Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube
Portada » Noticias » Chile

A 103 años de su nacimiento

Violeta Parra: La cantora con el sentido más bello del amor por la vida

Chile | 5 de octubre de 2020

imprimir

Investigadora, recopiladora y apasionada de la música folklórica chilena. Tal vez por eso cantó con sentido y a lxs que más la necesitaban. Creció con la guitarra y en una familia de artistas del pueblo. A los 12 años de edad ya tenía voz y son. A su familia le embargaron la casa. ¡La pobreza, la pobreza... Siempre ahí!.

Violeta decía: “Es el destino maldito y no hay más que darle vueltas”.

Le negaron besar a su padre porque murió de tuberculosis. El papá amaba el campo. Se llamaba Nicanor Parra, era profesor de música. Su madre se llamaba Clarisa Sandoval. Era campesina.

Violeta del Carmen Parra Sandoval deja sus estudios formales para trabajar de cantora con sus hermanos. Los Parra cantaban por todos lados. Entonaban corridos mexicanos, rancheras, boleros y más.

La Violeta era valiente y brava hierba. Se encontraba fea. Encontró su vida para la causa militante de creación artística y para la causa de los más pobres. El arte halló a Violeta. Claro que era linda. Era impulsiva, joven, brava y alocada. Ella siempre escapaba de las jaulas.

“Volver a los diecisiete

Después de vivir un siglo

Es como descifrar signos

Sin ser sabio competente

Volver a ser de repente

Tan frágil como un segundo

Volver a sentir profundo

Como un niño frente a Dios

Eso es lo que siento yo

En este instante fecundo”

Aunque Violeta nació sanita, más que sus hermanos, la atacaron varias enfermedades. Cuentan que nunca la vieron llorar. Era enamoradiza. Tuvo cuatro hijos. Decían que amar a Violeta era como perseguir a un huracán. Necesitaba libertad. La amaba, así como amaba la creación artística.

“Aquí está la misma luna, ay, ay, ay

Y en el patio el blanco lirio, ay, ay, ay

Los dos nombres en el muro, ay, ay, ay

Y tu rastro en el camino, ay, ay, ay

Pero tú, palomo ingrato, ay, ay, ay

Ya no arrullas en mi nido, ay, ay, ay

¡Ay, ay, ay! ¡Ay! ¡Ay!”

Recorrió pueblos para rescatar el folklore chileno. Buscó las canciones de antes. Decía: “Busco a alguien que no conozco pero que debe entregarme algo importante”. Caminaba por los pueblos, se adentraba y conoció las bellezas más sagradas del folklore chileno. Tenía claro su identidad y la defendía. Violeta difundía con muchas ganas los cantos de las mujeres y los hombres del pueblo. Heredó el programa de radio de Margot Loyola. Qué mejor que la radio para crear esa conexión y esa identidad musical y tradicional con su gente. Fue también la cantora de todas las injusticias humanas, desde las penas de amor hasta las desdichas y desigualdades de los pueblos más pobres.

“Un día llega de lejos

Huescufe conquistador,

Buscando montañas de oro,

Que el indio nunca buscó,

Al indio le basta el oro

Que le relumbra del sol.

Levántate, curimón”

Ella se prometió fiel a sí misma, nunca más quedó callada. Fue la mejor folklorista del año. También viajó por las aguas del mundo. Estuvo en Europa. Cantó en Paris, ahí grabó su primer disco de larga duración. Estuvo en Londres y grabó en la BBC. Estuvo dos años conquistando a Europa. También conoció Buenos Aires, Alemania, Italia y Ginebra. Salió de Chile para amarlo aún más a su regreso.

Fundó el Museo Nacional de Arte Folklórico en su país amado. Fue pintora y arprillera. Hizo oleo y esculturas de alambres. También fue una gran poeta. No sólo por sus canciones también por sus décimas, cartas y poemas. Era una artista integral, no sólo porque creaba bellezas con sus manos, voz y guitarra sino también porque creaba desde un alma desbordada de amor por el pueblo, el país, el arte y los ideales de justicia y libertad más genuinos. Aprendió a tocar nuevos instrumentos. Fue la primera hispanoamericana en exhibir su arte en un Museo de Suiza.

“Creo que las canciones más lindas, las más maduras (perdónenme que les diga canciones lindas habiéndolas hecho yo, pero qué quieren ustedes, soy huasa y digo las cosas sencillamente, como las siento) las canciones más enteras que he compuesto son: Gracias a la vida, Volver a los diecisiete, y Run run se fue pal norte”.

Violeta decidió su vida, su destino y su muerte. Una mujer valiente, cantora, compositora, digna, creadora, enamorada, justiciera, brava, linda, auténtica, poeta, madre y militante de la vida.

“Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado la risa y me ha dado el llanto

Así yo distingo dicha de quebranto

Los dos materiales que forman mi canto

Y el canto de ustedes que es mi mismo canto

Y el canto de todos que es mi propio canto

Gracias a la vida que me ha dado tanto”.

Hasta el final que ella decidió, incidió activamente en la identidad nacional. Construyó una carpa para que fuera la universidad del folklore. La carpa fue hecha de madera, con un cono de circo, instrumentos y escenarios para cantar, un fogón y mesas en círculo. Era la casa de Violeta. Ella se sentía viva en ese lugar. Fue una tarea ardua, aunque el dinero no alcanzaba, Violeta seguía soñando y creando hasta que se fue volando a los cielos de horizontes despejados.

Atahualpa Yupanqui, el músico argentino más importante del folklore de su país, escribió así de Violeta:

"Ya no le cabían en la cabeza

los pájaros azules

así fue que un mediodía de extraña luminosidad

les abrió un trágico orificio

de escapada

y los pájaros azules se fueron

pero le llevaron la vida"

La subversiva del canto y arte popular chileno nació el 4 de octubre de 1917 y decidió irse el 5 de febrero de 1967.

¡A 103 años de su vuelo!


María Mercedes Cobo/Alba TV

Categorías: -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube

Alba TV 2007 - 2020
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con
software libre: SPIP