Alba TV

comunicacion de los pueblos

RSS youtube
Portada » Análisis y Opinión » Costa Rica

Comuna Socialista

¡El pueblo (sin memoria) que decidió cambiar!

Costa Rica | 18 de junio de 2021

imprimir

Mañana de un lunes cualquiera, Costa Rica. El país se despierta con la noticia de que un operativo policial de grandes magnitudes se lleva a cabo para desmantelar una trama de corrupción empresarial que salpica a varias instituciones del Estado costarricense. Se habla de un daño a las finanzas del país por el orden de los 78 mil millones de colones (más de 130 millones de dólares), en plena pandemia y con una crisis fiscal asfixiante que insistentemente se quiere hacer pagar a los sectores medios y bajos de la sociedad. El golpe mediático tiene un efecto demoledor en el imaginario popular costarricense. La noticia es como un hilo de agua fría que baja por las espaldas de una población agobiada por la crisis económico-social, derivada de la gestión gubernamental-empresarial de la pandemia, y asqueada de ver festines allá arriba, de los que no logra saborear ni siquiera las sobras. La indignación se cocina a fuego lento detrás de millones de pantallas.

"Con Costa Rica no se juega"

El Partido Acción Ciudadana (PAC) llegó al poder montado en el caballo blanco de la lucha contra la corrupción y el rescate de la ética en la función pública. Su fundador, Ottón Solís Fallas, había prometido una alternativa decente, una opción de derechas pero honesta, al corrompido bipartidismo neoliberal (PLN "“ PUSC) que gobernó durante décadas al país.

El profesor universitario Luis Guillermo Solís fue el primer candidato del PAC en ser elegido presidente de la república, en el año 2014. Solís provenía del Partido Liberación Nacional, al igual que Ottón. Cuando "Luis Gui" de bajó del caballo blanco del PAC y lo amarró a la tranquera el caballo ya no era blanco. La trama de tráfico de influencias y corrupción, conocida popularmente como "el cementazo" , salpicó a un banco estatal, a líderes de diferentes partidos políticos, a miembros la Corte Suprema de Justicia y al mismo presidente de la República. Y no fue el único despropósito de su gobierno.

El joven periodista Carlos Alvarado sucedió en la presidencia del país a Luis Guillermo Solís, en el año 2018. Ganó las elecciones más por el rechazo que produjo en los votantes la candidatura del pastor pentecostal Fabricio Alvarado que por mérito propio. A los ojos del electorado resultó ser "el menos malo" de aquella tortuosa segunda ronda electoral. Y aún antes de concluir su polémico mandato, ha dejado al caballo anticorrupción del PAC herido de muerte, revolcándose en el barro. Tras las revelaciones de la "operación cochinilla" Ottón Solís guarda silencio, mientras devenga un sueldo millonario en el Banco Centroamericano de Integración Económica.

"Una comisión legislativa que estudia el narcotráfico en Costa Rica ha recomendado que el ex presidente Daniel Oduber (quien gobernó el país entre 1974 y 1978) renuncie a todos los cargos políticos que ostenta y "no vuelva a ser nombrado para ninguno" por su presunta vinculación con traficantes de droga internacionales. La propuesta se basa en las supuestas relaciones de Oduber con el cubano-norteamericano Jarnes Lionel Casey, de quien el informe de la comisión dice que "poseía en Costa Rica una infraestructura apta" para narcotráfico."

21 DE JULIO DE 1989, EL PAà S DE ESPAÑA

El largo etcétera: la corrupción del PLN y del PUSC, del ML y del PRN. Y la memoria corta

Sería injusto decir que la corrupción en Costa Rica es un monopolio del PAC. Se trata más bien de un fenómeno estructural de larga data, tan antiguo como la desmemoria del pueblo costarricense. Y además, de una forma o de otra, nos involucra. Del proyecto de país que la oligarquía costarricense ha venido construyendo se destila una cultura de egoísmo, que es perfectamente funcional y coherente al modelo de sociedad que habitamos. Y ese caldo cultural en el que nadamos, que huele a fétido por donde quiera que se revuelva, se empezó a cocinar desde hace muchos años:

El cuestionado vínculo entre el empresario, narcotraficante y fugitivo de la justicia, Robert Vesco y los gobiernos del PLN (1970-1978)

Las acusaciones de financiamiento, con dineros del narcotráfico, de la campaña de Luis Alberto Monge (1982 "“ 1986)

El caso Caro Quintero y los cuestionamientos al expresidente Daniel Oduber (1985)

El caso MILLICOM durante el primer gobierno de Oscar Arias (1986-1990)

El cierre del Banco Anglo por los malos manejos en los gobiernos del PUSC y del PLN (1990-1994)

El caso del exdiputado liberacionista Leonel Villalobos (1997)

La cuestionada reunión entre Miguel Angel Rodríguez, Rafael Angel Calderon Fournier, Rolando Laclé y el narcotraficante mexicano Carlos Hank (1997)

El escándalo de sobornos ICE "“ ALCATEL (1998-2002)

El escándalo de pagos indebidos CAJA "“ FISHEL (2004)

El caso Crucitas durante el segundo gobierno de Oscar Arias (2006-2010)

El escándalo de "La Trocha" (2010-2014)

La narco avioneta y Laura Chinchilla (2013)

Las denuncias de corrupción e impunidad en el ICE (2013)

Las visitas y vínculos de narcotraficantes con varios diputados de la Asamblea Legislativa (2015-2021)

El involucramiento de empresarios costarricenses en la trama de los papeles de panamá (2016)

El allanamiento a las oficinas del entonces diputado Otto Guevara (2017)

El escándalo del "cementazo" (2017)

El escándalo de INFOCOOP (2017)

El caso del Coronel Pizarro (2017)

El caso YANBER (2018)

El financiamiento de la campaña política de Fabricio Alvarado con dineros de origen incierto o al margen de los controles del TSE (2018)

El caso del diputado Viales y su familia (2021)

Y estos son apenas algunos de los bochornosos espectáculos de los que ha sido testigo el pueblo costarricense. La inmensa mayoría de sus protagonistas siguen impunes y enriqueciéndose, en puestos clave del aparato estatal o aspirando a puestos de elección popular. Sin lugar a dudas nuestro país necesita que le metan una auditoría generalizada, ¿pero quién? ¿los mismos de siempre?

"Jurídica e institucionalmente el Banco Anglo pasa a ser un capítulo de la historia bancaria de Costa Rica. Financieramente nos lega una pesada herencia de deudas, muchas de ellas irrecuperables, repartida entre varios sucesores. Moralmente nos deja abatidos por la magnitud de los actos ilícitos cometidos y por la participación de tantas personas, durante tanto tiempo, por acción o por omisión, en una cadena de transgresiones de toda índole sin que nadie hablara a tiempo, ni se hubieran activado los mecanismos de alerta y todo se consumara en medio del sigilo y de la complicidad."

28 DE DICIEMBRE DE 1996, LA NACIÓN.

La Asociación Nacional de Técnicos y Trabajadores de la Energía y las Comunicaciones (Anttec) denunció en estos días que desde hace tiempo vienen señalando corruptelas similares a las descubiertas en la "operación cochinilla" sin que nadie investigue nada. No sería para nada exagerado sospechar que muchas otras tramas se esconden detrás de numerosas municipalidades, en las juntas directivas y presidencias ejecutivas de las instituciones del Estado, en la Aresep, en el Setena, en el Minae, en la SUGEF, en la banca pública y privada, en las estructuras político partidarias. ¿Cuántos sinvergüenzas estarán haciendo fiesta con el erario público?

¿Y qué de los entramados de empresas privadas que lavan dólares del narcotráfico, pagan sobornos y compran compadrazgos? ¿Y los empresarios que se escudan en el secreto bancario y las sociedades anónimas para ocultar negocios malsanos? Eso sin contar a los que eluden y evaden el pago de impuestos, reportan cero ganancias y pagan millones de colones en campañas publicitarias para que no les cobren más impuestos.

¿Cuántas otras "operaciones cochinilla" serían necesarias hoy para limpiar al Estado costarricense de tanta podredumbre? ¿Cuántas "operaciones cochinilla" debieron hacerse y no se hicieron, deberían hacerse y no se hacen?

¿Quién mueve los hilos de la "operación cochinilla" y por qué ahora?

Según el más reciente el estudio de opinión realizado en la última semana de abril de 2021 por el CIEP-UCR, el 87% de los costarricenses no siente simpatía por ningún partido político. La "operación cochinilla" parece haberle dado el tiro de gracia a las aspiraciones del PAC de cara a las elecciones de 2022, pero"¦ ¿qué otros escenarios se abren? ¿quién busca capitalizar políticamente el impacto de este nuevo escándalo? Los carroñeros han empezado a picotear, a ver qué agarran. Fabricio Alvarado, en representación de la derecha pentecostal; Juan Diego Castro, con un mensaje ambiguo, antisistema y de mano dura. Figueres Olsen, Otto Guevara, los sectores de la derecha que tienen rabo de paja.

Son pocos los actores políticos costarricenses que pueden ufanarse de no haber sido salpicados por los innumerables escándalos de corrupción. No existe al día de hoy un solo juicio ni un solo caso en el que estén involucrados los sindicatos o los sectores de la izquierda. Ahí tenemos un reservorio vital para los escenarios que se abrirán en el futuro. Pero eso conlleva una enorme responsabilidad. La derecha es desvergonzada y vuelve, a pesar de los escándalos. Quizá el caso del exdiputado libertario Otto Guevara es el ejemplo más patético de esa desfachatez.

Pero la izquierda"¦ Si la izquierda se viera involucrada en un escándalo de corrupción se sepultaría a sí misma, indefinidamente. Hoy más que nunca antes es importante proteger ese valioso activo.


Comuna Socialista / Alba TV

Categorías: - - -

Ultimas Análisis y Opinión

Más Análisis y Opinión »

Logo Alba TV

Yo apoyo a ALBA TV
Alba TV es un proyecto para la integración desde los pueblos, desde los movimientos sociales, desde las comunidades que junto a las televisoras comunitarias del continente articulamos las luchas populares contra el imperialismo, por la construcción y fortalecimiento de la identidad del sur, y para impulsar las transformaciones políticas, económicas y culturales hacia el socialismo.

Yo apoyo a ALBA TV:

Correo: albadelospueblos@gmail.com

Caracas - Venezuela

RSS youtube

Alba TV 2007 - 2021
Permitida la reproducción citando la fuente.

Desarrollado con
software libre: SPIP

Artículos más populares