Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube vimeo
Portada » Análisis y Opinión » Venezuela

Por Pablo Siris Seade

Venezuela: Vox populi, vox dei

Venezuela | 26 de mayo de 2018

imprimir

La máxima latina que da título a esta nota es por demás elocuente, "la voz del pueblo es la voz de dios". Y esa voz no puede ser desoída ni desatendida. Funciona como una orden para quienes les toca conducir los destinos del país. Esto es lo que sucedió el pasado domingo en Venezuela: el pueblo habló fuerte y claro y nadie debería cerrar sus oídos a ese mandato.

El pasado domingo 20 de mayo se realizaron en Venezuela las elecciones presidenciales y de integrantes de los Consejos Legislativos Estadales.

A pesar de la terrible guerra económica y bloqueo financiero internacional, así como del boicot de un importante sector de la oposición radical de derecha, las venezolanas y venezolanos acudieron a las urnas a expresar su voluntad de dirimir en paz los conflictos que se suscitan en esta sociedad.

Participaron de la elección presidencial cuatro candidatos: el actual presidente Nicolás Maduro postulado a la reelección por el Frente Amplio de la Patria (integrado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y partidos aliados), el exgobernador del estado Lara Henri Falcón representando a Avanzada Progresista, el Movimiento al Socialismo y el partido socialcristiano Copei, el pastor evangélico Javier Bertucci por el grupo Esperanza Por El Cambio y el militar retirado Reinaldo Quijada por Unidad Política Popular 89.

Asistieron a la cita electoral 9.132.655 ciudadanas y ciudadanos de un padrón electoral de 20.759.809 personas (46,02%).

Este es el primer dato a considerar. A pesar del sufrimiento del pueblo venezolano ante los ataques recibidos desde dentro y fuera del país por quienes quieren desalojar del gobierno al presidente Nicolás Maduro para apropiarse de la renta que produce el petróleo venezolano y garantizar el acceso a este recurso estratégico a Estados Unidos, el pueblo venezolano acudió a sufragar con la esperanza de que en paz y democracia se resuelvan los problemas que le aquejan.

Según la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela aprobada en 1999, el voto es un derecho y no un deber, por lo cual el sufragio es estrictamente voluntario. La abstención estructural en el país ronda un promedio cercano al 30% (28% para ser precisos) en elecciones presidenciales durante la Revolución Bolivariana (33% en 1998, 44% en el 2000, 25% en el 2006, 19% en 2012 y 20% en 2013).

La decisión de un importante sector de la oposición de derecha a no participar de la elección, así como las amenazas y rumores de intervención y aumento de sanciones que rodaron en los días previos, sin duda surtieron efecto en una parte del electorado.

Pero el discurso de la pérdida de legitimidad por una participación no masiva no es de recibo en la elección venezolana ni en ninguna otra. Si no, las elecciones colombianas, estadounidenses, canadienses, chilenas (por mencionar solo algunas) deberían considerarse tanto o más ilegítimas que esta, ya que la participación en esos países es en general igual o menor.

Ni que hablar del respaldo de algunos presidentes cuya legitimidad nadie cuestiona como el estadounidense Donald Trump (27,1% del padrón electoral), el canadiense Justin Trudeau (26,9%), el español Mariano Rajoy (21,6%), el mexicano Enrique Peña Nieto (24,1%), el colombiano Juan Manuel Santos (23,7%) o el panameño Juan Carlos Varela (30,1%).

Maduro logró la reelección para el período 2019-2025 con el 29,88% del padrón, pero esta votación no fue en condiciones de normalidad, sino en la vorágine que hemos intentado describir reiteradamente.

Pero además ganó la justa electoral con una amplísima diferencia en relación con sus contendores.

Mientras Nicolás Maduro obtuvo 6.203.612 votos (67,79% de los votos), Henri Falcón recogió 1.920.597 votos (21,30%), Javier Bertucci fue respaldo por 988.671 sufragios (10,79%) y Reinaldo Quijada 36.246 (0,39%).

Esto significa que Nicolás Maduro duplicó la suma de todos los votos de los candidatos opositores y triplicó los votos del candidato que más se le acercó.

En definitiva, un triunfo incuestionable.

Desde el punto de vista de la transparencia del proceso, los acompañantes internacionales que estuvieron presentes fueron enfáticos al afirmar que estas elecciones contaron con todas las garantías.

Nicanor Moscoso, presidente del Consejo de Expertos Electorales Latinoamericanos (Ceela), afirmó que las elecciones del 20 de mayo "deben ser reconocidas por todo el mundo, porque son el reflejo de la voluntad del pueblo venezolano".

Moscoso ratificó: "El resultado que emanó del CNE son un reflejo perfecto de lo que es la voluntad de los venezolanos que acudieron a las urnas".

Más claro no canta un gallo.

A resolver los problemas

En el acto de proclamación del resultado electoral, el Presidente reelegido señaló: "Un diálogo que inicia mañana con todos los sectores del país. Les pido a los consejos comunales, organizaciones de base, las mujeres, juventud, clases obrera, a todos que traigan sus propuestas, para la solución de los problemas del país".

Maduro también convocó a gobernadores y alcaldes a planificar conjuntamente las iniciativas para hacer frente a la crisis económica que sufre el país y llamó a la Comisión para la Verdad, la Justicia y la Paz de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), a dar un paso hacia un gobierno de reconciliación nacional y reencuentro entre los venezolanos.

"Quiero ir hacia un gobierno de reconciliación nacional. Lo ratifico. Un gobierno de unidad nacional para hacer la Revolución, quiero que sea un gobierno de unidad de la nación para profundizar y retomar el camino revolucionario que es necesario retomar", dijo el mandatario venezolano.

“En ese sentido, solicito sea discutido un conjunto de medidas que pudieran beneficiar a algunos de los detenidos por los sucesos violentos que se registraron entre febrero y julio del año pasado. No asesinos, de eso estamos claros. Pero podemos dar un conjunto de gestos necesarios que avancen hacia un proceso de reconciliación, de perdón, de reencuentro entre los venezolanos”.

"Quisiera tener una reunión pronto con la Comisión para ver la propuesta, que juntos constituyentes y Presidente de la República firmemos las resoluciones que permitan abrir las compuertas a un proceso de reencuentro y reconciliación", agregó.

En el marco de esa nueva convocatoria a distintos sectores de la sociedad a dialogar, incluyendo los sectores opositores, Maduro se reunió en la noche de este miércoles con el excandidato Javier Bertucci.

Al culminar la reunión, Bertucci dijo: "Vine a plantearle al Presidente que necesitamos respuestas urgentes con respecto a los presos políticos y el Presidente se comprometió que mañana va a hacer declaraciones acerca de los presos políticos, y va a hacer liberaciones, según el caso".

"El otro punto que conversamos, lo que fue siempre mi propuesta, de abrir el canal humanitario, me sugirió que estaba dispuesto a que viniera la ayuda de afuera del país para atender a nuestra población en el área de alimentos y de medicinas cosas que vamos a empezar a hacer desde mañana, a tratar de conseguir esta alimentación y medicinas que el pueblo necesita", señaló el excandidato.

El ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez -quien estuvo presente en la reunión- destacó la necesidad de un diálogo profundo, que permita crear un clima de convivencia y paz que contribuya a solucionar los diferentes problemas.

"El país debe acostumbrarse a escenas como esta para un diálogo profundo, un diálogo para que los contrarios o los adversarios puedan construir a través de la palabra, a través de la acción, la búsqueda del bienestar, de la paz y la prosperidad para el futuro de todas y todos", puntualizó.

El panorama pareciera halagüeño. Está presente la convicción de que los problemas deben ser resueltos en el marco del diálogo y la paz contando con todos los sectores.

Y sin embargo...

El gobierno de Donald Trump inmediatamente después del domingo prohibió la negociación de títulos de deuda pública de Venezuela en Estados Unidos, teóricamente para "proteger el dinero de todos los venezolanos".

Esta elección fue también desconocida por los gobiernos de algunos países dirigidos por Estados Unidos, quien habría llegado incluso a amenazar a dirigentes políticos para que no participaran del proceso electoral.

Esto llevó a la expulsión del encargado de negocios de la embajada americana Todd Robinson y de su ministro consejero Brian Naranjo.

Estados Unidos y su combo parecieran seguir decididos a impedir que Venezuela encuentre su camino en paz y democracia.

El pueblo bolivariano, en cambio, está decidido a construir su futuro pese a quien le pese.


Fuente: http://cajaderespuestas.blogspot.com/2018/05/venezuela-vox-populi-vox-dei.html

Categorías:

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube vimeo

Alba TV 2007 - 2018
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con software libre
SPIP | Xhtml | CSS