertas de Miraflores abiertas, inclusive aquellos con los que tenemos con los que tenemos mucha diferencia, bienvenidos, quiero escucharlos, (…) si sumamos en un todo la fuerza del espíritu nacional, de la idea nacional, del trabajo nacional, de la producción nacional y ceden los egoísmos, las diatribas, las mezquindades, las individualidades, el individualismo y ponemos a Venezuela en el centro del interés nacional, nuestra amada Venezuela, nuestra amadísima Patria que lo merece todo”.

Como gesto de buena voluntad para poder iniciar esta nueva etapa, el Gobierno Bolivariano ha solicitado a la Comisión de la Verdad, la Justicia y la Paz de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que se proceda a la liberación de una serie de personas que estaban detenidas por su participación en las acciones violentas conocidas como guarimbas que entre febrero y julio de 2017 provocaron más de 150 muertes, más de mil heridos y lesionados, así como cientos de miles de personas afectadas de diversas maneras.

Ya se han liberado 79 personas, entre ellas un ciudadano norteamericano y algunos políticos que habían dirigido este tipo de acciones de extrema violencia y ese proceso continuará en estos días.

Las víctimas de las guarimbas, a pesar del dolor que implica que no se hayan cumplido las condenas o los procesos judiciales, han expresado que perdonan a quienes provocaron estas situaciones en aras de construir el futuro que el país requiere.

Sin embargo, ya los sectores más radicales de la oposición venezolana han expresado que se niegan al diálogo, que los acuerdos a los que se arribe no serán aceptados, que no reconocen al Presidente, ni a la ANC, ni a los gobernadores (excepto los opositores, claro), ni a los alcaldes (excepto los opositores, esos sí les resultan legítimos), ni los miembros del Consejo Nacional Electoral (excepto el opositor, por supuesto) y así siguen.

Ya pocos en Venezuela les prestan atención y ya no logran movilizar a nadie.

Donald Trump: El principal opositor venezolano

¿A nadie? Casi. En Washington DC, la capital de los Estados Unidos, se encuentran los principales representantes y defensores de la oposición radical venezolana.

El presidente norteamericano Donald Trump comisionó a Mike Pence (su vicepresidente) para que hace unas semanas atrás se presentara ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) y exigiera el desconocimiento de las elecciones que dieron la victoria a Nicolás Maduro y la expulsión de Venezuela de la OEA.

Pence y Mike Pompeo (actual secretario de Estado -ministro de Relaciones Exteriores- y exdirector de la CIA, Agencia Central de Inteligencia) se empeñaron en lograr el objetivo planteado e iniciaron las más burdas presiones contra los gobiernos de los países latinoamericanos.

Y sin embargo, Estados Unidos y sus aliados -con el nefasto acompañamiento de Luis Almagro, secretario general de la OEA- se estrellaron contra un muro de dignidad.

La moción condenatoria de Venezuela fue presentada por tan solo siete países y obtuvo el respaldo de 19, cinco menos de los 24 necesarios para adoptar cualquier medida de este tipo.

El ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, en una lapidaria intervención (puede leerla en https://goo.gl/tHLEuR) en la Asamblea General de la OEA, definió a la situación como una tragicomedia:

“La tragedia de una organización que es inútil, insisto inútil para atender los grandes problemas de nuestros pueblos, que ha recuperado lamentablemente su rol, como ministerio de las colonias del imperio estadounidense. ¿Y cuál es la comedia, se preguntarán? La comedia en esta historia es que se pretenda expulsar, suspender a Venezuela cuando Venezuela ya no es parte de esta organización. Todos ustedes saben que Venezuela, en legítimo uso de su soberanía, el 28 de abril de 2017, denunció el Tratado Constitutivo de la OEA, e inició el proceso para su retiro formal. ¿Es o no es una tragicomedia?, aprobar una expulsión, una sanción de una organización de la cual un Estado decidió soberanamente retirarse”.

En sus últimas palabras como canciller en la OEA (léalo en https://goo.gl/8A6g4C), Arreaza concluyó:

“De manera que en nombre del presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, y en nombre del pueblo venezolano, Venezuela rechaza, pero no rotundamente sino absolutamente, las decisiones que se han tomado el día de hoy, por parte de estos 19 países. Y les garantizamos que nosotros vamos con nuestro pueblo a enfrentar nuestras dificultades, y entre los venezolanos vamos a resolver nuestros problemas, sin que su injerencismo y su intervencionismo hagan mella en nuestro país”.


Tomado del blog Caja de Respuestas

Categorías: -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2018
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS