Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube
Portada » Noticias » Venezuela

Parroquia El Recreo, Caracas

Conuco Argelia Laya: juntadera de apuesta transformadora comunitaria en el centro de Caracas

Venezuela | 27 de enero de 2021

imprimir

En momentos de encierro, todavía hay fisuras frente a la crisis económica y social que impuso el COVID-19. Estas fisuras se muestran con el encuentro genuino que promueve el trabajo colectivo, resistiéndose a un modelo de vida distante y deshumanizante.

De esa “juntadera”, y la necesidad de encontrarnos con lxs amigxs, compañerxs de lucha, vecinxs y conocidxs, se conformó un conuco en Plaza Venezuela, específicamente en la av. La Salle de Caracas, que lleva por nombre “Argelia Laya”, en homenaje a esta insigne sujeta política que defendió los derechos de las mujeres en la Venezuela del siglo XX.

El Conuco Urbano “Argelia Laya” es una iniciativa de vecinas pertenecientes a la parroquia El Recreo, quienes decidieron juntarse para intervenir un espacio público.
“En principio nos juntamos como vecinas que sentíamos la necesidad de estar juntas y compartir un interés común, en este caso nuestro interés común fue nuestra necesidad de sembrar, de experimentar con la siembra de nuestros alimentos y tener un impacto en el territorio”, mencionó Alejandra Laprea, quien vive a una cuadra del conuco y pertenece a la Colectiva Las Yerbateras.

“Entre los consensos que hicimos, decidimos hacer un conuco medicinal para colaborar con nuestras vecinas y vecinos en el combate contra el Covid y otras afecciones. Es decir, sembrar las medicinales que estaban señaladas como efectivas para este virus. Después, reflexionamos lo que significaba la apropiación del espacio público y para qué queríamos estar en un espacio público”, comentó Laprea.

Más allá que rubros, se ha sembrado gente

Para Alejandra, “gente con intereses comunes” es lo primero que este conuco ha cosechado. “Pensarnos qué producir, para qué producir y cómo distribuir lo que se produce. Plantearnos otra forma de economía que nos permita experimentar, una economía feminista que reivindica otra manera de relacionarnos entre nosotres y con la naturaleza. Como muchos y muchas somos hijas, hijos e hijes de ciudades, a veces no tenemos idea de las funciones de la siembra y la tierra. Entonces, “Argelia Laya” es un espacio de experimentación e intercambio de conocimientos”, expresó Laprea.

Belén Navarro, integrante del Conuco Argelia Laya, coincide con Laprea. Este proyecto nace haciendo énfasis en que “las ciudades deben ser sustentables y que debíamos producir nuestros alimentos. Había un concepto que rondaba por ahí de “ciudades comestibles” que subraya Alejandra, que trae la idea de que cuando se dan estas experiencias la gente tiende a cuidar los espacios y mejora sus relaciones humanas, mejora la socialización entre nosotres”, acotó Navarro, quien también es vecina de la parroquia El Recreo.

A partir del aprendizaje colectivo, lxs integrantes del Conuco Urbano Argelia Laya han sembrado más de 15 plantas medicinales. Entre ellas están malojillo, orégano orejón, toronjil, acetamonifén o boldo, menta, lavanda, anís y otras. Además, han plantado semillas de yuca, chayuta, tomate, acelga, pepino, lechuga, pimentón, ají y girasol. La mayoría de las plantas medicinales se cosechan, incluso hay algunas silvestres que han sido identificadas y cuidadas.

“Hemos cosechado maíz, acelga, pepino y lechuga. Por otro lado, hemos participado en otros espacios de articulación con productoras y productores, como la Feria Conuquera. Hemos llevado ataditos de plantas medicinales para intercambiar y dar a conocer el conuco en el que contamos con especies variadas”, señaló Belén Navarro.

De “abandonado” a espacio recuperado

Ambas, Belén y Alejandra, comentaron que hace 8 meses la zona en la que está el Conuco Argelia Laya era desolada y poco transitada por personas de la comunidad.

“A pocos metros de Plaza Venezuela, era una zona muy insegura. Tenía los pastos muy altos por lo que se prestaba para que cualquier persona pudiera esconderse y atacar a la gente que pasara por la acera. Es una zona conocida por casos de prostitución, inclusive de menores. También se mal usaba como botadero de basura y escombro”, relató Belén Navarro.

En este sentido, un grupo de aproximadamente diez personas, incluidas Belén y Alejandra, así como otrxs compañerxs pertenecientes a diversas parroquias de Caracas, se juntaron para hacer de ese espacio, en desuso y abandono, en un lugar común. “Donde la gente se sintiera llamada e invitada a reunirse, a verse, a construir, a poder ir a pasear el perro y sacar un poco de malojillo, a poder hacer comunidad”, dijo Alejandra Laprea.

Desde mayo de 2020, comenzó la juntadera para la reflexión sobre el modelo económico urbano, la limpieza profunda y siembra de los 50 mts2 que representan el Conuco Urbano Argelia Laya.

“Con las actividades, al paso de las jornadas, despejando el monte, dejándolo más visible, muchos vecinos han estado agradecidos, ya que nadie quería pasar por ahí porque se sentían inseguros. Algunos se han incorporado a las actividades, a pesar de que la mayoría de la gente que vive por ahí es adulta mayor. Sin embargo, siempre hay quien nos trae agua, café y alguna planta para el conuco. Ha habido buena receptividad por parte de la comunidad aledaña”, agregó Navarro.

Muchas veces, los conucos urbanos son más que la producción de rubros alimenticios y medicinales. Sus dinámicas sociales contribuyen a la transformación de los espacios comunitarios. De hecho, en el Conuco Argelia Laya, las mujeres tienen una participación importante. “La Colectiva las Yerbateras que es una colectiva feminista, forma parte del conuco, y fue desarrollando su funcionamiento a la par del trabajo en el espacio, con vecines de la comunidad y de otras lugares”.

Las Yerbateras organizan las jornadas semanales, sobre todo en días de flexibilización. Organizan la logística, garantizan los materiales y las tareas del día. “Establecimos una metodología de las jornadas. Antes de iniciarlas, hacemos místicas de estiramientos para que nos conectemos con el espacio y podamos trabajar sin que las problemáticas del día a día interfieran, y esto sea un método terapeútico en medio de la pandemia. Luego, distribuimos las tareas y al cierre hacemos un balance y planificación colectiva para los próximos encuentros”, describió Navarro.

Para este año 2021, lxs promotores de esta experiencia de siembra urbana tienen el desafío principal de sobrevivir al tiempo a medida que construyan formas alternativas de producción. “Tenemos retos materiales como, por ejemplo, ocupar todo el espacio con jardines comestibles. Por otro lado, la meta de mantener la recuperación del lugar de forma constante, y llevar a cabo proyectos en el sector que lamentablemente presenta un fuerte problema con los desechos sólidos”, enumeró Alejandra Laprea.

Así, quienes son parte del Conuco Urbano “Argelia Laya” se plantean un plan de siembra este año, el cual incluya más plantas medicinales, como la Flor de Jamaica, y aumentar la producción del maíz. También, se proponen realizar próximos talleres, jornadas o actividades que convoquen a la participación comunitaria de más vecinxs e interesadxs en esta puesta común para cosechar, pensar y habitar la ciudad.


Laura Cano / Alba TV

Categorías: - -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube

Alba TV 2007 - 2021
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con
software libre: SPIP