Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube
Portada » Noticias » Venezuela

Transmitido por AlbaTV

Curso online Venezuela en las Luchas presentó el capítulo sobre Guerra Híbrida

Venezuela | 3 de marzo de 2021

imprimir

Durante la doceava sesión del Seminario Internacional Venezuela en las luchas: pasado colonial, legado revolucionario y regeneración comunitaria se conversó sobre los mecanismos de guerra hibrida contra Venezuela, las sanciones y los efectos en la población.

Asimismo, se contó con la participación de Alba Movimientos, la Universidad Global de la Sostenibilidad, Alba TV y lxs ponentes Lucrecia Hernández (SURES) y Oliver Rivas (Colectivo la Otra Escuela).

Lucrecia Hernández, directora de la organización de derechos humanos SURES, profesora y abogada, comenzó su intervención al explicar que SURES es una organización encargada en la promoción, defensa y vigilancia de los derechos humanos en Venezuela.

“Tratamos de acercar informaciones sobre las distintas temáticas relacionadas a los derechos humanos y nos encargamos en sistematizar el impacto de las medidas unilaterales sobre el pueblo venezolano. Y a partir del impacto hemos venido profundizando el tema de la movilidad humana y los procesos de migración de los venezolanos en la región”, dijo Hernández.

Hernández abordó su ponencia a partir de los mitos que giran en torno a las medidas coercitivas unilaterales y, por ende, la desmitificación éstos. “Nosotros, como organización, no hablamos de sanciones sino de medidas coercitivas unilaterales, porque cuando hablamos de sanciones, desde el punto de vista jurídico, quiere decir que hay un hecho reprochable contra un Estado, persona, que justifica algún tipo de castigo, sanción penal o administrativa”, expuso la profesora.

Sobre el caso de Venezuela, acotó que no existe un incumplimiento por parte del Estado que amerite la aplicación de una norma. “Entonces, son actos unilaterales de gobiernos que han adversados el régimen político y social en Venezuela, que ha sido elegido democráticamente por el pueblo de Venezuela. El Estado no ha incumplido con sus obligaciones, ha invertido en sus políticas públicas de salud y educación, en los últimos años, por ejemplo, para que se justifique la aplicación de este tipo de medidas”.

En este sentido, explicó que para entender las medidas coercitivas unilaterales es necesario tener en cuenta qué son y qué finalidad persiguen. “Son acciones empleadas contra un Estado como una herramienta de presión ya sea policial, militar, económica, territorial y militar. Su finalidad es cambiar la forma de gobierno de un Estado, con intención de cambiar su política o cambiar su configuración de soberanía”, detallo Lucrecia Hernández.

Esta definición está presentada por la relatoría especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que estudia el impacto de las medidas coercitivas sobre las realidades de los pueblos. “Son un instrumento que implica las desigualdades entre los Estados soberanos y afectan directamente a las poblaciones”, resaltó Hernández.

“El objetivo en el caso de Venezuela tiene que ver con lograr tomar el control de los recursos económicos y riquezas naturales que tienen los pueblos donde se aplican. Intentan debilitar toda la política social y socioeconómica con la que cuenta un Estado, afectando el disfrute de la realidad de vida de su pueblo”, describió.

Al respecto, mencionó que son ilegales, puesto que actualmente la única instancia que puede aplicar estas medidas es el Consejo de Seguridad de la ONU. “No hay medida de este Consejo contra Venezuela. Por lo tanto, estas medidas violan el Derecho Internacional Público y el Derecho Internacional entorno a los derechos humanos. También, tienen un detonante extraterritorial porque se aplica a personas que están fuera del Estado venezolano. Estados Unidos aplica estas medidas contra personas, empresas, que están fuera de Estados Unidos pero que mantienen una relación con Venezuela”, detalló Hernández.

Algunos tipos de medidas coercitivas internacionales

De acuerdo a la definición de la ONU, las medidas coercitivas unilaterales incorporan diferentes tipos y formas de aplicación.

Así, la abogada Lucrecia Hernández indicó que las medidas coercitivas financieras se refieren a la obstaculización de las cuentas y movilización de recursos del Estado en la Banca Internacional, o las transacciones para la adquisición de insumos alimenticios u hospitalarios, según el caso. “Existe una acción deliberada por parte de quien las emite para limitar estas transacciones en el sistema internacional”, aseguró.

Venezuela ha sido victima de variadas medidas coercitivas, entre ellas están las comerciales, las cuales se producen cuando se perturban las transacciones comerciales con proveedores, gobiernos, empresas publicas y privadas. “Estas acciones de saboteo comercial buscan que el Estado venezolano se vea perjudicado en la garantía de los derechos de su pueblo”, enfatizó Hernández.

También están las medidas coercitivas unilaterales diplomáticas para el rompimiento de las relaciones con algunos Estados. “Obligan a que las representaciones diplomáticas se retiren de países donde han sido acreditadas. Es la vulneración de la representación del Estado en otros países. Nos referimos a las carencias de sedes de Venezuela en países de destino, lo cual genera complicaciones para connacionales que viven en esos territorios”, comentó Hernández, directora de SURES.

Por otro lado, están los embargos de carácter militar. “Como los que la Unión Europea que ha aplicado que tienen que ver con la prohibición de venta y compra de armas de los Estados. En el caso de Venezuela hay una desprotección en cuanto a la seguridad territorial, militar, policial, del país. Venezuela compraba esto a países que hoy están obstaculizando dicho acceso. Las sanciones militares también las tenemos con la prohibición de vuelos en los espacios aéreos en los Estados que emiten la medida”.

Además, se presentan “las medidas que afectan a la la movilidad humana y políticas migratorias en algunos países, donde se prohíbe el ingreso de venezolanos a esas regiones o se aplica una visa para su ingreso, obstaculizando el derecho a la movilidad humana y libre tránsito de las personas entre las fronteras”, refirió la abogada y defensora de derechos humanos.

“99 medidas coercitivas se han aplicado contra Venezuela”

Lucrecia Hernández hizo un llamado a desmitificar las medidas contra Venezuela que se han realizado hacia altos funcionarios y funcionarias del Estado. “Bajo esa idea de medidas contra individuales, pretenden justificar que no afectan para nada en el disfrute de los derechos humanos pero eso no es verdad. Y desde este modo, aplican medidas contra juezas y jueces, contra representantes del poder electoral y de otros poderes”, señaló.

Para la organización SURES, la ejecución de las medidas coercitivas unilaterales presenta dos mecanismos. Uno es de carácter formal, el cual se refiere a leyes, decretos y reglamentos, es decir, un acto jurídico contra un poder del Estado; y el segundo da cuenta de las medidas no formales o informales que son las acciones de hecho realizadas por actores gubernamentales o no gubernamentales.

“Un ejemplo de medidas informales son los informes negativos que muestran calificaciones contra Venezuela. Así como las calificadoras de riesgo que colocan a este país como una nación de alto riesgo, pese a que el Estado venezolano ha sido diligente en el pago de su deuda. Con estas medidas, se ve afectada la solicitud de créditos por parte del Estado”.

Durante su intervención online, recordó que el inicio de las medidas y, por lo tanto, del bloqueo económico, político y financiero contra Venezuela empezó en el 2014, fecha en la que el Congreso de los EEUU dicta la ley 113.278. “Con esta ley el Congreso estadounidense impide a toda la sociedad estadounidense mantener relaciones con Venezuela y si lo hacen serán objeto de medidas coercitivas por parte del Gobierno de EEUU. Esto apuntó, desde el principio hasta la actualidad, a obstaculizar las relaciones internacionales de PDVSA con EEUU y las operaciones del Banco Central de Venezuela al que entran las divisas producto de la renta petrolera”, puntualizó Hernández.

SURES ha reportado que a partir de ese año hasta enero de 2021 se han aplicado 99 medidas coercitivas unilaterales contra el país suramericano. “Medidas por parte de varios países. En este sentido, el 76% proviene de los EEUU, después le siguen la Unión Europea, Canadá, Suiza, Panamá y los que los gobiernos que integran el Grupo de Lima. Suiza y Reino Unido replican las sanciones que impone la Unión Europea”, precisó Lucrecia Hernández.

Las medidas coercitivas unilaterales afectan los derechos de la población venezolana

Al pueblo venezolano le es vulnerado el derecho de la salud cuando se obstaculiza, de manera constante, el pago de la materia de medicamentos y medicinas, así lo confirmó Hernández en su ponencia. “Por ejemplo, en 2017, el Citibank, uno de los bancos intermediarios, se negó a recibir una transferencia de fondos de los pagos para la importación de 300 mil dosis de insulinas para pacientes con diabetes. Después, dicho banco cerró la cuenta del Estado venezolano”.

De hecho, la directora de SURES denunció el caso del Novo Banco, el cual retuvo los derechos para lxs pacientes que se harían trasplante de medula ósea a través de convenio con una fundación italiana. “Este convenio se tenía con CITGO. Sin embargo, el Novo Banco se quedó con la última transferencia de recursos para las operaciones. Actualmente el programa de salud está paralizado en Italia y en Venezuela”.

En el 2019 el Gobierno de España bloqueó la entrega de 200 mil unidades de medicamentos para enfermedades crónicas en Venezuela.

Inclusive, la guerra económica se ha centrado en atacar el programa bandera del Estado Venezuela, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). “Desde el inicio de este programa de alimentación, para paliar la situación económica de las y los venezolanos, distintos gobiernos han limitado el envió de alimentos y han sancionado a las empresas que transportaban o importaban los productos. En 2019, se aplicaron sanciones a buques y empresas marítimas que transportaban productos alimenticios que serían parte del programa. Sólo para agregar, los doscientos mil millones de dólares en oro retenidos en el Banco de Inglaterra equivalen, en el marco del CLAP, seis meses de este programa, a más de 6 millones de hogares”, sentenció Hernández.

Campaña y estrategia contra un país

Por su parte, el ponente Oliver Rivas, militante del Colectivo La Otra Escuela, perteneciente a la Plataforma Contra el Bloqueo y actualmente diputado suplente a la Asamblea Nacional, hizo énfasis en que las medidas coercitivas contra el pueblo venezolano son una artillería de herramientas que se desarrollan de forma sistémica y organizada.

“Hemos aprendido en estos últimos años que en el caso de otros pueblos que, más allá de los proyectos que levantan, terminan siendo inconvenientes para los intereses políticos de un bloque de poder hegemónico que insiste en defender lo que ha conquistado en la opinión pública, territorialmente, económicamente, etc. En Venezuela es importante que construyamos una visión de totalidad de lo que sucede, porque entendemos al bloqueo como un componente de otra gran estrategia que le han llamado Guerra híbrida”, reflexionó Rivas.

Destacó que el pueblo venezolano hoy cumple una labor de actor en respuesta a esta guerra multiforme, a pesar de que es objeto de un plan bastante calculado. “Nosotros planteamos que las medidas coercitivas, desde le punto de vista jurídico, es uno de los componentes pero para que esto resulte se han generado una amplia cantidad de condiciones. Decimos que este ciclo inicia a partir del 2013 con el fallecimiento del comandante Chávez, con un contexto de incertidumbre y con un actor inmediato de la derecha que había sido candidato dos veces. Esas elecciones posteriores las gana Nicolás Maduro por la diferencia de 300 mil votos”, relató Oliver Rivas.

Para ese momento, en la opinión pública, dominada por los medios de comunicación de derecha, Rivas opinó que se legitimó una reacción violenta en la calle, en la que asesinaron a 14 militantes del chavismo, quienes eran activistas y trabajadores comunitarios.

En ese año, Olivar Rivas expuso que se generó una ofensiva a desconocer los resultados electorales, así como la aplicación de métodos de guerra irregular. “Luego, en el 2014 la derecha internacional tuvo varias acciones que no solo incluye la orden ejecutiva del decreto de Obama, sino que se promovieron protestas violentas promovidas por Leopoldo López. Estas protestas, denominadas como pacíficas, dejaron un saldo de 40 personas muertas. Hicieron uso de métodos agresivos, alambres y cuerdas para agredir y asesinar chavistas que iban como motorizados en las calles del país”, argumentó Rivas.

A su vez, el militante Oliver Rivas, integrante de la Plataforma contra el Bloqueo, explicó que durante el 2014 se llevó a cabo una compaña “Pray for Venezuela”, en la que artistas y personajes públicos se aliaron para dar la imagen de Venezuela como un Estado de guerra.

Para saber más sobre ambas ponencias del "Curso de Venezuela en las Luchas: Guerra Híbrida, su impacto en la población", visita nuestro canal en youtube: Redalbatv.


Laura Cano/Alba TV

Categorías: -

Logo Alba TV

Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Email: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube

Alba TV 2007 - 2021
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con
software libre: SPIP